sábado, 26 de abril de 2008

Cine en casa


Fabio, un habitual visitante de este blog, pregunta:


"¿Qué equipos de audio y video usas para ver tus películas? ¿Tienes una sala dedicada? ¿Qué tan lejos has llegado en esto del cine en casa? ¿Eres un audiófilo y/o melómano consumado?... Pronto me voy a mudar de casa y planeo convertir uno de los cuartos en una sala dedicada al cine y a la música, tanto, que entre otras cosas hasta he pensado en incluir tratamiento acústico en la habitación... No se si tengas experiencia en este asunto, o que sepas de alguien que la tenga y quiera compartirla. La verdad me gustaría escuchar sugerencias, recomendaciones, tips, etc... Todos por aquí amamos al cine y debe haber algún loco por ahí que ya lo ha hecho o quiera algo similar...".


Hasta aquí las preguntas de Fabio. Yo veo mucho cine en casa, por supuesto, pero mi estudio es relativamente sencillo: una pared dedicada a los libros -de literatura, cine e historia- y otra a los DVDs y VHS (sí, todavía tengo vídeos). Un sillón, un diván, un escritorio y párenle de contar. Ah, claro: y un home theater. Pero nada de tratamiento acústico. La pregunta está en el aire para alguien que sea un verdadero experto en cuestiones técnicas. ¿Sugerencias para Fabio?

PS. La foto no es de mi home theater. Brincos diera.

3 comentarios:

Josafat M. dijo...

Pues si tiene 3000 dls de sobra, que le llegue a un home theater bosé, best of the best.

Àlex Frias dijo...

Por lo que he podido leer en revistas especializadas en el tema, todo siempre tiene que ir acorde a las necesidades particulares.

Si la habitación que se dedicará al home theater es pequeña o mediana, no tiene caso comprar unas bocinas enormes ni un amplificador de más de 1000, 3000 watts. Se afectaría incluso el oído de estar en un espacio tan pequeño con demasiada acústica.

Por lo tanto, si el espacio será pequeño, basta un equipo que no pase de los 1000 watts o menos, con sus bocinas pequeñas y que tal vez puedan caber en tu librero. Y es que también hay que considerar el espacio para que distribuyas bien las bocinas de sonido surround, que queden a la altura de la cabeza para una mejor acústica.

Hay sistemas ahora con salidas de hasta 7.1 canales, es decir, dos bocinas ambientales extras (Yamaha, ...). Una calidad de sonido que muchas veces ni en un cine encuentras. La profesión me ha permitido estar en salas que son como versiones miniaturizadas de un complejo cinematográfico comercial, con bocinas JBL, por ejemplo, pero cuestan miles de dólares incluyendo el diseño acústico de la sala.

En fin, no hay que preocuparse tanto de marcas sino de lo que requieras, y así el bolsillo no se verá afectado. Yo tengo un más que sencillo y básico home theater (cinco bocinitas y un subwoofer) que me da un buen sonido para la salita en donde veo pelis en DVD.

Y aún así, no he podido evitar el clásico: "¡Baja el volumen, jo...! ¡Parece cine aquí!"
Saludos!

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el post Ernesto...

Sin embargo poca convocatoria, ni modo, qué se le hace?...