sábado, 11 de octubre de 2008

Revisando a Chaplin/VI

The New Janitor (EU, 1914), de Charles Chaplin. El décimo-tercer filme dirigido por Chaplin -y el número 27 en el que actúa- para la casa Keystone tiene su interés porque en él aparecen algunos rasgos de su personaje emblemático que años después explotaría el cineasta con mayor profundidad. Charlot no es aquí el vagabundo sin oficio ni beneficio sino que tiene la chamba de ser "el nuevo afanador" de unas oficinas. Casi por casualidad, Charlot se convertirá en héroe, evitando que un contador ladrón se lleve el dinero de la caja fuerte. Por supuesto, como luego será costumbre, Charlot necesitará la ayuda de alguien más -en este caso, una secretaria- para que el malhumorado patrón y la policía le crean que él no es el ratero. Ojo a las buenas rutinas cómicas/corporales de Chaplin y ojo también al anuncio que aparece al final de la cinta. Se demuestra que la gente era igual de cochina en 1914 que ahora. (Ah, otra cosa: esta copia tiene una banda sonora francamente estorbosa. Aconsejo ver el filme sin sonido).

7 comentarios:

Joel Meza dijo...

Casi puedo recordar largometrajes recientes y no tanto con esa trama precisamente, agregando, para alargar la historia, un romance entre el muchacho y la muchacha. Pero me da flojera en este momento pensarle mucho. A botepronto, El Secreto de Mi Exito, con Michael J. Fox. Más o menos.
---
Genial el gag de la pistola.
---
Y mientras veía la película, tenía presente tu nota de atención al anuncio final y la idea de que siempre ha habido cochinos. Al ver el asunto del contador ratero, pensé que te referías a éso e inmediatamente pensé en varios casos que he conocido tanto en la iniciativa privada como en el gobierno. Pero era nomás sobre las cáscaras de los cacahuates. Yo ayer al menos puse todas las mías en un vaso vacío de cerveza en el Nido, mientras veía a los Aguilas ganar, a punta de batazos y trabajo de pitcheo y cuadro, al Paquín, Erubiel y sus Naranjeros.

Ad Ayin dijo...

Bueno, yo prometo y prometo que voy a revisar todo Chaplin y nomas nada. Lo malo es que ya tengo la curiosidad a tope que cuando por fin me den mis vacaciones me la voy a pasar encerrado revisando tanta cinta que tengo empolvada.

Sin embargo, una vez tuve que ver una cinta sin sonido (los cables de audio estaban mal conectados) y me parecio un suplicio. Je, en lo absoluto menosprecio el consejo, pero ¿no tendrían que ir de la mano? ¿cual es el desprecio por la banda sonora?

Diezmartinez dijo...

Ad Ayin: Lo que pasa es que esta banda sonora fue elegida, obviamente, por el entusiasta que subió el filme a youtube. Yo tengo en DVD la cinta y tiene una banda sonora tradicional, no estorbosa. Claro que, originalmente, estas películas NO TENÍAN música.

Joel Meza dijo...

Pues yo estoy viendo todas las de esta serie SIN sonido, pero tiene qué ver más por un fetichismo mío acerca de que las computadoras no deberían hacer sonidos, en primer lugar. ¿Los ábacos tocan música? No, ¿verdad?

Diezmartinez dijo...

Pero los teléfonos pueden tomar fotos... ¿O es mal ejemplo?

El Duende Callejero dijo...

Por cierto, gracias por todo el material y comentarios de Chaplin. Son un gran momento del rutinario día, quiero más.

Joel Meza dijo...

No (es mal ejemplo) para el Súper Agente 86.