sábado, 3 de noviembre de 2007

Confesiones Verdaderas/III



I

Mi segunda película fue Un Travía Llamado Deseo... Al actuar en aquella película se reforzó mi decisión de no aceptar más obras de Broadway. He oído decir que me vendí a Hollywood. En cierto modo es verdad, pero sabía muy bien lo que hacía. Jamás sentí respeto alguno por Hollywood. Es la Meca de la avaricia, la falsedad, la codicia, la estupidez y el mal gusto; pero si actúas en una película sólo tienes que trabajar tres meses al año, y luego puedes hacer lo que se te plazca durante el resto del año.


II

Algunos directores no quieren que uno improvise; son demasiado inseguros o muy inflexibles para captar las posibilidades. No soportan la improvisación, pues están atrapados en una personalidad inestable o bien, como Bernardo Bertolucci -quien posee un alto grado de sensibilidad y sintoniza delicadamente con el actor-, estimulan la improvisación, pero no aportan nada a la interpretación, pues confían en que el actor ofrezca todo su arte.


III

La evolución del teatro inglés alcanzó su plenitud con Enrique V, de Kenneth Branagh. Éste no lesionó el lenguaje; mostró respeto por él y siguió las instrucciones de Shakespeare al pie de la letra. Fue un logro extraordinario fundir la realidad de la conducta humana con la poesía del lenguaje. No puedo imaginar que se haya interpretado a Shakespeare con mayor refinamiento. En Estados Unidos somos incapaces de acercarnos a semejante refinamiento y, por supuesto, carecemos del gusto necesario para lograrlo. Si se ofrece la posibilidad de elegir entre Enrique V de Branagh o Terminator..., casi no cabe duda sobre cuál será la cadena más elegida. Si el dinero que en Estados Unidos nos gastamos en la industria del espectáculo es indicador del gusto del país, salta a la vista que la mayoría de nosotros somos fanáticos de la basura.


Marlon Brando en su autobiografía Brando sobre Brando (Grijalbo, 1994).

2 comentarios:

Joel Meza dijo...

Y lo cierto es que hasta en trabajos donde podría estar en piloto automático (como los que tuvo en 80s y 90s), Brando es su propia categoría.

filomeno2006 dijo...

Fronte spaziosa