sábado, 16 de agosto de 2008

7ma. Semana del Cine Alemán/II y último


El Corazón es un Bosque Oscuro (Das Herz ist ein dunkler Wald, Alemania, 2007), de Nicolette Krebitz. Marie (Nina Hoss) descubre que su violinista marido Thomas (Devid Striesow) no sólo la engaña con una amiga mutua sino que tiene otro hijo y que, por si fuera poco, no se coge él solo porque Dios es muy grande. Durante ese día que terminará en tragedia, Marie irá a platicar con su examiga -y amante de su marido-, tendrá una discusión telefónica con su madre, una plática inesperada con su distante padre -que, al parecer, no es más que una versión avejentada del marido- y terminará asistiendo, sin querer, a una decadente fiesta burguesa que parece haber sido organizada por los mismos perversotes de Ojos Bien Cerrados (Kubrick, 1999).

Ok, lo acepto. Acaso este woman's film -sin duda bien hechecito, bien actuado- necesita de una profunda apreciación femenina porque, desde mi perspectiva masculina -que no machista- no me pareció particularmente interesante. Si hay una película que hay que saltarse de la Séptima Semana de Cine Alemán, creo que puede ser ésta.



El Corazón es un Bosque Oscuro se exhibe hoy y mañana en la Cineteca Nacional.

3 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Hay que llamar las cosas como son, Ernesto. Y esta película es un BODRIO, así con mayúsculas. Ronqué un buen rato, y ¿cuál sensibilidad femenina, digo yo? La tipa casi se arrastra por el esposo y él tan campante.

Lo de Medea y ese final tan pero tan pinche me hizo vomitar.

Lo más triste es que perdí Greek. :(

Diezmartinez dijo...

Pues en su segunda parte se acerca mucho a eso que dices... Un bodrio. Y, por cierto, el filme lo dirige y escribe una mujer. ¿Misoginia femenina?

Paxton Hernandez dijo...

Jajaj, por completo. No se quieran tanto, damitas.

---------------------

La fiesta fue lo que me perdió, por cierto. Muchas pero muchas mamadas para mi gusto...

Y Se busca también apesta a bodrio. Who fucking cares? En serio?