miércoles, 12 de marzo de 2008

Guadalajara 2008/Día seis


Día seis. Y cuando pensábamos que ya habíamos visto lo peor… Pero después, el día mejoró notablemente. Por fortuna y como sigue (gracias Niño Fidencio):

¿¡Cómo No Te Voy a Querer!? (México, 2008), de Víctor Avelar. Melodrama exasperante en el que nos piden que simpaticemos con un güevonazo que sueña con entrar a las fuerzas básicas de los Pumas de la UNAM y que, por lo mismo, no estudia, no trabaja pero sí va pa’llá con su novia babas (Siouzana Melikian), quien no sabe quién la embarazó. El tipejo quiere comprar sus calificaciones y le roba el dinero a su abuelito, pero aún así, como es fan de los Pumas, debemos compadecerlo. Sí, como no.

Mejor Es que Gabriela No Se Muera (México, 2007), de Sergio Umansky. Una dispareja pero meritoria farsa sobre un guionista televisivo (Mauricio Isaac) que es acosado por un policía (Dagoberto Gama) para que no “mate” –televisivamente, se entiende- a la villana de la telenovela favorita del cuico. La película se cae a ratos, pero el debutante Umansky (extraordinario corto Aquí Iba el Himno/2002) logra algunas secuencias genuinamente divertidas y unos diálogos vivaces e inteligentes.

Cerca del Olvido (México, 2007), de Luís Mariano Bouchot. Un documental muy convencional cuyo mayor mérito es informarnos de una situación desconocida para el resto del mundo. Después de su independencia, en 1976, el Sahara Español fue invadido por Marruecos, así que muchos saharauis terminaron huyendo, internándose hasta el desierto del Sahara, en donde viven todavía, en campos de refugiados. La cinta está centrada en los niños de una primaria de un campo de refugiados quienes, a través de sus dibujos, sueñan con un futuro mejor: visitar un estadio de fut, ser doctora, ser un buen camellero y, por supuesto, vivir en una República Árabe Saharaui Democrática libre y ver el muro de 2 mil kilómetros -que los separa del Sahara occidental- derrumbado. La cerca del olvido es, precisamente, ese muro que, para ser francos, yo no sabía que existía.

Niño Fidencio… de Roma a Espinazo (México, 2008), de Juan Farré Rivera. El mejor documental mexicano en competencia hasta el momento (me falta ver Siete Instantes/Cardozo/2007) es una apasionante inmersión en la religión “fidencista” que cumple ya 70 años de existencia. “El Niño Fidencio” (1898-1938), un célebre curandero e iluminado cuya fama llegó hasta los oídos de Calles (uno de sus más célebres pacientes) es el centro de un fascinante culto en el que pobres, enfermos y apestados sociales se encuentran en comunión en Espinazo, Nuevo León. Las imágenes del culto son impactantes; los testimoniales –incluyendo los de algunos ancianos que conocieron a Fidencio- no tienen desperdicio y las entrevistas son tan informativas como lúcidas –especialmente la que se hace al Obispo de Saltillo, Don Raúl Vera. La perfecta cinta de acompañamiento para el clásico documental de Nicolás Echeverría, Niño Fidencio, el Taumaturgo de Espinazo (1980).

8 comentarios:

Joel Meza dijo...

Ah, yo creía que "Cómo no te voy a querer" era un documental sobre las FARC...

Paxton Hernandez dijo...

Caray, la competencia ha estado para llorar. De ahí el desprecio de Ayala Blanco por el Guadalajara Film Festival. Y su afición casi obsesiva por el BAFICI argentino.

Tyler dijo...

Pues entonces ya esta decidido no Ernesto? 'Lake Tahoe' será, sin mayores problemas, la ganadora. A menos que el jurado quiera dar alguna sorpresa...

Hammurabi dijo...

Ya van varios que me dicen que El niño fidencio es muy bueno. La iré mañana a ver. Ahora sí ya apunto los horarios jaja. Un saludo Ernesto.

Hammurabi dijo...

Por cierto, ¿crees que la presencia de Carmen Aristegue en el jurado de documental mexicano influye en la decisión final y decidan irse por algo más "político"? Un saludo

Diezmartinez dijo...

Tyler: Si gana la de Plá no sería tan sorpresivo. Si gana cualquier otra... pues sí.

Hammurabi: puede ser. Aunque Niño Fidencio tiene un lado político innegable con la presencia del Obispo de Saltillo, Raúl Vera, quien da una explicación muy lúcida del porqué del fenómeno del Niño Fidencio y hace una autocrítica de la Iglesia Católica muy fuerte. Igual, como dices, termina ganando Trazando Aleida que, por otra parte, no es mal documental aunque inferior, creo, que El Niño Fidencio.

J Luis Rivera dijo...

Me gustaría ver ambos documentales del Findencismo, es un tema que me intriga. Existe en DVD el primero?

Saludos!

Diezmartinez dijo...

J Luis: Si existe, yo no lo conozco. Lo han exhibido en la tevé cultural mexicana.