lunes, 1 de octubre de 2007

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../I


CARTELERA AL 28 DE SEPTIEMBRE DE 2007


Asesino de la Carretera (The Hitcher, EU, 2007), de David Meyers. Torpe “remake” hembrista de la homónima “slasher-movie” de los 80. Sean Bean no es Rutger Hauer aunque la protagonista de la cinta del 2007, Sophia Bush tiene mejor pierna que C. Thomas Howell. Reseñada en Reforma.

Bourne: el Ultimátum (The Bourne Ultimátum, EU, 2007), de Paul Greengrass. La tercera y supuestamente última parte de la trilogía Bourne es la más claramente política de todas, además de que tiene una persecución a pata y a brinco, de antología, por las calles y los techos de Tánger. Dizque mucha gente se mareó al verla. Que sea menos. Reseñada en Reforma.

Después de la Boda (Efter Brylluppet, Dinamarca-Suecia, 2006), de Susanne Bier. Otro melodrama desatado de Bier, al estilo de sus anteriores cintas A Corazón Abierto (2002) y Verdades Ocultas (2004). La puesta en imágenes arrebata la atención y hace que olvidemos los desafueros dramáticos de la trama. Reseñada en Cinevertigo.com

Dos Abrazos (México, 2007), de Ernesto Contreras. El notable debut del egresado del CCC Contreras es un melancólico díptico sobre dos pares de solitarios personajes que deambulan por la Ciudad de México. A casi todos mis colegas les pareció mejor la primera parte; a mí me convenció más la segunda. Reseñada en Cinevertigo.com

El Buen Nombre (The Namesake, EU-India, 2006), de Mira Nair. Absorbente melodrama sobre inmigración de la especialista en el tema Mira Nair. Es común que me queje de la duración excesiva del cine contemporáneo: en este caso es al revés. La trama de El Buen Nombre daba para una mini-serie. Reseñada en Reforma.

El Cielo Dividido (México, 2006), de Julián Hernández. Seguramente esta será (y no la cinta de Reygadas) la película mexicana más discutida del año. A mí me pareció tan perfecta como una momia embalsamada pero me dejó igual que la ídem: completamente frío. Sin embargo, hay colegas que les pareció extraordinaria. Aquí se desató una conversación a varias voces entre un servidor, Julián Hernández, Miguel Cane y varios más. Reseñada en Mural, luego en Reforma y finalmente en Cinevertigo.com.

El Día que Mataron a Kennedy (Bobby, EU, 2006), de Emilio Estévez. Este interminable desfile de “cameos” tiene algunos momentos rescatables pero ninguno vale tanto la pena como para gastarse los 50 pesos del cine. Eso sí, Demi Moore está muy convincente en el papel de una diva decadente y alcohólica. Reseñada en Reforma.

El Vidente (Next, EU, 2007), de Lee Tamahori. Tomando como pretexto un cuento de Philip K. Dick-nada que ve con él, de hecho- Tamahori entrega un “thriller” incoherente pero entretenido. Reseñada en Reforma.

El Vigía (The Lookout, EU, 2007), de Scott Frank. Este film-noir ubicado en los espacios abiertos y nevados de Kansas (¿film-neige?) es el plausible debut como cineasta del guionista Scott Frank. Para variar, Joseph Gordon-Levitt está impecable en su papel de pobre diablo acorralado por las circunstancias y por sí mismo. Reseñada en Reforma.

Hotel sin Salida (Vacancy, EU, 2007), de Nimród Antal. Un acezante “slasher-film” que se pasa por donde les dije toda lógica y sentido común pero no deja de ser una cinta eminentemente palomera. Además, no dura ni hora y media. Reseñada en Reforma.

Invasores (The Invasión, EU, 2007), de Oliver Hirschbiegel y James McTeigue. Muy fallida cuarta adaptación de la novela “Los Ladrones de Cuerpos” de Jack Finney. Con una producción traumática –el filme terminado de Hirschbiegel fue “mejorado” hasta una tercera parte por el protegido de los Wachowsky, James McTeigue- y una inexistente química entre los protagonistas, Nicole Kidman y Daniel Craig, es un milagro que la película aun tenga algunos elementos interesantes. De ese tamaño es la fuerza alegórica de la trama original. Próximamente, en este blog, un ensayo en el que se comparan las cuatro versiones de la novela de Finney. Reseñada en Reforma.

Licencia para Casarse (License to Wed, EU, 2007), de Ken Kwapis. Acaso la peor película vista por un servidor en lo que va del año. Reseñada en Mural y en Cinevertigo.com.

Ligeramente Embarazada (Knocked Up, EU, 2007), de Judd Apatow. Menos chistosa que Virgen a los 40 Años (2005) pero más inteligente e interesante. Se trata de la puesta al día de la antiquísima fórmula de la “remarriage-comedy”: una pareja formada a la fuerza (o, en este caso, por un “error”) tiene que negociar cómo vivir juntos y, en el camino, si realmente se quieren. Reseñada en Reforma.

Mentes en Blanco (Unknown, EU, 2006), de Simon Brand. Ooootro refrito tarantinesco/nolaniano que tiene algo de interés por su competente reparto y casi nada más. Reseñada en Reforma.

París, te Amo (Paris, Je t’aime, Francia-Liechtenstein, 2006), cinta colectiva dirigida por 21 cineastas. Disparejísimo “ómnibus-film” con 18 segmentos fílmicos de 5-7 minutos de duración ubicados en diferentes lugares de la Ciudad Luz. Abundan las chambonerías, es cierto, pero también los instantes de puro genio fílmico. Si la va a ver, aguante hasta el final: el mejor episodio es el último, dirigido por Alexander Payne. Reseñada en Cinevertigo.com.

Los Reyes de las Olas (Surf’s Up, EU, 2007), de Ash Brannon y Chris Back. La animación es impresionante, pero la trama es un chocante falso documental sobre pingüinos surfeadores, con todo y referencias que se quieren graciosas, dirigidas a los papás de los niños. Reseñada en Cinevertigo.com.

Stardust, el Misterio de las Estrellas (Stardust, EU-GB, 2007), de Michael Vaughn. Entretenida cinta fantástica en la veta de Las Crónicas de Narnia: el León, la Bruja y el Ropero (Adamson, 2005), Stardust se sostiene, más que nada, por un inspirado reparto en regocijante veta vodevilesca. El Exigente Duende Callejero ha escrito largo y tendido sobre la novela ilustrada en la que está basada la película. Reseñada en Cinevertigo.com

Supercán (Underdog, EU, 2007), de Frederik Du Chau. Simón dice: ¿qué necesidad había de echarnos a perder la nostalgia por las chafonas caricaturas de Supercán? Reseñada en Reforma.

Yo los Declaro Marido y… Larry (I Now Pronounce You Chuck and Larry, EU, 2007), de Dennis Dugan. No sé qué opine la comunidad homosexual mexicana de esta comedia à la Sandler, pero con todo y sus típicas vulgaridades (además de los infaltables desplantes sexistas, racistas y escatológicos), este vehiculo de lucimiento del comediante es lo más cercano a un mensaje de tolerancia y entendimiento que ha hecho en toda su carrera. Cuando Sandler dice, en una escena del juicio final, que está mal decirle a alguien “faggot” (joto, pues), podrá ser un pequeño paso para la humanidad, pero un enorme salto para el protagonista de Happy Gilmore (1996) y de su director, Dennis Dugan. Reseñada en Reforma.

4 comentarios:

Gerardo Osornio dijo...

Excelente blog, mi estimado Ernesto. Así podemos muchos disfrutar(y sufrir) tus criticas y comentarios de cine, además de lo que se publica en tu página web cinevertigo.com. Gracias por el link desde este blog hacia el mio.
Tu amigo, GERARDO OSORNIO.

Paxton Hernandez dijo...

Vamos, la de Licencia para casarse no puede ser tan mala ¿ o sí? (no la he visto, Robin Williams me da miedo) ¿Peor que el bufalito? ¿Peor que mezcalito?

Sugerencia: ¿qué opinas de quitar la palabra verificadora en los comentarios?

Saludos,

Diezmartinez dijo...

¿Peor que el bufalito? No lo sé. Todavía no la veo.
¿Peor que Mezcal? Me cae que sí.

Carlos Reyes dijo...

Sigo admirando muchisimo a El Cielo Dividido... y al igual que tu la segunda parte de Dos Abrazos es mucho mas complaciente que la primera!

saludos!