jueves, 11 de octubre de 2007

El cliché que yo ya vi.../III


Las leyes del Reino Animal.

1) En cualquier escena ambientada en alguna jungla -que puede estar en cualquier parte del mundo- se escuchará algún animal (¿será un pájaro, un avión, una chachalaca?) que grite de la siguiente manera: !Uh-uh-uh-ah-ah-ah-AH-AH-AH!

2) Excepto cuando un perro se orina en la pierna de alguien, ningún animal defeca en el cine.

3) Hasta hace pocos años, cualquier depredador mamífero -un lobo, un oso, un jaguar- era visto como una amenaza y debía ser muerto a balazos por cualquier audaz y heroico cazador. En las últimas décadas, los osos -o lobos o leones o tigres- se han convertido en figuras fuertes, nobles, imponentes... y hasta menos carnívoras. ¿Habrán descubierto las bondades del tofu?

Cliché "descubierto" por Steve W. Zack publicado en el libro Ebert's Little Movie Glossary (1994). Libérrima traducción de un ocioso servidor.

1 comentario:

Joel Meza dijo...

Y, por lo regular, los niños traviesos saben que la manera de reducir a cualquier enemigo fílmico, por fiero y peligroso que sea, es poniéndole encima una viborita o una tarántula (que, además, dobla como mascota del aguerrido chamaco). La primera, invariablemente se le meterá en los pantalones al maloso y la segunda, le caminará por la cara, paralizándolo de terror. Ver desde la Tucita en "Los Tres Huastecos" hasta Macaulay Caulkin en "Mi Pobre Angelito".