lunes, 26 de noviembre de 2007

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../IX

CARTELERA DE CINE AL 23 DE NOVIEMBRE

Olga (Ídem, Brasil, 2004), de Jayme Monjardím. Esta bien producida biopic de la lideresa comunista carioca de origen judío-alemán Olga Benário (la guapa actriz de telenovelas Camila Morgado) sufre por una dirección elemental por parte de Monjardim -su nivel estilístico es el de una telenovela cualquiera- y por una trama simplona que termina cayendo en el humorismo involuntario. Tengo entendido que a los brasileiros les encantó a tal grado que la convirtieron en un éxito de taquilla. Reseñada en REFORMA.

El Títere (Dead Silence, EU, 2007), de James Wan. El Juego del Miedo (2004), el gore-film que hizo famoso al malayo Wan, no era nada del otro mundo, pero se sostenía por el impecable clasicismo de la trama y por una ejecución lo suficientemente sanguinolenta como para darle gusto a todos los fans de la moronga y el salpicón. El Títere es todo lo contrario: la trama es ridícula, carece de toda coherencia interna y la dirección de Wan, aunque muy elegante en la forma -en especial en el manejo del sonido-, le falta la visceralidad requerida para el subgénero. Un desperdicio. Reseñada en MURAL.

Bienvenidas al Paraíso (Vers le Sud, Francia-Canadá, 2005), de Laurent Cantet. Aunque inferior a su extraordinaria Tiempo de Mentir (2001), este fatalista melodrama femenino muestra al Haití de los años 70 convertido en un gran burdel en donde mujeres solitarias frustradas y/o ganosas se refocilan con los jóvenes "acompañantes" negros. El obvio discurso político es el único punto débil de una cinta que, por lo demás, presume una dupla de espléndidas interpretraciones por parte de Charlotte Rampling y Karen Young. Reseñada en Cinevertigo.

Desapareció una Noche (Gone Baby Gone, EU, 2007), de Ben Affleck. ¿Ben Affleck dirigiendo?: sí, y además muy bien. Probablemente la más grande sorpresa fílmica del año. Sobre una novela de Dennis Lehane -el mismo autor de Río Místico (Eastwood, 2003)- he aquí un oscuro thriller en el cual el misterio no es descubrir quién es el culpable sino qué es lo correcto. Casey Affleck -hermano menor de Ben- nos entrega otra espléndida actuación, al nivel de la de El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford (Dominik, 2007). Reseñada en REFORMA.

El Sospechoso (Rendition, EU, 2007), de Gavin Hood. El primer filme hollywoodense del sudafricano Hood (Totsi, 2005) es un bien hechecito thriller político-liberal en el cual un honesto funcionario y con buena voluntad (Jake Gyllenhaal) logra aliviar las injusticias cometidas por el sistema, personificado aquí por una gélida Meryl Streep. La trama es más compleja que lo anterior, por supuesto, y su narrativa no sólo es paralela sino asincrónica. Con todo, el desenlace tiene un regusto griffithiano nada anacrónico. Qué curioso: el acezante final a lo Intolerancia (1916) sigue funcionando casi un siglo después. Reseñada en REFORMA.

3 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Wow. Desapareció una noche sí es magnífica. Ya está la reseña...

Creo que hice bien en leer a contracorriente a Rafa, y ver el otro estreno de terror, la cinta tailandesa esa, que sí me hizo brincar del asiento alrededor de 5 veces.

Tyler dijo...

Qué? cómo? cuando? dónde? por qué? Alguien me puede explicar como le hizo Ben Affleck para salir con esta verdadera joyita del cine actual hollywoodense??
Fui a ver Gone Baby Gone más por Casey Affleck que me cae bastante simpático, sobretodo por su papel en la trilogia de Ocean y sus secuaces y vaya sorpresa!! Resultó ser que el hermano mayor después de tantas malas películas y escándalos, sacó talento quien sabe de donde y logró una película muy bien hecha y lo mas increíble, él adaptó el guión y la dirigió!
Como el ave fénix...

Joel Meza dijo...

Anoche me aventé Ocean's 13, que no había visto. Las escenas de Casey Affleck hablando Español en México son de lo mejor de la película, muy chistoso: "Ya se olvidaron de mi General, el Señor Emiliano Zapata..." Acá, todavía pendientes de estrenar la de vaqueros y la dirigida por Ben. Gracias por las recomendaciones.
(Por cierto, un amigo de Mexicali me platicó que mientras vivió en Boston -por alguna extraña razón medio Mexicali alguna vez ha vivido en Boston...-, hace algunos años, trabajó con unos compas de Ben y Casey, y que le comentaron que el buena onda es el Casey y que, la neta, nadie aguantaba a Ben. Chilos compas...)