domingo, 11 de noviembre de 2007

Cine en televisión para el domingo 11 de noviembre


LO QUE QUDA DEL DÍA/LO QUE RESTA DEL DÍA (The Remains of the Day, EU-GB, 1993), de James Ivory. El decimoctavo largometraje del californiano mimetizado británico James Ivory es una obra maestra de apabullante delicadeza descriptiva/psicológica.

Es por lo menos curioso que el cine de Ivory, considerado fuera y dentro del Reino Unido como emblemáticamente británico, sea realizado por tres extranjeros: una guionista alemana criada en la India (Ruth Prawer Jhabvala), un productor indio (Ismail Merchant) y un director estadounidense (Ivory). No obstante, acaso por eso mismo -por esta visión desde afuera- la descripción del comportamiento y las actitudes de los ingleses han resultado irónicamente certeras. Es el caso del libro en el que está basado Lo que Queda del Día, escrito por Kazua Ishiguro, un novelista inglés nacido en el Japón. Lo británico, según Ivory e Ishiguro, está personificado en el muy profesional mayordomo Mr. Stevens (Anthony Hopkins), tan eficiente como aberrante, un monigote cero-a-la-izquierda y autocastrado por convicción y voluntad propias, que puede abandonar a su padre agonizante con tal de cumplir con su deber; que permite ser humillado sin asomo de rebelión alguna por un invitado de su señor; que justifica la germanofilia de su amo y que acepta sin chistar que se corra a dos muchachas de la servidumbre por ser judías; que no tiene opiniones propias porque "no está capacitado para ello"; que ve impasiblemente cómo se le va la vida de las manos sin hacer nada para evitarlo; que piensa que los amos son superiores en rango, condición y moralidad y que no hay mayor placer que servir, "y servir bien"; que sacrifica todo vestigio de vida emocional hasta el extremo de darle instrucciones de limpieza a la llorosa ama de llaves, frustrada por su amor no correspondido -más bien no externado-; que intenta remediar el gran error de haber rechazado una vida propia con Miss Kenton (Emma Thompson), la serenamente bella ama de llaves.

El decimoctavo largometraje del trío Ivory-Merchant-Jhabvala sería impensable sin ese par de actuaciones más allá de todo elogio de sir Anthony Hopkins y Emma Thompson. Más allá de los logros individuales -ella logra un retrato verdaderamente conmovedor con su Miss Kenton; él logra provocar un arrollador sentimiento de conmiseración con su imperturbabilidad enfermiza y degradante-, la pareja Hopkins/Thompson se presenta como dignísima heredera de otras parejas similares: Trevor Howard y Celia Johnson, Conrad Veidt y Vivien Leigh, Trevor Howard y Ann Todd... Un star-system, el británico, basado en la mayor intensidad romántica con el menor contacto físico posible.


Cinemax, señal este; domingo 11 de noviembre, 19:15 horas, tiempo del centro de México.

3 comentarios:

Joel Meza dijo...

En cierto sentido, las escenas con Christopher Reeve funcionan como un apunte de esa visión extranjera a las formas británicas. Y, siguiendo con esa idea, Gosford Park, de Altman, es de principio a fin un apunte paródico de lo mismo, pero en ambos sentidos (ese cienasta de Bob Balaban...). En la mente siempre tengo estas dos películas lado a lado.

Anónimo dijo...

Disculpa Ernesto, se me pasó revisar primero toda tu lista de entradas antes de meter el desorden en "Pídala Cantando V"...

Es que justamente el otro día ví por enésima vez Lo Que Queda Del Día y me quedé con la inquietud de entrar al blog para preguntar tu opinión acerca de James Ivory, et. al. y todas sus cintas...

No se bien lo que pasa pero cada vez que me topo con esta película quedo literalmente hipnotizado, absorbido, atrapado... creo que en buena medida se debe a la inigualable presencia de Sir Anthony Hopkins y Emma Thompson (de una belleza muy particular), que entregan una actuación simple y sencillamente magistral. Y ni qué decir del talentosísimo equipo detras de cámaras, que retrata una época, una sociedad, una condición humana de manera tan elegante, tan meticulosa, tan cuidada, que pareciera cine de papá en su máxima expresión...

Tu reseña es excelente, ya hasta me dieron ganas de volver a verla otra vez...

Saludos
FABIO

Diezmartinez dijo...

Saludos, Fabio.