sábado, 9 de agosto de 2008

Y... ¿dónde está el autor?/I


"... Creo que se le da demasiada importancia a las cosas de la realización, especialmente a los directores. Esto atañe a la crítica; son teorías de Cahiers du Cinéma que no comparto totalmente. Para mí, el problema del cine es el del escritor. Es mucho más fácil realizar que escribir. El problema es la concepción de la obra en la máquina de escribir. Creo que hay mucho de puras teorías en todo lo que se habla de los problemas de la realización. Una vez que la obra está completamente escrita, la realización es un problema relativo...

Hay un gran desconocimiento del cine y una idealización del director. Me fastidia que se le idealice. Cuando uno conoce su profesión, la realización no es algo tan complicado ni tan terrible, si uno ha planeado su obra. Tal vez sea porque yo escribo o colaboro en las historias de mis películas. Cuando el director no escribe la historia que filma tiene la obligación de colaborar y de participar de ella para poderla visualizar...

Vivimos en la época de la palabrería..."


Luis Alcoriza, en una entrevista que le hizo Emilio García Riera y que apareció publicada en La Cultura en México de Siempre! el 19 de mayo de 1965. La entrevista fue realizada ante el estreno de Tarahumara (1964), de Alcoriza.

10 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Lo bueno es que esta discusión bizantina (Marichuy dixit) ya quedó superada...hace 40 años. Ganaron los directores, por cierto.

Christian Cueva dijo...

Esto me suena a la discusión que hace poco tiempo se suscitó debido a 'El búfalo de la noche', con el Arriaga diciendo que el escritor era el verdadero autor de la película. A continuación, reproduzco el comentario que en su tiempo dejé en la versión electónica de Letras libres, en una entrevista que Álvaro Enrigue le hizo al susodicho guionista:

Me parece que a Guillermo Arriaga le haría falta aprehender los procesos de producción del cine. En este negocio todos están en manos de todos y el resultado final no es obra sólo de un guionista, productor o director, sino de un equipo. El guionista entrega su obra al director para "adaptar" esas palabras al mundo de las imágenes; así como el director entrega su trabajo al director de fotografía, editor, director de arte, etc., y cada uno de ellos construye su propia película. En términos fiscales, el cine no pertenece a una "persona física", sino a una "persona moral" . Que no salga con eso del guionista como autor, pues apenas vamos saliendo de la época del director como auteur absoluto.

...

Así pues, recuerdo una conversación sostenida con el Duende en la que comentábamos que, durante los periodos más lúcidos de cualquier director digno de ser considerado, siempre trabajaba con el mismo equipo de producción. Y cada vez que este equipo se modificaba algo cambiaba en las películas. Cronenberg y Carpenter son buenos ejemplo.

Esto también tiene relación con un comentario que me hacía un actor hace varios días: "los dramatuirgos de antes escribían como si también dirigieran, y hoy la tendencia es diferente, las obras quedan abiertas".

Qué cosas.

El Duende Callejero dijo...

Es de qué, cuarenta años, sí, y es la base sobre la que se sustenta mi religión: en efecto, en México hay un desconocimiento sobre qué es hacer cine, principalmente de parte de los que hacen cine. Y si ellos no lo saben ¿Podemos pedirle más a los que piensan que el cine puede ser una carrera universitaria?

Pero, bueno, mi religión me prohibe aportar más al debate.

Josafat M. dijo...

No es medio discrepante que Diezmartínez haya aborrecido Over her dead body -incluso hizo una entrada- y que haya ganado película de la semana? what the fuck! ¿quién fue? ¡confiesen!

Diezmartinez dijo...

Un dato curioso, para todos: Hitchcock rara vez escribió sus guiones y, sin embargo, la autoría de sus filmes está fuera de duda. Y trabajó con diversos argumentistas/guionistas a lo largo de su carrera.

Josafat: He tenido una relación tirante con algunos de mis más fieles y recalcitrantes lectores, así que no me extraña que me lleven la contra. Una crítica para el crítico, ni modo.

El Duende Callejero dijo...

Hitch no escribía sus guiones, cierto, pero vaya que estaba encima de sus guionistas. Además, lo que sí hizo (y en esos asuntos, pedía la presencia ya no de un guionista, sí de un escritor de parlamentos), son esos storyboards que eran la misma película. Luego, en el set, esa mitología sobre su manía de que si el salero de la mesa no estaba donde él había dicho, no había toma, creo que sólo puede equipararse a la otra manía de ese otro genial Terry Gilliam, que no rodaba una jodida escena sólo porque un hamster (que ni se ve), no corría como él quería dentro de su jaula.

Pero no, los directores no tienen ninguna importancia a la hora de hacer la película... todo está en el guión...

Dos casos de un director conocido... Spielberg. Rodando Jaws, tenía una escena en la que Brody, devastado porque abrirían la playa a pesar de que no estaba seguro de que el tiburón que se había pescado era el asesino, está en la mesa. Frente a él, uno de sus hijos... La escena ya la conocen... El niño lo imita y Brody capta cada movimiento, respondiéndole ante la mirada tierna de la sra. Brody. Una escena que no estaba en el guión, que Spielberg, al montar la escena, observó lo que el niño hacía y cómo Roy le seguía la corriente y ordenó no parar.

La segunda, de él mismo: Jones corre buscando a su amada. Entonces, la multitud se abre y sale un jodido gorila con que le presume su dominio en la ¿Qué es? La espadota curva esa... Bueno, ya saben cuál. El caso es que Jones no tiene tiempo, saca la pistola y mata al fulano ¿Recuerdan la escena? Pues también fue idea de Spielberg. El guión decía otra cosa, pero, la luz natural se iba, el director de fotografía andaba alterado... Spilberg llegó con Ford y le dijo qué debía hacer... Para no perder un día.

Ambas escenas... Imitadas ahora hasta la saciedad, en caso de haber sido grabadas por este señor, simplemente no existirían.

Diezmartinez dijo...

En efecto, Duende, sabía que tenías que entrar con la precisión exacta: Hitch no tenía créditos en sus guiones, pero se sentaba con sus escritores a comer y a pistear, discutiendo tramas, personajes, giros argumentales. Y luego, hacía unos story-boards maniáticos. Ah, y se preocupaba de gran manera en cómo se iban a vestir sus actores (especialmente, las actrices).

Mario dijo...

Nadie puede negar que el trabajo del guionista es tal vez mas dificil por que siempre parte de una pagina en blanco y el del director es una conjugacion de ideas. Pero eso no significa que tenga mas peso en la realizacion de las peliculas, creo que los guinistas simplemente estan celosos. Tal ves si solo se deicaran a escribir, pero...la mayoria de la gente lee menos de un libro por cada 100 peliculas...

Joel Meza dijo...

Lumet, en Making Movies, acerca del cine de autor y sobre el concepto "un film de Sidney Lumet", describe su relación con los escritores, pero además su relación con directores de arte, de fotografía, diseñadores de vestuario, compositores de música, editores, actores, etc. En un punto del libro cuenta sobre su admiración y fé ciega en cierta diseñadora de vestuario, que prácticamente era quien le creaba los personajes para la película, vistiendo al actor en turno de acuerdo a lo discutido en preproducción. No cesa de decir, Lumet, la importancia de que todos los involucrados trabajen en la misma película.

Joel Meza dijo...

A mí se me hace que fue Tyler... para crear competencia fácil a Batman The Gentleman of the Night.