martes, 30 de diciembre de 2008

Confesiones Verdaderas/XXI

San... digo, Sir David Lean


"Justo antes de empezar el rodaje, yo había re-escrito el guión y los de MGM lo leyeron. O'Brien (el jefe del estudio) me llamó y me dijo: 'Mira, me lo vas a tener que explicar porque esto no tiene ni pies ni cabeza... ¿Qué chingados estás tratando de hacer?' En ese momento sonó el teléfono: era David Lean, que llamaba desde España, donde estaba filmando Dr. Zhivago. Y O'Brien se soltó: 'Sí, David. ¿Otros mil extras? Claro que sí, David. Absolutamente, David'. Al final de cuentas colgó, levantó la mirada y se me quedó viendo. Era evidente que había olvidado por completo quién era yo y por qué estaba yo ahí. Me dijo: 'Bueno, pues, vaya usted y haga un buen filme'. Dije 'OK', me levanté de inmediato y me fui. Años después le dije a David Lean: ' salvaste mi película'..."


John Boorman, entrevistado por Philip Kemp, hablando sobre Point Blank (1967)

1 comentario:

Joel Meza dijo...

Nunca sabe uno las grandes historias que están detrás de una gran película o una gran carrera. Esa línes de "haga un buen filme" me hizo recordar (sin los detalles, desgraciadamente) la dramática anécdota de Billy Wilder tratando de regresar a Estados Unidos desde Mexicali, huyendo de los nazis. Eventualmente un agente de migración gringo (o el cónsul, como dije, no recuerdo los detalles), después de escuchar sus argumentos le selló el permiso y le dijo: "Haga usted buenas películas."