Envíos gratis a México

miércoles, 30 de abril de 2008

Niños actores


En México, hoy es el día del niño. Y ya que tenemos este pretexto. ¿cuál es el niño actor (o niña actriz, claro) que más recuerdan? ¿Cuántos no han desaparecido del mapa en cuanto crecieron? ¿Cuántos crecieron para convertirse en sólidos actores o actrices adultos?

La lista es extensa: desde el inolvidable Jackie Coogan de El Chico (Chaplin, 1921) hasta los niños afganos de Cometas en el Cielo (Forster, 2007), pasando por los nacionales Poncianito o La Tucita, los ingleses Roddy McDowall o Elizabeth Taylor, y los americanos Shirley Temple o Natalie Wood y, más recientemente, Drew Barrymore, Macaulay Culkin, Kirsten Dunst, el reparto de Harry Potter y un largo etcétera.

Por lo pronto, yo me quedo con Jackie Coogan -a la derecha, sentado, recibiendo instrucciones de Chaplin en el set-: será porque acabo de volver a ver El Chico.

martes, 29 de abril de 2008

Confesiones Verdaderas/XII


Orson Welles sobre el criminal corte de Soberbia (The Magnificent Ambersons, 1942) , esa obra maestra que no fue:


"Cinco, quizá seis rollos de Soberbia están exactamente tal como los monté, antes de salir hacia Sudamérica, con la excepción de un solo corte en medio de un travelling muy largo. El corte se refería a un par de observaciones sobre 'aceitunas" -una novedad en la ciudad. No me pregunte por qué querían quitarlo. El resultado fue un salto inútil en una escena por lo demás impecable. También edité la parte final de Soberbia, pero ésta fue completamente rehecha después de su preestreno. Cerca de cuarenta y cinco minutos fueron cortados -en realidad todo el corazón de la película- para los que toda la primera parte había sido una preparación. La secuencia final en el hospital fue escrita y dirigida por otro. No tiene ninguna relación con mi guión".

lunes, 28 de abril de 2008

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../XXXI

CARTELERA AL 25 DE ABRIL


Cállate y Canta (Shut Up and Sing, EU, 2006), de Barbara Kopple y Cecilia Peck. Buen documental dirigido por la especialista y doblemente oscareada Kopple y la debutante Cecilia –hija de Gregory- Peck acerca del escándalo que rodeó a las Dixie Chicks cuando una de ellas, Natalie Maines, se atrevió a decir, en un concierto en Londres, que les avergonzaba que Bush fuera tejano, como ellas. El sur conservador americano –y el status quo de las estaciones de radio y los grupos religiosos- se les echó encima, pidiéndoles que se callaran y, de paso, amenazándolas hasta de muerte. No las compararon con Hitler, Huerta y Mussolini, porque en Tejas no hay patriotas inteligentes y bien informados como en México. Una reseña mía en REFORMA y otra en Cinevertigo, aquí.

Hombres Lobo (Skinwalkers, EU-Alemania, 2006), de James Isaac. Una divertida B-movie en donde los licántropos se han dividido en dos bandos: los que quieren dejar de convertirse en hombres lobo y los que quieren seguir con la onda de comer humanos y aullarle a la luna. La cinta no es muy coherente que digamos pero sí bastante entretenida y así hay que juzgarla: como un palomazo de fin de semana para echar relajo y no ser tomada en serio. Mi reseña en REFORMA.

Enamórate de Mí (Hors de Prix, Francia, 2006), de Pierre Salvadori. Una auténtica sorpresa. La premisa de esta encantadora comedia tan elegante como cínica es muy convencional: una cazadora de fortunas (Audrey Tatou) confunde a un modesto barman (Gad Emaleh) con un multimillonario y decide ir tras él y sus hipotéticos millones. Lo interesante no es el desenlace –el happy-end está telegrafiado desde el inicio- sino el camino para llegar a ese final, pavimentado de la sofisticación de Lubitsch y del cinismo de Wilder. Mi reseña en REFORMA.

domingo, 27 de abril de 2008

Cine en televisión para el domingo 27 de abril


EL AFFAIRE DE THOMAS CROWN (The Thomas Crown Affaire, EU, 1968), de Norman Jewison. Aunque el remake dirigido por John McTiernan en 1999 no es del todo inepto, nada tiene que hacer frente a la legendaria heist-movie (película de robos, pues) protagonizada por el mejor Steve McQuenn y la (entonces) muy sexy Faye Dunaway. Estrenada en nuestro país con el título de Sociedad para el Crimen –así la vi en pantalla grande y por vez primera hace varias décadas, en mi adolescencia-, el octavo largometraje del prolífico y versátil Jewison muestra el fascinante juego del gato y el ratón (pero, ¿quién es quién?) entre un millonario (McQueen) que ha ejecutado el robo bancario perfecto nomás por amor a la adrenalina y una sensual investigadora privada (Dunaway) que va tras él, armada de una mirada castigadora, una blusa con escote generoso y un temible ataque al jugar una célebre partida de ajedrez. La canción, “The Windmills of Your Mind”, ganadora del Oscar 1969, hizo época.

Cinecanal Classics, domingo 27 de abril, 16:10 horas, tiempo del centro de México.

sábado, 26 de abril de 2008

Cine en casa


Fabio, un habitual visitante de este blog, pregunta:


"¿Qué equipos de audio y video usas para ver tus películas? ¿Tienes una sala dedicada? ¿Qué tan lejos has llegado en esto del cine en casa? ¿Eres un audiófilo y/o melómano consumado?... Pronto me voy a mudar de casa y planeo convertir uno de los cuartos en una sala dedicada al cine y a la música, tanto, que entre otras cosas hasta he pensado en incluir tratamiento acústico en la habitación... No se si tengas experiencia en este asunto, o que sepas de alguien que la tenga y quiera compartirla. La verdad me gustaría escuchar sugerencias, recomendaciones, tips, etc... Todos por aquí amamos al cine y debe haber algún loco por ahí que ya lo ha hecho o quiera algo similar...".


Hasta aquí las preguntas de Fabio. Yo veo mucho cine en casa, por supuesto, pero mi estudio es relativamente sencillo: una pared dedicada a los libros -de literatura, cine e historia- y otra a los DVDs y VHS (sí, todavía tengo vídeos). Un sillón, un diván, un escritorio y párenle de contar. Ah, claro: y un home theater. Pero nada de tratamiento acústico. La pregunta está en el aire para alguien que sea un verdadero experto en cuestiones técnicas. ¿Sugerencias para Fabio?

PS. La foto no es de mi home theater. Brincos diera.

viernes, 25 de abril de 2008

Que todo el cine es sueño/y los sueños, sueños son...


"Creo que si uno decide filmar un sueño y se dice a sí mismo: 'Voy a poner en escena un sueño y los voy a crear gracias a la cámara y a todas las máquinas que tenga a mi alcance', jamás lo podrá hacer. En cambio, si uno cuenta simplemente su historia, puede ser que logre filmar un sueño maravilloso".

Igmar Bergman


Bergman filmó un sueño extraordinario en Fresas Salvajes (1957). Los Coen hicieron que Tommy Lee Jones contara verbalmente un par de sueños inolvidables hacia el final de Sin Lugar para los Débiles (2007). ¿Qué otros sueños fílmicos de este tipo recuerdan? Es decir, ¿qué grandes sueños cinematográficos sin efectos especiales y/o digitales, sin tanta crema en los tacos?

jueves, 24 de abril de 2008

Del Toro y el Hobbit


Guillermo del Toro acaba de firmar el trato con New Line y MGM para dirigir The Hobbit y su secuela. Con cuatro años para dirigir la cinta y una continuación, Del Toro se irá a vivir a Nueva Zelanda para trabajar de cerca con su productor ejecutivo Peter Jackson. Felicitaciones a Del Toro. La nota completa, aquí.

Instrucciones para ser crítico de cine

miércoles, 23 de abril de 2008

Cannes 2008/Programa

Afiche creado por David Lynch


Se acaba de anunciar la programación oficial en Cannes 2008. México estará participando en la sección Una Cierta Mirada con Los Bastardos, de Amat Escalante, y con la presencia de Alfonso Cuarón como miembro del Jurado, presidido esta vez por Sean Penn.

La competencia por la Palma de Oro está formada por Changeling, de Clint Eastwood; Adoration, de Atom Egoyan; 24 City, de Jian Zhangke; Synechdoque, New York, de Charlie Kaufman; La Mujer sin Cabeza, de Lucrecia Martel; Che, de Steven Soderbergh; y Leonera, de Pablo Trapero, entre muchas otras.

Amat Escalante tendrá en Una Cierta Mirada competidores de peso: Kurosawa Kiyoshi con Tokyo Sonata, James Toback con Tyson, además de Bong Joon-Ho, Leos Carax y Michel Gondry, quienes dirigen a seis manos ¡Tokyo!

Ah, y fuera de concurso, Vicky Cristina Barcelona, de Allen.

La lista completa, aquí.

martes, 22 de abril de 2008

Aventura en el Camino Salvaje de Alaska


Hace un par de semanas, al dar cuenta del estreno comercial de la espléndida road-movie Camino Salvaje (Penn, 2007), el Exigente Duende Callejero me informaba que la cinta ya estaba disponible en DVD de Región 4 para su renta y venta en cualquier Blockbuster de la esquina. En efecto, con el nombre de Aventura en Alaska -no confundir con la comedia canina Snow Dogs (Levant, 2002), que en algunos países iberoamericanos se exhibió, precisamente, como Aventuras en Alaska- el filme de Penn está en los estantes blockbusterianos desde febrero del año en curso.

En lo personal, creo que eso sería el paraíso terrenal cinefílico: que uno pudiera elegir entre ir al cine, rentar el DVD o pagar unos pesos extra para ver la película en televisión. Eso es lo que ha propuesto Steven Soderbergh -así puso a circular Bubble (2005)- y es probable que hacia allá se mueva el mercado de exhibición y distribución. Alguien podría decir que el cine siempre se verá mejor en el cine, pero el problema es que en México hay mucho cine que se ve en todas partes... menos en el cine.

PS. ¿Ya leyeron el post de cinécdoque sobre Camino Salvaje?

lunes, 21 de abril de 2008

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../XXX

CARTELERA AL 18 DE ABRIL


4 Meses, 3 Semanas y Dos Días (4 Luni, 3 Saptamâni si 2 Zile, Rumania, 2007), de Cristian Mungiu. La ganadora de la Palma de Oro y del FIPRESCI en Cannes 2007 trata sobre una joven mujer que quiere abortar –y una amiga que la ayuda- en la Rumania de fines de los 80, cuando toda interrupción del embarazo era ilegal. Mungiu transmite el sopor de avanzar por los meandros burocráticos de la atmósfera siniestra y opaca de la Rumania de Ceausescu a través de una puesta en imágenes sin concesiones. Todas las escenas, tomadas por el cinefotógrafo Oleg Mutu cámara en mano, tienen un aire de espontaneidad interpretativa –los actores se lanzan miradas graves, salen o entran en el encuadre o recitan larguísimas parrafadas con naturalidad apabullante- y, al mismo tiempo, se siente un maniático control visual/estético por parte del cineasta. Mi reseña en REFORMA.

Partes Usadas (México, México-Francia-España, 2007), de Aarón Fernández. La Mejor Opera Prima en Guadalajara 2007 –en lo personal, creo que había otras cintas que debieron haber ganado, como Año Uña (Cuarón, 2007)- es un buen melodrama juvenil/urbano sobre un joven chilango que se dedica a robar partes automovilísticas con el fin de irse “al gabacho”. La realización de Fernández es más que meritoria en su dirección de actores, en la creación de genuinos momentos de suspenso y en una puesta en imágenes y sonidos que captura con realismo e inmediatez la atmósfera en la que viven todos sus personajes. Mi reseña en REFORMA.

Definitivamente, Tal Vez (Definitely, Maybe, EU-GB-Francia, 2008), de Adam Brooks. Una curiosa comedia romántica no del todo lograda pero sin duda interesante: para dormir a su hija, un treintón divorciado le cuenta a la niña (Abigail Breslin) su vida sexual/sentimental de soltero, cambiando los nombres de sus novias, a ver si la mocosa adivina la identidad de su madre. La premisa es medio enferma -¿usted le contaría a su hija de 11 años sus correrías de soltero?- pero tiene algo de gracia. Mi reseña en REFORMA.

domingo, 20 de abril de 2008

Oaxaca 2008/IV


Se terminó el Segundo Festival de Cine Latinoamericano Oaxaca 2008 y el sábado por la noche se entregó el siguiente palmarés:


Mejor cortometraje: Un riff para Lázaro de Remi Borgeaud (Cuba- Guatemala, 2007).


Mejor largometraje documental: Desterrados de Gustavo Mora (México, 2008).


Mejor largometraje de ficción: Orlando Vargas de Juan Pittaluga (Uruguay, 2006).


No vi toda la competencia de todas las categorías, pero sí pude revisar Orlando Vargas y debo decir que esta cinta no es mala elección como Mejor Largometraje de Ficción. Por otro lado, fue una pena que no haya podido ver Desterrados, pero el viernes, cuando estaba programada su exhibición en una de las salas de MM Cinemas -un día antes se había programado en el Teatro Juárez-, hubo una suspensión porque el productor no se encontraba en la ciudad y se había llevado la copia del filme (Ni modo: ésa fue la explicación).

El Segundo Festival de Cine Latinoamericano tiene saldos buenos y malos. Aunque en cada uno de los tres días que estuve en Oaxaca pude ver, por lo menos, un buen filme, la verdad es que la programación podría mejorar significativamente para la próxima edición. Otro asunto a repensar: la asistencia a las salas fue bajísima (hubo funciones en donde estábamos algún par de colegas y yo), aunque también hay que aceptar que esto es un problema perenne en todos los festivales nacionales a los que he asistido (la excepción: el FICCO chilango).

Por lo demás, el trato de los organizadores fue siempre el más comedido y amable posibles. Y algo más a favor del Festival: la ciudad de Oaxaca invita a ser visitada una y otra vez, con cine o sin él. Y allá volveremos, sin cine o con él (esperemos, por supuesto, que con él).

Oaxaca 2008/III


El inicio de la jornada tercera (en realidad quinta, pero yo llegué a la mitad del Festival) en Oaxaca 2008 fue desafortunado. Tenía dos opciones: ver la chileno-mexicana All Inclusive (Ortuzar, 2007) que ya había visto en Guadalajara 2008 o entrar a revisar la más reciente película de Eliseo Subiela. Elegí contra mis principios la segunda. Pero, en realidad, no había de otra.

No Mires Para Abajo (Argentina, 2008) -o lo que vi de ella: poco más de la mitad- es la summa perfecta de las razones por las cuales se me indigesta el cine de Subiela. Parrafadas en off dizque poéticas, ridículas escenas realista-magicosas y una cursilería sexosa de pena ajena. La trama gira en torno a un joven sonámbulo que acaba de perder a su padre. El tipo, caminando dormido por las azoteas de su barrio, cae en la cama de una jovencita que es experta en el Kamasutra. Yo me salí cuando ella, desnuda por completo, le dice que es necesario bautizar el sexo de cada uno. Ella, por ejemplo, le puso "adoratriz" a su vagina. Él, en un arrebato de genialidad, decide llamar Marlon (en honor de Brando) a su pene. En ese momento salí despavorido de la sala. A eso yo lo bautizo como "graciosa huida".


Enseguida vi Riverside (Colombia, 2007), de Harold Trompetero. Había escuchado muy buenos comentarios de esta cinta por parte de algunos colegas, pero yo no puedo hacerles segunda. La premisa, en todo caso, es novedosa: un matrimonio inmigrante viviendo en Nueva York -él es colombiano, ella es de origen ruso- han terminado en la calle, a pesar de que es obvio que tuvieron momentos de éxito y opulencia. Ahora son dos homeless bien vestidos y orgullosos, que viven entre cartones pero que toman vino en copas elegantes en Central Park. La cinta tiene un buen inicio y su primera parte es muy disfrutable. Por desgracia, hacia el final se desliza un tremendismo que ni siquiera llega a ser genuinamente desgarrador. Una oportunidad perdida, aunque se puede ver completa sin necesidad de huir de la sala. En competencia.


Terminé el día con Lo Bueno de Llorar (Chile, 2007), de Matías Bize, un pequeño, modesto, pero bien hechecito melodrama sobre una pareja que, cierta noche, decide que va a romper su relación. Bize es un cineasta seguro de sí mismo que se toma todo el tiempo necesario para desarrollar la historia de este rompimiento y los orígenes del mismo. Tomas largas, diálogos naturalistas y un par de actuaciones -de Alex Brendemühl y Vicenta Ndongo- intachables. Hay que seguirle la pista a Bize.

sábado, 19 de abril de 2008

Oaxaca 2008/II


El comité organizador de Oaxaca 2008, con infinitas sabiduría y generosidad, ha programado por la tarde la exhibición de las películas en tres salas del complejo de MMCinemas que se encuentra en Plaza del Valle. Así, después de la comida uno puede irse a encerrar en el cine y ver tres, cuatro o cinco películas consecutivas, dependiendo de la elección y los horarios.
Esto nos deja la mañana completamente libre para ir a caminar por la ciudad, darse una vuelta por Mitla o Monte Albán, o irse a comer unos chapulines y a beberse un mezcal sin preocupación de ninguna especie. Eso sí, a las dos de la tarde a encerrarse y a trabajar, que a eso venimos. Como sigue:

El Diablo y la Nota Roja (México-GB, 2007), de John Dickie. La sinopsis prometía mucho: la realidad diluyó la promesa. Se trata de un documental sobre un hablantín periodista -"el diablo" del título- que trabaja en la sección policiaca del diario El Imparcial, de Oaxaca. El filme planea sobre muchos de los temas -la relación de él con la policía, las condiciones de trabajo de este tipo de periodismo amarillista, las reaciones de los familiares de las personas que aparecen en esta sección, la información usada como chantaje o arma comercial- pero no desarrolla en realidad ninguno. Una decepción, porque el tema y "el diablo" daban para más.

Fiesta Patria (Chile-Perú, 2007), de Luis R. Vera. Una película cuya premisa, con todo y ser muy convencional, no deja de ser interesante. Un par de jóvenes a punto de comprometerse en matrimonio se reúnen en una casa de campo con las extendidas familias de ambos, que estaban en bandos distintos en 1973. Los papás de la novia, de hecho, esconden un secreto que han podido ocultar durante mucho tiempo, y la citada reunión -y las eternas discusiones sobre el pasado, la dictadura, Allende, el comunismo, Pinochet- sólo servirá para colocar a cada quien en donde le corresponde. Y nadie sale bien parado. Tampoco la cinta, que se pasa de estridente, melodramática y sexosa. En competencia.

El Hombre de las Dos Habanas (The Man of the Two Havanas, EU, 2007), de Vivien Lesnik Weisman. El mejor filme que he visto en el festival es este divertido, absorbente y, al final, muy conmovedor documental sobre un hombre, Max Lesnik, quien fue un participante clave de la Revolución Cubana y que, en desacuerdo con Castro por su acercamiento hacia la Unión Soviética, se exilió en Miami desde 1961. El problema es que Lesnik permaneció durante mucho tiempo equidistante de Castro como de la mafia cubano-americana, lo que lo convirtió en un blanco de ataques, hostigamiento y hasta atentados terroristas. El retrato de este hombre terco, rebelde, insensato, incansable, es un acto de amor: la cineasta es su hija quien, desde el inicio, confiesa que se siente resentida porque su papá amá más a Cuba que a nadie. Exhibida fuera de concurso.

Orlando Vargas (Uruguay, 2005), de Juan Pittaluga. Impecablemente dirigida, estamos ante una cinta sobre un hombre -el Orlando Vargas del título- que abandona Montevideo con su mujer e hijo para irse a ocultar a una casa de playa. Alguien lo sigue, aparentemente la policía. Por qué huye, qué hizo, por qué se siente tan alejado de todos, es un misterio. Así como su posterior desaparición. La cinta abreva de la misma tendencia opaca, elíptica, minimalista, que ha cundido en el cine conosureño en los últimos años. El filme nunca deja de ser intrigante, y más con la contínua aparición de la voz de Cuco Sánchez ("Fallaste Corazón") en la banda sonora.

viernes, 18 de abril de 2008

Oaxaca 2008/I


¿Qué sería México sin Oaxaca? Un México sin Juárez ni Porfirio, sin Tamayo ni Toledo, sin Vasconcelos... Y sin su comida, lo que sería aun peor.

En fin, ya estamos por tierras oaxaqueñas en el Segundo Festival de Cine Latinoamericano, en el Hotel Fortín Plaza, enclavado en las faldas de la sierra que rodea la ciudad. Apenas si pude revisar algo ayer por la noche, aunque espero desquitarme este día con unas cuatro o cinco películas, por lo menos.

Por lo pronto, sólo vi una cinta ayer, en una sala vacía -todos los demás estaban viendo La Vida Inmune (2006) que ya reseñé para REFORMA- pues el cineasta es el oaxaqueño Ramón Cervantes y, aparentemente, el filme no se había estrenado aún en su ciudad natal.

El filme que revisé fue la discreta Ciudad en Celo (Argentina, 2006), de Hernán Gaffet, programada en la sección competitiva. Se trata de una comedia melodramática sobre un grupo de amigos cuarentones que se reúnen en un bar de Buenos Aires llamado Garllington -en honor a Gardel y Duke Ellington, los santos protectores del dueño del changarro, apodado precisamente Duke. El suicidio de uno de los amigos -el más exitoso, económicamente hablando, de ellos- hará que replanteen sus vidas y las propias relaciones existentes entre ellos. Lo mejor es el cuadro de actores, sin tacha alguna, y la belleza de las maduronas bonaerenses, que todavía aguantan un piano -y hasta dos. Por lo demás, la cinta no pasa de ser un palomazo indoloro y entretenido.

miércoles, 16 de abril de 2008

Festival Internacional de Cine de la Frontera/Programa


Mañana estoy en Oaxaca 2008 y hoy recibí la programación del Primer Festival Internacional de Cine de la Frontera (FICF). ¡Uf!

Según el boletín "el FICF, nace... con el objetivo de difundir y promover la producción cinematográfica más reciente de México y del mundo, sobre temas fronterizos, buscando contribuir y unir esfuerzos para evitar la existencia de fronteras mentales, económicas, religiosas o de género, como resultado de líneas divisorias, para de esta forma, buscar que las fronteras, la nuestra, por supuesto, sea un punto de unión y conjunción de culturas, estimulando la erradicación de la violencia". Pues que así sea.

Habrá homenaje para Columba Domínguez, con la exhibición de algunas de las cintas en donde trabajó, como Ánimas Trujano, Reportaje, Los Hermanos del Hierro, Maclovia, Río Escondido, Pueblerina y El Hombre de Papel.

La película que se proyectará en la ceremonia inaugural es Purgatorio, del sinaloense Roberto Rochín, sobre tres historias de Juan Rulfo: Un pedazo de noche, Paso del norte y Cleotilde. Vi hace varios años Un Pedazo de Noche y recuerdo, ni modo, un tremendismo agobiante pero también una realización pulcra y muy segura de sí misma. Habrá que ver el resto de los relatos rulfianos.

La programación se complementa con 13 largometrajes, 11 documentales y 14 cortometrajes de cineastas mexicanos; 9 largometrajes, 14 documentales y 7 cortometrajes extranjeros; además de 10 largometrajes en la sección paralela de diversas partes del mundo. La programación es dispareja, como puede verse a continuación y, acaso inevitablemente, está plagada de material presentado en otros festivales. No bostante, hay varias películas interesantes. Los cinéfilos del norte del país y del sur de Estados Unidos (¿Carlos Reyes, por ejemplo?) ya tienen otro festival para terminar de empacharse.


SECCIÓN DE COMPETENCIA: LARGOMETRAJE MEXICANOS


PROPIEDAD AJENA (LUIS VELEZ)
EL VIAJE DE LA NONNA (SEBASTIAN SILVA)
CUMBIA CALLERA (RENE VILLAREAL)
BIENVENIDO PAISANO (RAFAEL VILLASEÑOR)
LOS PAJARRACOS (HECTOR HERNANDEZ)
PURGATORIO (ROBERTO ROCHIN)
LA MISMA LUNA (PATRICIA RIGGEN).
COBRADOR (PAUL LEDUC)
AL OTRO LADO (GUSTAVO LOZA)
7 SOLES (PEDRO ULTRERAS)
AMOR XTREMO (CHAVA CARTAS)
COCHOCHI (ISRAEL CARDENAS Y AMELIA GUZMAN)
TODOS LOS DIAS SERAN TUYOS (JOSE LUIS GUTIERREZ)


SECCIÓN DE COMPETENCIA: DOCUMENTAL MEXICANO

MI VIDA DENTRO (LUCIA GAJA)
BAJO JUAREZ, LA CIUDAD DEVORANDO A SUS HIJAS (ALEJANDRA SANCHEZ Y JOSE ANTONIO CORDERO)
LOS LABERINTOS DE LA MEMORIA (GUITA SCHYFTER)
TRAZANDO A ALEIDA (CHRISTIANE BURKHARD).
LOS LIBANESES EN EL CINE MEXICANO (CARLOS MARTINEZ ASSAD)
BAJO EL TACANA (ISABEL VERICAT)
¿A DONDE VAS LOCO? (OSCAR CARRILLO ENRIQUEZ)
QUIEN SOY TU (PAVEL AGUILAR)
LA FRONTERA INFINITA (JUAN MANUEL SEPULVEDA)
Y TU CUANTO CUESTAS (OLALLO RUBIO)
AL OTRO LADO (NATALIA ALMADA)



SECCION DE COMPETENCIA: LARGOMETRAJE EXTRANJERO

SANGRE DE MI SANGRE (CHRIS ZALLA)
BELLA (ALEJANDRO GOMEZ MONTEVERDE)
USTED ES GUAPO (ISABELLE MERGUALT)
A TRAVES DE TUS OJOS (RODRIGO FURTH)
BLED NUMBER ONE (RABAH AMEUR-ZAÏMECHE)
HAITI CHERIE (CLAUDIO DEL PUNTA)
VIVA CUBA (JUAN CARLOS CREMATA)
QUINCEAÑERA (RICHARD GLAZER Y WASH WEST)
NEGATIVE (LENA TURIEL)



SECCIÓN DE COMPETENCIA: DOCUMENTAL EXTRANJERO


HOTEL DE NUEVE ESTRELLAS (IDO HARR)
LOS BLUES DE PALESTINA (NIDA SINNOKROT)
CROSSING ARIZONA (JOSEPH MATHEW)
LA BALADA DE ESEQUIEL HERNANDEZ (KIERAN FITZGERARLD)
DEL QUE SE MUDO, LOS PRIMEROS AÑOS DE WIM WENDERS (MARCEL WEHN)
NUBECITAS DE HUMO RUSAS (JAN ŠIKL)
AMERICA MINADA (VINICUS SOSA)
OJOS DE CIELO (CHRISTIAN PAULS)
MORRISTOWN (ANNE LEWIS)
FRONTERISMO (SOPHIE BENOIT)
EVERYONE THEIR GRAIN OF SAND (BETH BIRD)
MISION LA PAZ (GIAN FRANCO QUATTRINI Y SEBASTIAN ANTICO)
BOTNIA, FRANGMENTO DE UNA FRONTERA (JORGE GAGGERO Y ROBERTO BARANDILLA)
CADA UNO CALLA ALGO (MARC BAUDER)


SECCIÓN PARALELA RETROSPECTIVA:


CONTRA LA PARED (FAITH AKIN)
EXILIOS (TONY GATLIF)
PREGUNTAS SIN RESPUESTA (RAFAEL MONTERO)
NOTICIAS LEJANAS (RICARDO BENET)
DIRTY (NANCY SAVOLA)
EL COMETA (MARYSE SISTACH Y JOSE BUIL)
SEÑORITA EXTRAVIADA (LOURDES PORTILLO)
RECUERDOS (MARCELA ARTEAGA)
ESPALDAS MOJADAS (ALEJANDRO GALINDO)
VOISINS, VOISINES (MALIK SHIBANE)

martes, 15 de abril de 2008

Cine en televisión para el miércoles 16 de abril


Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine, EU, 2006), de Jonathan Dayton y Valerie Faris. La exitosa opera prima del matrimonio no parece más que un programa piloto del típico sitcom más o menos agrio, más o menos autocrítico, en el que una familia formada por un grupo de fracasados se mostrará digna de servir como ejemplo para todos los que somos culposos testigos de sus vergonzosas vicisitudes. Así, cual émulos sentimentalizados de Los Simpsons, esta disfuncional familia -que viaja de Albuquerque a California, en una desvencijada combi, para cumplirle el sueño a la hija menor de concursar en un certamen de talento- terminará siendo un entrañable grupo de mediocres reconciliados consigo mismos. Una muy entretenida mezcla de comedia familiar y road-movie que, con todo y sus servidumbres, resulta más inteligente de lo que uno podría suponer. 

Movie City; miércoles 16, 21:40 horas (señal este) y 23:40 horas (señal oeste).

Todo sobre Pedro


Pedro Almodóvar entra a la blogósfera y comparte reflexiones, fotos, ideas y chismes de sus proyectos fílmicos en preparación. La liga, aquí.

lunes, 14 de abril de 2008

El cliché que yo ya vi/XXVIII


Joel Meza propone:


El cliché del Reanimator: En las películas o series televisivas, la mayoría de las personas que reciben RCP (o sea, resucitación cardiopulmonar) "vuelven a la vida" (aunque, en realidad, es correcto decir que son reanimadas, pues no han muerto). En la vida real, un porcentaje mínimo (de hecho, alrededor del 10%) de quienes reciben RCP después de un paro cardiaco, sobrevive. Es decir, quien está muerto, muerto se queda.

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../XXIX

CARTELERA AL 11 DE ABRIL


Mi Historia sin Mí (I’m not There, EU-Alemania, 2007), de Todd Haynes. Una atípica pero reverencial biopic sobre Bob Dylan, encarnado por seis actores de diferentes edades, razas y hasta sexo, pues de esta manera es cómo Haynes ha pretendido capturar la camaleónica y contradictoria personalidad de su biografiado. El asunto es que si el espectador no sabe nada de Dylan, el filme va a pasarle de noche. Dicho de otra manera, esta cinta se reserva el derecho de admisión (y comprensión). Eso sí, Cate Blanchett es todo un espectáculo como un Dylan harto de la fama, de sus fans y de sí mismo. Mi reseña en REFORMA.

Camino Salvaje (Into the Wild, EU, 2007), de Sean Penn. En lo personal, quedé sorprendido por el cuarto largometraje de Penn, una apasionada/apasionante crónica sobre un tal Chris McCandless (Emil Hirsch) que, después de graduarse de la universidad, decide darle la espalda al mundo, a su familia, a la sociedad, para deambular por toda América del Norte hasta terminar en las inmensidades solitarias de Alaska. McCandless es un arrogante idealista que recibe lo que merece y, de todas maneras, a través la visión de Penn, aparece tan conmovedor como irritante. Mi reseña en REFORMA.

Novia por Compromiso (La Doublure, Francia, 2007), de Francis Veber. Una regocijante farsa en el mejor estilo del maestro Veber. Un ricachón ojete (¿hay de otros?) interpretado por Daniel Auteuil contrata a un pobrediablesco valet-parking (Gad Elmaleh) para que funja como el improbable novio de una súper-modelo (Alice Taglioni), todo con el fin de destantear a la astuta mujer del millonario (Kristin Scott-Thomas), que sospecha su marido tiene sus quereres con la susodicha top-model. Una divertida y generosa comedia populista que hay que ver sin falta: los Farrelly han amenazado con hacer el respectivo refrito americano. Mi reseña en REFORMA.

Paranoid Park (Ídem, EU, 2007), de Gus Van Sant. La perfecta pieza de acompañamiento de la –en mi opinión- superior Elefante (2003), el décimo-segundo largometraje de Van Sant es un fascinante intento de capturar y transmitir la confusión de un inasible adolescente querúbico (Gabe Nevins, encontrado por Van Sant a través de My Space), quien se ve involucrado en un traumático accidente violento. Una cinta que merece y necesita de varias (re)visiones. Mi reseña en REFORMA.

sábado, 12 de abril de 2008

Cine en televisión para el domingo 13 de abril


FUERA DE JUEGO (Offside, Irán, 2006), de Jafar Panahi. El sexto largometraje de Jafar Panahi es la más accesible de sus cintas hasta la fecha y, por el hecho de que no fue prohibido en Irán –como sí lo fueron El Círculo/2000 y Crimson Gold/2003, sus dos obras anteriores-, algunos han dicho que el cineasta ha finalmente doblado las manos frente al régimen autoritario y clerical de su país. En realidad, hay mucho de subversivo en esta disfrutable comedia que roza con el absurdo. Filmada realmente en el estadio de Teherán cuando se llevaba a cabo un partido clave entre Irán y Bahrein para decidir el pase al Mundial de Fútbol, he aquí a un grupo de muchachas vestidas como hombres que son capturadas y mantenidas en una especie de corral, pues los estadios deportivos están vedados para las mujeres. El centro del filme no será en realidad el juego fútbol, sino la interacción entre las muchachas y sus desconcertados carceleros. Nunca estrenada en México, esta película de Panahi merece un poco más de espacio. Próximamente, en la sección "el cine que no vimos" de Cinevertigo, una reseña más extensa.

CityVibe; domingo 13, 15:25 horas (señal este) y 18:25 horas (señal oeste).

Cine en televisión para el sábado 12 de abril


MACARIO (México, 1960), de Roberto Gavaldón. Si no la mejor, sí la más famosa película dirigida por el maestro Gavaldón. Ganadora del premio a la Mejor Fotografía (de Gabriel Figueroa, ¿quién más?) en Cannes 1960 y nominada como Mejor Película en Idioma Extranjero en el Oscar 1961 –la estatuilla se la llevaría El Manantial de la Virgen (Bergman, 1960), por cierto- la cinta, escrita por Gavaldón y el recientemente fallecido dramaturgo Emilio Carballido, está basada en un cuento del misterioso B. Traven, a su vez inspirado en un relato de los hermanos Grimm. La historia está centrada en un pobre leñador, el Macario del título (Ignacio López Tarso) que, en el México virreinal del siglo XVIII, hace un trato con la mismísima Muerte (Enrique Lucero), lo que lo convierte en famoso y encumbrado curandero. Pero sea con la muerte –en minúsculas- o la Muerte –en mayúsculas- no se juega, como terminará aprendiendo el desafortunado Macario.

De Película; sábado 12, 12:30 horas, tiempo del centro de México.

viernes, 11 de abril de 2008

Africala/y III


HEREMAKONO (Ídem, Francia-Suiza-Holanda-República Checa, 2002), de Abderrahmane Sissako. El cuarto largometraje del cineasta de Mauritania educado en Moscú Abderrahmane Sissako ganó en la sección “Una Cierta Mirada” en Cannes 2002, pero el filme nunca mereció estreno comercial en nuestro país. Por lo mismo, hay que agradecer su rescate en Africala, el Segundo Festival de Cine Africano de la Ciudad de México, que termina el próximo domingo.

Como dice el dictamen del Jurado en Cannes 2002, Heremakono es “una exquisita descripción poética de las emocionales y humorísticas complicaciones que pueden surgir en el centro de cualquier sencilla vida”. En efecto, estamos ante una película que no cuenta una historia sino que transmite un estado de ánimo: sus varios personajes –el muchacho que está a punto de irse a Europa, el niñito huérfano que es asistente de un viejo electricista, este mismo anciano que añora sus tiempos de marinero, una joven mujer que aún no se recupera de la muerte de su hija- quieren moverse a otra parte, pero no saben a dónde ni cómo ni cuándo. Se sienten extraños en su propia tierra –el muchacho, Abdallah (Mohamed Mahmoud Ould Mohamed), ni siquiera habla la lengua de su madre, el hassanya- y es muy probable que también se sientan extraños en ese sitio a donde muchos quieren irse: Europa. Queda la sensación que aunque el filme está ambientado en un pueblito costero de Mauritania, podría haber sido hecho en algún poblado de Zacatecas abandonado por sus jóvenes, que están trabajando en el país del norte.


Heremakono se exhibirá mañana sábado, a las 20 horas, en la Sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario y el domingo 13, a las 18 horas, en los Cinemás Lumière Reforma.

Oaxaca 2008/Programación


Hace unos días se presentó la programación del Segundo Festival de Cine Latinoamericano en Oaxaca, que se llevará a cabo en la tierra de Juárez la próxima semana, del 15 al 20 de abril. Por fortuna, hay pocas cintas que hayamos revisado en Guadalajara. Viendo con lupa la programación, hay una veintena de largometrajes (de ficción y documentales) argentinos, brasileños, uruguayos y mexicanos que me gustaría revisar. Espero poder ver, por lo menos, una tercera parte de ellos, ya que voy a estar por ahí solamente el fin de semana. La página del Festival, aquí.

jueves, 10 de abril de 2008

Africala/II


MOOLAADÉ (Ídem, Senegal-Francia-Burkina Faso-Camerún-Marruecos-Túnez, 2004), Ousmane Sembene. El último largometraje del recientemente fallecido cineasta senegalés Ousmane Sembene (1923-2007) es un emocionante melodrama social sobre una mujer, Collé (Fatoumata Coulibay), segunda esposa de tres en una pequeña comunidad musulmana polígama de Burkina Faso, que protege a cuatro niñas que han huido para evitar que las “purifiquen”, es decir, que le corten el clítoris a navajazo limpio. La cinta, escrita por el propio Sembene, combina la feroz crítica sociocultural con el buen humor, la compasión y la solidaridad por sus personajes, incluyendo algunos de los hombres, quienes apoyan por inercia o cobardía la bárbara tradición de la ablación o circuncisión femenina. La fotografía es sencilla, funcional, clasicista, pero los escenarios naturales africanos y los coloridos vestidos femeninos le dan al filme una vitalidad visual arrolladora. Ganadora en la sección Una Cierta Mirada en Cannes 2004.
PS. Un artículo de Mario Vargas Llosa sobre la ablación del clítoris, aquí.

Moolaadé se exhibe hoy, dentro del Segundo Festival de Cine Africano de la Ciudad de México, en la sala José Revueltas, del Centro Cultural Universitario, a las 18 horas. Está anunciada la presencia de la actriz.

martes, 8 de abril de 2008

Cine en televisión para el miércoles 9 de abril

Alrededor de la Medianoche (Round Midnight, EU-Francia, 1986), de Bertrand Tavernier. Dale Turner (el sax tenor Dexter Gordon), un famoso saxofonista, deja el lecho agonizante de su amigo y compañero Hershell para irse a trabajar a París. Ahí entabla amistad con un admirador incondicional, Francois Borier (Francois Cluzet), quien le ayudará a dejar el trago, a grabar e, incluso, a componer música de nuevo.
Alrededor de la Medianoche es un magnífico acercamiento musical enmarcado en una historia basada en las vivencias de varios jazzistas reales. Una declaración de amor al jazz dirigida con buena mano por Tavernier y beneficiada por eficientes actuaciones de todo el reparto (con todo y cameo de Martin Scorsese en el papel del vampiresco representante americano de Dale). Junto con Bird (Eastwood, 1988), la gran cinta sobre el jazz de los 80 -aun con los ataques que le dieron a Spike Lee, quien ha dicho que ninguna película de jazz hecha por blancos vale la pena.

Cinemax este; miércoles 9, 22:15 horas, tiempo del centro de México.

El cliché que yo ya vi.../XXVII


Joel Meza propone:

Powerful Man Walking: En el cine, los políticos encumbrados se mantienen en forma nunca sentándose en sus oficinas o salas de juntas a tratar asuntos importantes. Siempre discuten con sus colegas temas de trascendencia para el país (o el mundo) caminando vigorosamente por los pasillos de la Casa Blanca o el Capitolio; frecuentemente, aunque no siempre, un asistente o un reportero toma nota apuradamente detrás de ellos. ¿Ejemplos?: incontables, desde All the King's Men (Rossen, 1949) hasta la muy reciente en Juegos de Poder (Nichols, 2007).

lunes, 7 de abril de 2008

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../XXVIII


Un fin de semana movidito en la cartelera comercial, pero no para mí, que apenas si pude revisar un par de estrenos (que, confieso, ya había visto con anterioridad). Ni modo. Aunque parezca mentira, de vez en cuando me tomo unos días libres.

Lejos de Ella (Canadá, 2006), de Sarah Polley. La opera prima en el terreno del largometraje de la actriz canadiense Polley es un sólido melodrama sobre una mujer (luminosa Julie Christie) que empieza a sufrir los estragos del Alzheimer y que, por lo tanto, decide internarse ella misma en una residencia, en donde recibirá las visitas de su devoto marido alguna vez infiel (Gordon Pinsent). Un filme mucho más complejo y valioso de lo que esta descripción sugiere. Mi reseña, en MURAL, y el cuento original en el que está basada la cinta, aquí.
 

Noches Púrpura (My Blueberry Nights, China-Hong Kong-Francia, 2007), de Wong Kar-wai. Sí, es un Wong “light”; sí, no es la mejor película de su filmografía; sí, parece una continuación americana de Chungking Express (Wong, 1994); sí, se queda por debajo de su obra maestra Deseando Amar (2000)… Lo que ustedes digan, pero la primera película de Wong filmada en inglés es mucho mejor que buena parte de la cartelera de este fin de semana –y de cualquier fin de semana, de hecho. Además, tanto la marca de fábrica visual de Wong como los ires y venires amorosos/existenciales de sus protagonistas no dejan que decaiga el interés en un filme que, inexplicablemente, tuvo muy mala crítica en el país del norte. Mi reseña en Reforma. 

domingo, 6 de abril de 2008

Charlton Heston (1924-2008)


La última aparición famosa de Charlton Heston, fallecido ayer sábado a los 84 años, fue en Masacre en Columbine (2002), cuando el gordazo provocador Michael Moore lo entrevista/agrede, echándole en cara su responsabilidad por ser uno de los más fervientes defensores de la portación de armas, además de ser el icónico presidente de la Asociación Nacional del Rifle. No fue un buen momento para un anciano y balbuceante Heston -pero tampoco para Moore, que cayó en esta escena en una de sus muy típicas simplificaciones/exageraciones que tanto se le celebran- y menos aún cuando, por esas fechas, se hizo público que el actor de Ben-Hur (Wyler, 1959) sufría de Alzheimer. Más allá de sus ideas políticas, Heston no merecía ese trato por parte de Moore. Yo prefiero recordarlo como el joven caporal de The Big Country (Wyler, 1958) o como el proteico ser humano que combate lo mismo a changos parlantes (El Planeta de los Simios/Schaffner/1968) que a zombies albinos (La Última Esperanza/Sagal/1971) y que descubre, horrorizado, de qué está hecha cierta pastilla alimenticia en Cuando el Destino nos Alcance (Fleischer, 1973). Por lo pronto, a él ya lo alcanzo.

Africala/I


Desde el viernes pasado y hasta el próximo domingo 13 de abril, se está presentando en el DF el Segundo Festival de Cine Africano de la Ciudad de México Africala. Durante poco más de una semana se estarán exhibiendo 60 películas (de ficción y no ficción, cortos y largometrajes), de lo más representativo del cine del continente negro en los últimos años. Las sedes están el circuito cultural chilango: Cinemas Lumiere Reforma y Texcoco, Cinematógrafo del Chopo de la UNAM, Sala José Revueltas de la UNAM, Sala Fósforo de la UNAM y Centro Cultural España. El sitio del Festival, para ver la programación completa, aquí. Espero tener el tiempo de revisar, aunque sea, una dos o tres películas del Festival. Ya veremos.

sábado, 5 de abril de 2008

Urbi et orbi

Los de cinécdoque invitan a una pachanga a todo el que lea estas líneas. Inicia: sábado 5 de abril, diez de la noche, centro histórico defeño. Termina: sepa la bola. Sobre aviso no hay engaño. La invitación, aquí abajo.

Cine en televisión para el sábado 5 de abril


DESAYUNO EN PLUTÓN (Breakfast on Pluto, GB-Irlanda, 2005), de Neil Jordan. En esta cinta, Jordan volvió a temas ya explorados en Juego de Lágrimas (1992). Es decir, estamos otra vez en los terrenos de la homosexualidad, el travestismo y la sangrienta lucha política irlandesa. Sin embargo, ahí se acaban las similitudes: Desayuno… es, en su tono y su discurso, diametralmente opuesto a Juego de Lágrimas. Y para comprobarlo bastan las escenas iniciales. Estamos en Irlanda, en los 60. Patrick, abandonado por su mamá desde bebé, es recogido por el padre –en más de un sentido- Bernard (Liam Neeson), quien lo envía en adopción a la familia de una trabajadora de un “pub”. Cuando su mamá postiza ve a Patrick vestido de mujer, lo amenaza con maquillarlo, ponerle un vestido y mandarlo a desfilar por las calles. La encantadora respuesta del niño es: “¿Me lo prometes?”. Un filme desarmante con la hipnótica presencia de Cillian Murphy. Mi reseña, in extenso, aquí.


Cinemax; sábado 5, 14:30 horas (señal este) y 17:30 horas (señal oeste), tiempo del centro de México.

viernes, 4 de abril de 2008

El cliché que yo ya vi/XXVI


"¡Estamos vivos! ¡Besémonos!": Inevitable conclusión "dramática" de una escena de acción en la que el héroe y la heroína estuvieron a punto de perder la vida. En lugar de irse corriendo de ese sitio, se detienen, se miran a los ojos, se abrazan, se dan un beso... (¿Ejemplo?: en Duro de Matar/McTiernan/1988, Bruce Willis besa a su mujer Bonnie Bedelia, con todo y que los dos están en un edificio en llamas... ¿no podrían dejar los arrumacos para después?).

La ley del ducto Willis: En toda película de acción, el héroe siempre podrá esconderse por un ducto de ventilación que tiene el diámetro exacto para que él pueda moverse con relativa facilidad. ¿Ejemplos?: véase la foto.

Clichés propuesto por Roger Ebert en su Ebert's Little Movie Glossary.

jueves, 3 de abril de 2008

A los maestros, con cariño/XV


Mañana se estrena comercialmente Noches Púrpura (2007), de Wong Kar-wai, que para algunos ha significado no sólo un tropezón imperdonable del cineasta chino-hongkonés, sino una clara evidencia de la temprana decadencia cinematográfica de uno de los más grandes autores fílmicos de nuestro tiempo. Yo no lo veo así. Aun cuando es cierto que no se trata de la mejor de sus películas, también creo que está muy lejos de ser un filme fallido o desechable. Y, por supuesto, tampoco creo en la supuesta decadencia de Wong.

Es un tema interesante el de la decadencia de un cineasta alguna vez encumbrado. Acaso Coppola sea el ejemplo más acabado de ello (¿cuál fue la última gran película coppoliana?) pero también creo que nada es para siempre: si William Friedkin logró con Bug (2007) un filme más que interesante después de más de 20 años de fracasos económicos y artísticos, ¿no podrá Coppola volver por sus fueros?

Por lo pronto, dejo aquí unas reflexiones escritas por el el cinecrítico -y luego cineasta- Eric Rohmer con respecto al tema:


"Aprovecho, pues, la ocasión denunciar un curioso prejuicio, según el cual todo cineasta tendría una existencia breve: contar sus días es incluso una de las prácticas que mayor placer proporciona a la mayoría de mis colegas. ¿De qué maestro de la pantalla no se ha denunciado su decadencia? Desde Gance hasta Renoir, desde Clair hasta Ford, desde Lang hasta Hitchcock... Por mi parte, doy mayor crédito al hombre que a la obra, y no es sino tras una gran dilación, cuando no hay más remedio, tras lo que me rindo a la evidencia. Total, que apuesto por los viejos, no porque me lo imponga su edad, sino porque me parece penoso admitir que se pueda caer tan bajo desde arriba -si de verdad estaban tan arriba. Y respecto al componente del azar, el rey en este arte, según se dice -otro sofisma más-, no creo que sea tan importante como para haber impedido a cualquier cineasta de genio -como no sea ello la prueba de se genialidad- llevar a cabo lo que deseaba hacer, exactamente como quería hacerlo".


Publicado en Cahiers du Cinéma, número 29, en diciembre de 1953.

miércoles, 2 de abril de 2008

Lujuria, Traición... y tijeras nacionales.


El día de ayer recibí, a través de REFORMA, el siguiente correo de un cinéfilo justamente molesto, Don José Luis Pacheco Montes de Oca:


Ernesto:

El pasado fin de semana intenté volver a ver "Lujuria y Traición", que ya había visto en el FICCO y descubrí que la versión que se está exhibiendo tanto en Cinemex como en Cinépolis es de 136 minutos solamente. ¿Dónde está la censura?, ¿en la distribución?, ¿en las cadenas de exhibición?, ¿en las autoridades? Creo que la importancia de la película amerita hacer ruido sobre esta situación. Yo ya envié correos tanto a Artecinema como a Cinemex cuestionando sobre la situación y al Noticiero Enfoque para denunciar la situación hoy por la mañana. Leonardo Curzio leyó el correo al aire, lo que me dio mucho gusto, pero desde luego ni Cinemex ni Artecinema han respondido nada ante los cuestionamientos. Si puedes hacer algo para llamar la atención sobre esta situación te lo agradeceré, porque creo que vale la pena defender nuestros derechos como cinéfilos ha ver las películas completas.

En un segundo correo posterior, Don José Luis me comenta que recibió respuesta de Artecinema. En efecto, la versión que se está exhibiendo comercialmente en México no tiene nada que ver con la de 157 minutos -que se exhibió en todas partes- ni con la de 148 -que fue la que aprobó el gobierno chino, cortando buena parte de las escenas sexuales más explícitas. El "corte Artecinema" es de 136 minutos y la persona que respondió al señor Pachecho afirma que se trata de "la versión internacional". Pero, la verdad, no encuentro evidencia de esa "versión internacional" por ningún lado.

En DVD, por cierto, circulan dos versiones en disco de Región 1 desde hace un par de meses: la que se exhibió comercialmente en USA -159 minutos, dos más que los "oficiales"- y una aún más audaz, con escenas sexuales más explícitas y que dura un poco más de tiempo. Entonces, el misterio continúa. ¿De dónde sacó Artecinema la versión que se exhibe en México de 136 minutos?

Por lo pronto, no queda más que darle la espalda a esta versión y conseguir el DVD de Región 1 respectivo. Es lo menos que podemos hacer. Y quejarnos, por supuesto. Don José Luis Pacheco ha dado el ejemplo.

martes, 1 de abril de 2008

Confesiones Verdaderas/XI


Hojeando un Sight and Sound de hace tiempo -en concreto, el de junio de 2006- me encuentro con un testimonio de un tipo llamado Bill Harding, de York, que comparte, en la sección de cartas de los lectores, un encuentro que tuvo con Rod Steiger en 1985, en la estación de Leeds. Según la versión de Mr. Harding, Steiger estaba esperando el tren, vestido inmaculadamente. El ciudadano británico lo reconoció, lo saludó, le pidió una foto y lo invitó a un café. Steiger miró su reloj, lo pensó un par de segundos y aceptó.

En la plática, según Harding, Steiger rememoró muchas de sus películas, le habló de la admiración que sentía por el alegre y vital James Coburn -su compañero de Un Puñado de Dinamita (Leone, 1971)-, su rechazo al estilo de dirección de Sam Fuller ("Al inicio de cada toma, disparaba su arma al aire. Me ponía nervioso. Afectaba todo mi trabajo") y su frustración mayor: en Waterloo (1970), dirigida por Sergei Bondarchuk -el de Campanas Rojas (1982)-, Steiger tenía una toma importantísima -el actor interpretaba a Napoleón- en la que, según él, dio la más grande actuación de su vida. De oquis: el operador de la cámara era un muchacho que había olvidado colocar filme en el aparato.

Y la mayor decepción en su carrera: Marlon Brando. En la celebérrima escena en la que él y Brando comparten el asiento trasero de un coche en Nido de Ratas (Kazan, 1954), el siempre rebelde y desidioso actor no quiso hacer la toma con Steiger ("Un operador de cámara se sentó junto a mí mientras decía mis líneas, porque Brando había dejado el set. Tenía mejores cosas que hacer que apoyar a su compañero. Yo lo necesitaba... Nunca le perdonaré su comportamiento anti-profesional").

Uno podría decir que esto es mentira. Después de todo, es lo que dice un tal Mr. Harding de lo que le dijo Rod Steiger alguna vez tomando un café. Pero lo cierto es que suena muy verosímil: habrá que recordar que Brando, en Cuenta Final (Oz, 2001), se negó a ser dirigido por Frank Oz y pedía, de hecho, que "Miss Piggy" -Oz había hecho la voz de la cerdita en Los Muppets- saliera del set. Las escenas de Brando en esa película fueron dirigidas, todas y cada una de ellas, por Robert de Niro.