martes, 6 de mayo de 2008

El cliché que yo ya vi.../XXIX


Joel Meza propone un cliché del cine mexicano más reciente:

En la clase media mexicana, nadie trabaja y los que lo hacen son publicistas o cineastas. Y como buenos clasemedieros, a quien se joden, velada y no tan veladamente, es al trabajador pobre. Por ejemplo, en El Viaje de la Nonna (Silva, 2007), se friegan a la sirvienta.

7 comentarios:

Joel Meza dijo...

Bueno, en realidad está inspirado en tu entrada del abandono del cine mexicano a la clase trabajadora.
Será que cada vez más se sigue el consejo de "escribe sobre lo que conoces", y pocos (¿nadie?) se ¿aventuran? a temas fuera de la clase media, excepto para hacer "denuncia".

paxton dijo...

Ja, recientemente Párpados azules rompió el cliché. Víctor es burócrata y Marina es empleada de un almacén de uniformes. Nada de glamour, ni oropeles.

Joel Meza dijo...

Y a todo ésto, el llamar clase "trabajadora" a los empleados operativos, finalmente me parece tan poco válido como, por ejemplo, el decirle trabajo "intelectual" exclusivamente al que hacen los escritores. Yo le pego duro todos los días a mi chamba de ingeniero y les puedo asegurar que es puro coco, nada "manual". Supongo que soy de la clase trabajadora-intelectual... y de todos modos tengo que pagar todos mis impuestos. (Paxton, ¿algún truco fiscal por ahí?)

Diezmartinez dijo...

Joel: con el IETU ahora TODOS pagamos impuestos (bueno, todos los que ya pagábamos antes). No hay exenciones de ninguna especie... Ah, no, pérate: sí hay exenciones: partidos políticos y sindicatos. O sea, PAN, PRI, PRD y en medio de todos Elba Esther como un Dios.

Paxton Hernandez dijo...

Jeje. Soy contador nacional. No contador público, sorry.

Lo que sí podrías hacer es hacer una empresa hechiza, tipo Joel S.A. y clamar por el régimen de pequeños contribuyentes; con eso te sales del espantoso sistema de honorarios.

El Duende Callejero dijo...

Chin... Yo pertenecí 5 minutos al Barzón ¿De haberme quedado no pagaría impuestos? Maldición... No debí abrir mi boca.

Joel Meza dijo...

¿Contador nacional? ¿? Suena como una profesión que nunca veré en una película mexicana sobre chilangos jóvenes, en todo caso.