domingo, 20 de abril de 2008

Oaxaca 2008/IV


Se terminó el Segundo Festival de Cine Latinoamericano Oaxaca 2008 y el sábado por la noche se entregó el siguiente palmarés:


Mejor cortometraje: Un riff para Lázaro de Remi Borgeaud (Cuba- Guatemala, 2007).


Mejor largometraje documental: Desterrados de Gustavo Mora (México, 2008).


Mejor largometraje de ficción: Orlando Vargas de Juan Pittaluga (Uruguay, 2006).


No vi toda la competencia de todas las categorías, pero sí pude revisar Orlando Vargas y debo decir que esta cinta no es mala elección como Mejor Largometraje de Ficción. Por otro lado, fue una pena que no haya podido ver Desterrados, pero el viernes, cuando estaba programada su exhibición en una de las salas de MM Cinemas -un día antes se había programado en el Teatro Juárez-, hubo una suspensión porque el productor no se encontraba en la ciudad y se había llevado la copia del filme (Ni modo: ésa fue la explicación).

El Segundo Festival de Cine Latinoamericano tiene saldos buenos y malos. Aunque en cada uno de los tres días que estuve en Oaxaca pude ver, por lo menos, un buen filme, la verdad es que la programación podría mejorar significativamente para la próxima edición. Otro asunto a repensar: la asistencia a las salas fue bajísima (hubo funciones en donde estábamos algún par de colegas y yo), aunque también hay que aceptar que esto es un problema perenne en todos los festivales nacionales a los que he asistido (la excepción: el FICCO chilango).

Por lo demás, el trato de los organizadores fue siempre el más comedido y amable posibles. Y algo más a favor del Festival: la ciudad de Oaxaca invita a ser visitada una y otra vez, con cine o sin él. Y allá volveremos, sin cine o con él (esperemos, por supuesto, que con él).

4 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Jajaja, tienes razón en que el FICCO siempre está lleno. Y en la noche hasta su madre.

Pero que ya mejoren su website de porquería ¿no te parece?

Diezmartinez dijo...

Sí. Ni en Guadalajara hay las asistencias del FICCO. A mí me ha tocado en Guadalajara -incluso en esta última edición- ver películas para el público con dos o tres personas. Y en cuanto al website del FICCO, es muy malo. Vaya, el de Oaxaca, apenas en su segunda edición, tiene un website mucho mejor, bien diseñado y muy informativo.

Tyler dijo...

el FICCO chilango es una grosería, hubo funciones en que había gente hasta en las escaleras.

Joel Meza dijo...

... y éso que era público "como más cinéfilo", según Artecinema.