viernes, 11 de enero de 2008

Cine en televisión para el viernes 11 de enero


Vuelo 93 (United 93, Francia-GB-EU, 2006), de Paul Greengrass. Aunque más famoso -y más discutido- por la dirección de las dos últimas cintas de la trilogía Bourne, La Supremacía Bourne (2004) y Bourne: el Ultimátum (2007), Greengrass ha realizado obras tanto o más interesantes: el notable docudrama Domingo Sangriento (2002), sobre una matanza ocurrida en Irlanda del Norte, y Vuelo 93, la primera cinta hollywoodense que trató de manera directa los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. Con la realista cámara en mano del colaborador habitual de Ken Loach, el cinefotógrafo Barry Ackroyd, Greengrass nos entregó aquí otro acezante docudrama basado en los pocos datos verificados que se conocen del único secuestro aéreo fallido del 11 de septiembre. El director desiste de mostrar a los pasajeros como héroes admirables y a los terroristas como si fueran monstruosos fanáticos, aunque... ¿no fueron eso los unos y los otros?

Movie City; Vi 11, 14:25 (este) y 17:25 (oeste), tiempo del centro de México.

18 comentarios:

Tyler dijo...

esa camara en mano que mencionas de Ken Loach, es la misma que podemos ver a ratos en The Bourne Ultimatum?

Diezmartinez dijo...

Diferente cinefotógrafo, estilo muy similar.

Tyler dijo...

Ya que estamos hablando de cosas técnicas, disculpa mi ignorancia, pero en tu reseña de The Black Dalia, mencionaste que Brian De Palma nos regalaba un par de magnificos "planos secuencia"

Qué es, uno de estos planos secuencia Ernesto?

(de mi pregunta se infiere correctamente que no ví The Black Dalia, sorry jeje)

Diezmartinez dijo...

El plano secuencia es una secuencia que es filmada en continuidad, es decir, sin corte entre planos, en la que la cámara se desplaza siguiendo una determinada acción. Un plano secuencia puede tener multitud de planos, todos en una sola toma. Un ejemplo clásico -bueno, clásico para mí cuando doy cursos de cine- es el plano secuencia en Joven e Inocente, de Hithcock, que inicia en un plano general, tomando a la gente platicando en un lobby de un hotel y que termina en un big close-up en los ojos de un baterista. Impresionante: de un conjunto de 30 personas tomadas a través de una cámara montada en una grua se termina -insisto, sin hacer corte- en un gran acercamiento a los ojos de un personaje. Lo bueno de este ejemplo -y de Hitchcock en general- es que ese plano secuencia tiene sentido dramático. No sólo es técnicamente impactante sino dramáticamente hablando tiene sentido. De Palma, a veces, hace unos plano-secuencia impresionantes pero que no tienen un uso dramático pertinente. Los hace nomás para presumir que los sabe hacer. Y los hace bien, hasta eso.

Joel Meza dijo...

¿Cuentan como plano secuencia trabajos como The Rope y 8 mm? Sé que obivamente hay cortes y la filmación se detiene, de perdida para cambiar rollos, pero el efecto visual es el mismo. ¿Tienen otro nombre?

Tyler dijo...

Ok, ahora si ya entendí, gracias por la explicación, fue muy clara.

Diezmartinez dijo...

Joel: Son planos secuencia. Uno por cada rollo, prácticamente.

Paxton Hernandez dijo...

No me gusta ni Greengrass, ni el estilo nauseacam, ni esta película.

Me quedó, por mucho, con la otra Vuelo 93, el telefilme que produjo, creo, la CBS.

Y Viva De Palma.

Diezmartinez dijo...

No es mala la otra, el telefilme. Por ahí la reseñé en Cinevertigo.com (ya volvimos, por cierto).

Y sí, que viva De Palma (casi toda su obra, especialmente la de los 80) aunque no The Black Dahlia... De hecho, espero la nueva de De Palma, con todo y que a muchísima gente le ha parecido pésima.

Paxton Hernandez dijo...

Ejele, qué chido que ya regreso el servidor de cinertigo.com

A mí modo de ver, las mejores cintas sobre 9/11 ya se hicieron: Plan de vuelo, con Jodie Foster, Vuelo Nocturno, de Wes Craven y Serpientes a bordo. Tercia insuperable.

Daniela dijo...

Sr. Diezmartinez, esa parte de Kill Bill parte 1, donde la camara sigue a "la novia" desde que esta en la planta alta de un bar hasta que llega a un baño es uno de estos plano-secuencia?
Recuerdo que esa toma llamó mas mi atención que cualquier otra cosa en ese film.

Diezmartinez dijo...

Ah, caray, Daniela. No recuerdo en este momento esa toma en particular. Pero si no hay corte alguno en lo que describes, es un plano secuencia. El plano secuencia ideal, por cierto, es el que casi no se nota: el que se funde con la narrativa, el que no llama la atención sobre sí mismo.

Daniela dijo...

para cuando tenga tiempo de revisarla, aunque sé que no es de sus favoritas, es cuando Uma Thurman llega al bar ese donde esta Lucy Liu con sus secuaces y entonces primero se encuentra en la planta alta, luego empieza a bajar por las escaleras, luego pasa entre un grupo numeroso de gente incluyendo una banda de música, luego va por algunos pasillos hasta que llega a un baño, que es donde finalmente se encuentra con la abogada esa a la que 2 minutos después le corta un brazo e inicia una carnicería.

Diezmartinez dijo...

Sí, Kill Bill no es mi filme favorito de Tarantino. Pero cuando escribí esa reseña, en REFORMA, no había visto Kill Bill 2, por supuesto. Prefiero, con mucho, la primera parte.

Tyler dijo...

Verdad que si???

Todos los que me han dicho que la segunda parte es mejor se me hace que les pasa como el cuento del traje invisible del rey, que solo lo dicen para seguirle la corriente a todos...

La uno es mejor, mas completa y más efectiva en lo que busca y aún así queda lejos, muy lejos de sus primeros dos largometrajes.

El Duende Callejero dijo...

Apunte quizá mala leche ¿Hay primera y segunda parte de Kill Bill? Si mi memoria (y mis notas) no me fallan, la idea inicial de Tara-ntino... era hacer una épica emulando a lo realizado en los setentas (y tempranos ochenta), por gente como Leone y Peckinpah. Esto es: una película de verdadera larga duración (4 horas, según el planteamiento y hasta el guión que publicó después del lanzamiento de ambas cintas), dividida en tantos actos (de momento no recuerdo, pero tanteando diría que son entre ocho y diez, tendría que buscar mi copia del guión, pero está en una caja, hasta el fondo y ya sabrán).

El caso es que, una vez que tuvo el metraje casi listo, su querido mecenas Harvey (Sissorhands) Weinstein tuvo la gran idea de, en lugar de hacer esa épica monumental, mejor se dividieran en volumen 1 y volumen 2: más lana, doble venta de DVDs y, para fin de año, con eso de las navidades ¡Sacar la edición completa de Kill Bill de 4 horas, con todas esas escenas filmadas pero descartadas: la novia en el desierto, tras escapar del hospital, mostrándonos que como buena asesina a sueldo tenía un bodegón enterrado, con pasaportes, armas y dinero... Mucho dinero, por ejemplo.

Sólo que, y para terminar ya con esta perorata: pos que el Weinstein se bronqueó con la Miramax y se llevó a Tara-ntino, a Rodriguez y a su hermano, Bob, a su nueva casa productora: WeinsteinCo, que le trabaja a Dimension Films. Así que Kill Bill versión completa, como quiera que se llame, está enlatada.

Y allá fueron esos dos a hacer su proyecto mastodónico: Grindhouse... Y ya ven, otras vez mr. Sissorhands frustró, vía dolar o vía hipnotismo, los deseos del quesque geniecillo ese, Tara-ntino (y su compadre Rodriguez), de hacer una épica, separando Grindhouse en las dos películas y los dos dvds... Con nula distribución a nivel internacional y con la promesa de que, además de las versiones completas que supongo que más de uno ya tiene, habrá un dvd de lujo con la película tal y como fue concebida y un madral de extras.

$$$$$$$$$$$$$$$$...

Ah... Y para planos secuencias, dos de mis favoritos: Orson Welles en A Touch of Evil... ¡Uts! Y uno muy simple, pero hermosito: Godard en Sin Aliento... ¡Búsquenlo!

Joel Meza dijo...

Ah, el incio de A Touch of Evil (en la versión nueva, sin los créditos encima, por supuesto). ¡Master!

Joel Meza dijo...

Otro buen plano secuencia: el inicio de The Player, de Altman.