sábado, 14 de junio de 2008

Solo ante el peligro/III


Ante el estreno de Hulk, el Hombre Increíble (Leterrièr, 2008), rescato mi reseña de hace cinco años de Hulk (Lee, 2003), publicada en REFORMA. En su momento, me sentí solo ante el peligro: fui uno de los pocos a los que les gustó la cinta del taiwanés. Acabo de volver a verla -es la tercera vez que lo hago- y no le cambiaría gran cosa a lo que está escrito a continuación, y como sigue:

Un científico militar obsesionado con su trabajo llega al extremo de experimentar consigo mismo y con su propio hijo. Un hosco general es incapaz de tener una relación emocional saludable con su bella hija. Esta última parece condenada a ser atraída por hombres “emocionalmente distantes”, incapaces de mostrar amor y sentimientos. Y, para acabarla, por ahí anda un joven científico, rígido y seco, que descubre que tiene una debilidad que no puede controlar y, peor aún, que no desea controlarla, pues cuando se abandona en ella se siente libre y poderoso. Como quien dice, estamos ante un grupito de criaturas neuróticas, adictas, reprimidas e irascibles: ¡mándelas a un diván!
Los cuatro personajes descritos son los protagonistas de Hulk (The Hulk, EU, 2003), el más reciente cómic de la casa Marvel adaptado al cine. Dirigido por el camaleónico Ang Lee y con un sólido argumento escrito por James Schamus, Hulk debe anotarse por derecho propio entre las más interesantes comic-movies de los últimos años, al lado de Batman (Burton, 1989) y El Hombre Araña (Raimi, 2002). Y es que al igual que las cintas sobre Bruce Wayne o Peter Parker, la crónica del pobre diablo Bruce Banner convertido en un monstruo verde, vale no sólo por sus efectos especiales o sus secuencias de acción, sino por el complejísimo entramado de relaciones que existen entre sus personajes.
El original Hulk (creado por Stan Lee y Jack Kirby en 1962) era producto de la experimentación científica y de un valiente acto heroico/suicida, pues Bruce Banner era afectado por radiación gamma al salvar a un muchacho de una muerte segura. En contraste, la aparición del Hulk ideado por Schamus y Ang Lee no se debe tanto a los rayos gamma. De hecho, éstos sólo nos descubren el verdadero origen del problema: el abuso físico/emocional al que estuvo expuesto Banner cuando era un bebé, manipulado por su enloquecido padre científico. Después de 30 años de haber desaparecido, el “Papito Querido” vuelve para exigirle a su traumatizado retoño que sea su instrumento de venganza en contra de todos aquellos que lo hicieron a un lado. En un delirante discurso que parece haber sido dictado por Osama después de haber leído a Nietzsche, Banner senior se descubre como el gran villano del filme –y, por lo mismo, como su personaje más interesante.
Lee trata de hacer compaginar lo mejor posible los problemas existenciales de sus personajes con las demandas de una pop-corn movie que no puede renunciar a serlo. Por un lado, el taiwanés le imprime a su narrativa un dinamismo contagioso: a la pantalla dividida en varios cuadros (herramienta ya usada en Macabras Historias de Horror/Romero, 1982), Lee le agrega una impresionante variedad de transiciones (disolvencias digitales, barridos, uso discreto del zoom, cortinas) que transmiten la sensación de estar frente a las enormes páginas de un cómic que pasan rápidamente frente a nuestros ojos. Y, por otra parte, Lee le ofrece el suficiente espacio a sus cuatro actores principales para que encarnen con justicia a sus respectivos personajes. El que menos se hace notar es, por supuesto, el australiano Eric Bana como Bruce Banner, pero esto no es culpa de él: no puede competir con el Hulk digital, con la mirada triste-triste de Jennifer Connelly, con un rabioso y carismático general Ross (Sam Elliott) y, ni se diga, con un desatado Nick Nolte encarnando al peor papá malvado desde Darth Vader. La duda es: ¿cómo le van a hacer en Hulk 2 sin el señor Nolte?

23 comentarios:

Joel Meza dijo...

A mí me está dando flojera Hulk con Norton, porque todo lo que voy leyendo dice que tiene menos historia y más acción. También fui de los que me gustó mucho Hulk de Ang Lee (recuerdo que la ví en sala casi vacía, por cierto). Y también por cierto, ayer fui a comer a un changarro donde tenían una tele donde estaban pasando El Tigre y El Dragón, justo la escena donde la morrita "modosita" se roba la espada y la guerrera la corretea por medio pueblo, volando entre los techos. Había unas 8 o 10 personas en el restorán, y la mitad estaban tirados de la risa cada vez que los personajes volaban de una pared o azotea a otra. Definitivamente Lee no está en sintonía con la raza a la hora de estilizar escenas de acción.

Josafat M. dijo...

Enfurecí cuando fui a ver Hero, Crouching tiger, hidden dragon, House of the flying daggers, no puedo creer la estupidez de las personas, ¡%&/%$ ignorantes! Entiendo que no entiendan ese cine, ¿pero reírse? Ya me enojé.

Paxton Hernandez dijo...

Qué chingón que Hulk reloaded no tiene a Nick Nolte...ni a Ang Lee, ni a Eric Bana, ni a la deprimente Jennifer Connelly.

Unas semanas más para que se desocupen las salas y la veo.

MARICHUY dijo...

Ernesto

A veces a sí pasa, nomás a uno le gustan películas que para los demás resultan punto menos que un bodrio [a mi me pasó con "La vie en Rose", que me gustó mucho; pese a que las críticas unánimemente la hicieron pedazos]. Y tu no estás solo con Hulk -ni creo que te importaría estarlo-, a ti y a Joel los acompaña mi amigo Luis Bernardo, quien venera a Ang Les como su Dios personal.

Saludos

PS Ya vi tu reseña de "Persépolis" en Primera fila y me gustó, pero lo que me dejó con el ojo cuadrado fue que el resto de la sección de cine, es casi como la apología de "Sex & the City"(¡!)

Diezmartinez dijo...

Joel: el nuevo Hulk tiene menos complejidad en los personajes y más acción. No mal dirigida, hasta eso. Pero creo que me quedo con la de Lee. Por lo menos es más arriegada.

Josafat: el lirismo de Lee está pasado de moda. Pero peor para la moda.

Paxton: Oh, pues. Si exceptuamos a Bana, yo prefiero todo el reparto de la cinta de Lee.

Marichuy: Yo no (digo, yo no la hice pedazos: realmente me gustó). Sex and the City salió en chorrocientas mil salas y Persépolis en muy pocas, así que se "merecía" el espacio. Pero la nota principal de ese Primera Fila fue para Persépolis, de cualquier forma.

Paxton Hernandez dijo...

Marichuy,

¿"Unánimamente"? ¿Y la de Coria?

Paxton Hernandez dijo...

Ernesto, Joel y Duende,

Feliz día del padre.

Diezmartinez dijo...

Paxton: gracias.

MARICHUY dijo...

Paxton y Ernesto. Corrección: casi unánimemente -los críticos hicieron pedazos "La vie en Rose".

Ernesto. Tu reseña no la leí.

Saludos

PS Y a propósito de "Sex & the City", déjame soltar tantito veneno, en el blog de una amiga me encontré esta joyita:

http://www.youtube.com/watch?v=LMLITlAA0QM

El Duende Callejero dijo...

Podría escribir hojas y hojas sobre mi devoción sobre Jennifer Connelly, bastaría decir que no sé de qué trató Hulk de Lee... Sale ella, y sólo ella importa... Mmmm... Gracias Paxton, no por tirarle a Connelly, por lo del día del padre. Ayer fuimos al cine por primera vez... Su primer película: Meteoro. Chale, pero por algo se empieza.

Joel Meza dijo...

Jennifer Connelly generalmente hace papeles depresivos/deprimentes, te lo concedo (es su propia regla cinematográfica, después de todo). Pero en mi mente siempre está como la niña de Laberinto o la ya crecidita novia de Rocketeer. Mmmmmm... Hasta W.C. Fields lo reconoció.
Gracias por las felicitaciones aquí.

Anónimo dijo...

Esta fue una película que fui a ver al cine el mero día de su estreno. Dirigida por Ang Lee, las espectativas eran muy altas...
Recuerdo que la historia no me desagradó en lo más mínimo, y creo que en todo caso quien se robó la película fue el padre (Nick Nolte). Lo que si creo es que el dichoso Hulk nunca convenció a nadie, lucía demasiado ficticio, irreal, sobrecomputarizado...
Quizá esto último fue lo que a mucha gente decepcionó y se olvidaron que detrás del "mounstro digital" había algo más y diferente...

Diezmartinez dijo...

Anónimo: sí, el Hulk computarizado se ve chafa. Y en el nuevo, no hay tanta diferencia en este asunto: parece monstruo de videojuego.

d-47 dijo...

Me gusta mucho la versión de Lee. Demasiado y eso es un problema a la hora de ver esta nueva. Aunque me gusto, salvo por su chafa final. La pelea entre Hulk y el otro esta tan confusa como la de IronMan y Bridges...

Pero debo decir que me divirtio mas esta Hulk, que Iron Man...

Diezmartinez dijo...

d-47: En realidad, ése el problema de los finales de las cintas de super-héroes de los últimos años. Terminan siendo muy confusas y ruidosas. Por eso prefiero, mil veces, el desenlace del Batman de Burton (del primero, con Nicholson). Es una pelea y alguien se cae. Tan-tan.

Y en cuanto a Hulk... como personaje es francamente aburrido. Es un monstruo que no quiere serlo, que tiene sentimientos de culpa por ello. Nunca me ha gustado gran cosa el personaje. Pero, igual, yo no soy gran fan de los cómics...

Joel Meza dijo...

Uh, Ernesto, pues acabas de describir a todos los superhéroes de fines de los 80s para acá: son lo que son y tienen sentimientos de culpa (o algún complejo) por ello. La neta, el tema está bastante trillado en los comics. Por éso mejor quedarse con uno o dos monos y ya. Yo me quedo con Superman y de los demás me entero si son "invitados". Punto.

Diezmartinez dijo...

Joel: pero Batman disfruta de su venganza (por lo menos el Batman de Burton). Iron Man goza ser Iron Man (es un egocéntrico insoportable). Vaya, hasta Superman se siente bien de ser El Hombre de Acero. La bronca es que Bruce Banner y Hulk nunca se conectan realmente. Por lo menos, no logron conectar al tipo tìmido y al monstruo verde temperamental. Me parecen dos personajes completamente diferentes. Con los demás, son extensiones u ocultamientos de sus otras personalidades. Pero, insisto, más bien me refiero a los super-héroes fílmicos. Los de los cómics originales los conozco poco.

Anónimo dijo...

Qué pena saber que en esta nueva versión de Hulk el mounstrito de marras luce igual de chafa...

Acaso por eso me gustó tanto Transformers, por el grado de realismo que alcanzaron con esos robots digitalizados, simple y sencillamente increibles...

Hace poco vi The Golden Compass y la verdad fue una injusticia que esta cinta haya ganado el oscar a los mejores efectos visuales. En este terreno Transformers es claramente superior... que conste que no defiendo a Micheal Bay, aunque en el juicio puede influir el hecho de que fui fan de las caricaturas en los 80´s...

Con esto último me acordé de que en el 94 reclamé airadamente que Forest Gump le ganara el oscar en esta misma categoría a The Mask...

Josafat M. dijo...

Batman es mi superhéroe of choice, ¿por qué? porque el vato es motivado por venganza, es un paranoico y esquizofrénico y no tiene súperpoderes, simplemente es un compilla que está tumbado del burro que cree que todos son los culpables de matar a sus papás, ah y que se cree murciélago, wtf?.

d-47 dijo...

Eso de que Hulk es aburrido, Batman goza la venganza y IronMan su egocentrismo, ¿donde pones a Spider Man?

Siempre chilla por algo... por su tio, por mary jane, por su tia, por su trabajo, por su falta de dinero, por Harry, por Dr.Ock, por su traje, por su poder, porque no tiene poder, porque recupero su poder y ya no le gusta otra vez porque tiene que alejarse de mary jane, por la escuela, porque no duerme, porque a nadie le gusto la tercera parte....

Eso en las peliculas, en el comic era diferente. Creo que asi, tan extremista, me quedo con Hulk

Champy dijo...

JAJAJAJAAJA

Que gusto da a veces no tener nada que hacer y perderse navegando.... sin querer queriendo vine a dar aqui contigo y precisamente a esta entrada donde hasta vengo a descubrir que salgo a colación.

Bueno, el gusto es porque despues de leerte me he sentido menos solo que de costumbre, a mi me encantó la versión que Lee hace de Hulk, aqui mi COMADRE ya te dijo que yo venero al Taiwanes y pue pa'que más que la verdad.

Veo que Paxtón gozar destrozando todo, pero cada par de ojos ve lo que quiere ver, no hay de otra.

Saludos y mucho gusto.

Diezmartinez dijo...

Pues, Champy, bienvenido. Gracias por darte la vuelta por acá.

Anónimo dijo...

Hola Ernesto

Ya te había comentado aqui mismo -como anónimo- que cuando vi Hulk 2003 me pareció muy interesante...

Pues esta semana renté en el BB de la esquina las dos cintas en cuestión y las revisé en la comodidad de mi casa...

Fíjate que la película nueva no me gustó gran cosa. Es muy ligera y convencional. Me resultó medianamente entretenida hasta eso. Abusa de la fantasía y de la acción, y termina siendo en extremo estridente... Ahora si que quien sabe cómo quería Mr. Norton que quedara el corte final de la cinta...

La persecución por las favelas me remitió irremediablemente a las notables y más emocionantes Tropa de Elite y The Bourne Ultimatum. Además, aunque ya lo habíamos platicado aquí, el Hulk digital esta super chafa, digo, se espera más después de 5 años de avances en CGIs. Lo que si de plano me pareció ridículo es aquella escena donde Bruce aparece, sabrá Dios como, en la selva ¡Guatemalteca!, y luego cruza México y USA así como así... hubiera sido razonable que llegara a una selva si, pero la amazónica. Mira que cruzar medio continente, no, no, no...

Hulk 2003 esta claramente en otra dimensión. Es una película seria, con estilo, con suficiente profundidad argumental y dramática, muy original y arriesgada, tridimensional si me permites. Es una adaptación hecha por adultos para adultos -pensantes claro esta-, algo así como lo que ahora es The Dark Knight pero sin el éxito económico...

Te diría que no me molestó Eric Bana, al contrario. Nick Nolte esta soberbio, y en efecto, se roba la película. Hasta creo que la acción esta mejor concebida en esta cinta que en la nueva. Lástima que el Hulk digital se vea tan irreal...

Créeme que no estas tan solo ante el peligro...

Saludos
FABIO