miércoles, 26 de diciembre de 2007

Cine en televisión para el miércoles 26 de diciembre


Sensatez y Sentimiento (Sense and Sensibility, GB, 1995), de Ang Lee. El cuarto largometraje del cineasta taiwanés Lee es una obra maestra llena de represión y romanticismo, de amor loco y helada ironía, de un soberbio trabajo pictórico/fotográfico y de un virtuoso "ensemble" actoral en la mejor tradición del cine británico de siempre.
Basada en la primera novela de Jane Austen -publicada en 1811-, Sensatez y Sentimiento cuenta la historia de las hermanas Dashwood, la sensata y cerebral Elinor (Emma Thompson, autora de la adaptación fílmica y oscareada por ello), y la sensible y romántica Marianne (Kate Winslet). El filme sigue la accidentada suerte de las dos mujeres en pos de sus respectivos intereses amorosos: un arrojado y atractivo heredero llamado John Willoughby (Greg Wise), como el soñado príncipe azul de Marianne; y un amable pero apocado hijito-de-mami, Edward Ferrars (espléndido Hugh Grant), como el (im)probable galán de Elinor.
La cinta funciona bien en todos los niveles. Con una narrativa clásica que envidiaría el más pintado, Lee es capaz de sostener la historia en un delicado/preciado equilibrio en donde el humor y el amor de los personajes van marcando la pauta de la trama. La pasión y la irreflexión de Marianne son contrastadas continuamente no sólo por la entereza y la mirada irónica de Elinor sino por la amable grisura del pretendiente de la primera, el sufrido coronel Brandon (un magnífico Alan Rickman en un aparente "miscast" que no lo es), y hasta por la rampante vulgaridad de la benefactora de las dos hermanas, la irrefrenable Mrs. Jennings (Elizabeth Spriggs).
La película es mucho más cercana a la obra de Ang Lee que lo que podría pensarse en un inicio. El cine realizado por el taiwanés hasta ese momento -Pushing Hands/1992, El Banquete de Bodas/1993 y Comer, Beber y Amar/1994- y hasta una cinta posterior (La Tormenta de Hielo/1997) se asemeja mucho al mundo cerrado y asfixiante de Jane Austen. Los temas de las mencionadas cintas de Ang Lee son los temas de Austen: choque generacional/cultural/social en el primer filme, la descripción gentilmente caústica de un mundo de fingimientos y mentiras en el segundo, la puesta en imágenes de una serie de ritos ineluctables en el tercero, la descomposición social y familiar en el cuarto.
Es decir, los temas fílmicos de Lee habitan cómodamente el mundo literario de Jane Austen y el de la sociedad eduardiana de principios del siglo 19 en la Gran Bretaña. Por ello, la notable seguridad narrativa de Lee en la película: más que una cinta de encargo -que de hecho sí lo es: el proyecto original había sido trabajado desde hacía cinco años por Emma Thompson-, la cinta parece una aventura personal de Lee. Como todo lo que él hace.

Cinemax (señal este), miércoles 26, 19:15 horas, tiempo del centro de México.

1 comentario:

Tyler dijo...

La describes tan bien que hasta ganas me dieron de verla y eso que las películas "de época" no son mis favoritas...