domingo, 7 de octubre de 2007

El cliché que yo ya vi/I


El ineludible Roger Ebert escribió, en su pequeño pero invaluable librito colectivo "Ebert's Little Movie Glossary" el más divertido e iluminador compendio de clichés fílmicos, estereotipos, escenas obligadas, fórmulas gastadas, convenciones facilonas y sobados arquetipos. Escribí el adjetivo "colectivo" porque el susodicho manual fue, más que escrito, recopilado por Ebert. En sus poco más de cien páginas, el crítico de cine del Chicago Sun Times recoge centenares de clichés descubiertos y señalados por lectores de toda la unión americana.
Ya es hora de hacer un ejercicio similar en cuanto a los clichés del cine mexicano, de la Época de Oro, pero también del contemporáneo (¿alguien se apunta?). Por lo pronto, va el primer cliché recopilado por Ebert, libremente traducido por este ocioso:



Posición Inferior de la Actriz. En escenas sexuales, que son generalmente dirigidas por hombres, el punto de vista al momento del climax es casi siempre el del hombre, de tal forma que vemos a la actriz perder el control (pujar, suspirar, gritar, etcétera), pero nunca al hombre -faltaba más.
Cliché "descubierto" por Gene Siskel (nada menos).

4 comentarios:

Joel Meza dijo...

Orale, yo l'entro, Ernesto. Sin duda éste ya ha de estar identificado en el glosario de Ebert o en algún otro, pero por éso son clichés, ¿no?
Cuando el macho dice No, es Sí: en cualquier melodrama o comedia donde el hombre dominante se niega rotunda y repetidamente a hacer algo, la siguiente escena inmediata lo muestra haciendo, generalmente contra su voluntad, exactamente lo que dijo que no haría.
Ejemplos: desde Arturo de Córdova o Enrique Rambal, hasta, por supuesto, Pedro Infante, pasando por Capulina.

Diezmartinez dijo...

Órale. Queda anotado el cliché "En unca comedia mexicana, cuando el macho dice no, es sí".
Luego, este cliché se transformaría en el gag aquel de Los Polivoces, cuando Manzano, como Don Teofilito, dice que no, no no... Y, luego, corte directo a a Don Teofilito haciendo lo que había dicho que no haría.

Paxton Hernandez dijo...

Cabe decir que este cliché fue roto en el cine mexicano por Iván Ávila Dueñas en la repudiada (por ti, Ernesto) Adán y Eva todavía en una escena con Diana Lein y Raúl Adalid.

Saludos de Domingo,

Diezmartinez dijo...

Touché, Paxton. Pero es cierto: Adán y Eva (todavía) me podrá haber parecido tediosa, pero nunca convencional.