Envíos gratis a México

miércoles, 31 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según metacritic/XXVIII


Haciendo corte el último día del año, metacritic.com ha listado las 20 películas mejor reseñadas en la prensa estadounidense en el 2008, como sigue (el número a la derecha, es la calificación de la cinta, sobre 100):


1. 4 Months, 3 Weeks and 2 Days (4 Meses, 3 Semanas y dos Días): 97


2. Class, The (Entre les Murs): 93


3. WALL-E: 93





7. Flight of the Red Balloon, The (Le Voyage du Ballon Rouge): 86


8. Edge of Heaven, The (A la Orilla del Cielo): 85


9. Alexandra 85


10. Christmas Tale, A (Un Conte de Noël): 84


11. My Winnipeg: 84



13. Milk: 84


14. Momma's Man: 84


15. Ballast: 84



17. Chop Shop: 83




20. U2 3D: 83

El evangelio del 2008... según The Village Voice/XXVII



Por noveno año consecutivo, The Village Voice hizo su encuesta de lo mejor del año. Como dice J. Hoberman en su análisis, resultados optimistas. La lista completa, aquí. El top-ten, aquí abajo:


1.WALL-E (237 puntos, 35 menciones). Mi reseña, aqui.

2.Le Voyage du Ballon Rouge (163 puntos, 26 menciones)

3.Happy-Go-Lucky (159 puntos, 26 menciones)

4.Sanxia haoren/Still Life (147 puntos, 23 menciones)

5. Un Conte de Noël (146 puntos, 24 menciones)

6. Waltz With Bashir (140 puntos, 22 menciones)

7. Milk (123 puntos, 21 menciones)

8. Wendy and Lucy (122 puntos, 25 menciones)

9. Låt den rätte komma in/Let the Right One In (113 puntos, 20 menciones)

10. Synecdoche, New York (106 puntos, 18 menciones)

martes, 30 de diciembre de 2008

El cine que no vimos/VI

Daniel y Juli, separados por la frontera rumana.
En el centro, nada menos que Fatih Akin, poniendo orden



Qué maravilla es descubrir vetas desconocidas de algún cineasta admirado. Después de disfrutar de ese par de intensas obras maestras consecutivas del cineasta alemán de origen turco Fatih Akin, Contra la Pared (2004) y la próxima a estrenarse comercialmente A la Orilla del Cielo (2007), qué sorpresa ha sido revisar el segundo largometraje del joven director hamburgués. Me refiero a la divertida comedia romántica Im Juli (Alemania, 2000), una película tan ligera, graciosa y optimista que no parece haber sido dirigida por el serio cineasta que había conocido: el de los arrebatados desgarramientos emocionales/raciales/familiares/amorosos de sus dos filmes más conocidos.

Nunca estrenada en México -y, hasta donde sé, tampoco exhibida en el circuito cultural cineclubero-, la cinta se puede conseguir en un DVD de Región 1 con el título en inglés de In July, que se refiere tanto al nombre de una de las protagonistas como al del mes de julio, en el que se lleva a cabo la acción, en plenas vacaciones de verano.

Estamos en una solitaria carretera, en algún lugar de Europa. Después de estar a punto de arrollarlo, el malencarado Isa (Mehmet Kurtulus), quien carga con un cadáver en el maletero de su auto, recoge al maltrecho profesor de prepa Daniel (el ubicuo Moritz Bleibtreu), quien se dirige, como Isa, a Estambul. El tímido maestro va a una cita romántica y lo que veremos a continuación es el sinfin de vicisitudes que lo han llevado a estar ahí, sin un cinco, desarrapado y sin pasaporte, con rumbo a Turquía.

Im Juli es una trepidante comedia romántica y road-movie que re-trabaja con gracias y vigor una variante de la fórmula conocida como "remarriage comedy", es decir, la típica trama en donde los dos protagonistas, hombre y mujer, están obligados a convivir durante un tiempo -en este caso, en la carretera, de Hamburgo hasta Estambul- hasta que los dos -o uno de ellos, como aquí- descubren que están enamorados.

En el brillante guión escrito por el propio Akin, Daniel es convencido por su secreta enamorada hippiosa Juli (Christiane Paul), que una mujer "de Sol" será la mujer de su vida. El antejoudo Daniel esconde, en el fondo, un romántico enfebrecido, así que cuando se topa, en una pachanga nocturna, con la guapa turca Melek (Idel Üner), quien lleva en su ropa un Sol como adorno, Daniel entiende que ha encontrado al amor que siempre lo había esquivado. Y que lo seguirá esquivando, por cierto, pues Melek regresa a Turquía y Daniel irá tras ella... acompañado de Juli.La cinta se transforma, entonces, en un romance en carretera (¿road-remarriage-movie?), pues Daniel y Juli atravesarán buena parte de Europa, encontrándose con una serie de aventuras y personajes dignos de alguna cinta del Hitchcock británico de los años 30.

Con todo, a pesar de que el tono de Im Juli no tiene nada qué ver con las ya mencionadas Contra la Pared y A la Orilla del Cielo, es fácil detectar los intereses y obsesiones de Akin: Turquía y Alemania como inevitable carretera emocional de ida y vuelta, vidas azarosamente cruzadas que se rozan una y otra vez, el amor entendido como el primer y último refugio por el cual hay que "cruzar todos los puentes, surcar todos los mares, andar todos los caminos". Ah, y otra cosa: un privilegiado oído musical -comprobado después en su posterior documental Crossing the Bridge (2005)- que le permite ofrecer una notable banda sonora, con música turca, oldies americanas y hasta rock chileno-alemán (sí, en serio) cortesía de Polvorosa ("El Amor se Demora") y Niños con Bombas ("Ramona", "Velocidad"). Otro descubrimiento, por cierto.

Confesiones Verdaderas/XXI

San... digo, Sir David Lean


"Justo antes de empezar el rodaje, yo había re-escrito el guión y los de MGM lo leyeron. O'Brien (el jefe del estudio) me llamó y me dijo: 'Mira, me lo vas a tener que explicar porque esto no tiene ni pies ni cabeza... ¿Qué chingados estás tratando de hacer?' En ese momento sonó el teléfono: era David Lean, que llamaba desde España, donde estaba filmando Dr. Zhivago. Y O'Brien se soltó: 'Sí, David. ¿Otros mil extras? Claro que sí, David. Absolutamente, David'. Al final de cuentas colgó, levantó la mirada y se me quedó viendo. Era evidente que había olvidado por completo quién era yo y por qué estaba yo ahí. Me dijo: 'Bueno, pues, vaya usted y haga un buen filme'. Dije 'OK', me levanté de inmediato y me fui. Años después le dije a David Lean: ' salvaste mi película'..."


John Boorman, entrevistado por Philip Kemp, hablando sobre Point Blank (1967)

lunes, 29 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Ricardo Bedoya/XXVI


Ricardo Bedoya, cinecrítico del Perú, que regentea su espléndido blog Páginas del Diario de Satán, dio a conocer hace algunos días su top-ten de los mejores estrenos comerciales y no comerciales exhibidos en Lima. Su lista, aquí:


Petróleo sangriento, de Paul Thomas Anderson


Luz silenciosa, de Carlos Reygadas


Promesas peligrosas, de David Cronenberg. Mi reseña, aquí.


Paranoid Park, de Gus Van Sant. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.


Sin lugar para los débiles, de Joel y Ethan Coen. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.


El diario de los muertos, de George Romero


Luces al atardecer, de Aki Kaurismaki. Mi reseña, en REFORMA.


4 meses, 3 semanas, 2 días, de Christian Mungiu. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.


El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, de Andrew Dominik. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.


Wall-E, de Andrew Stanton. Mi reseña, aquí.

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../LXVI

CARTELERA AL 25 DE DICIEMBRE


El Pequeño Tallarín (Noodle, Israel, 2007), de Ayelet Menahemi. Un melodrama femenino con niño en ristre que le saca la vuelta a los convencionalismos de la fórmula al concentrarse en los problemas sentimentales/existenciales de los adultos que rodean al chilpayate oriental. Mi reseña en REFORMA.


Australia (Ídem, Australia-EU, 2008), de Baz Luhrmann. Más larga que la cuaresma y con cuatro cintas en una -western, screwball-comedy, cinta bélica de época, melodrama racial-, el más reciente largometraje de Luhrmann termina por enfadar moderadamente en su segunda parte, cuando la trama se torna demasiado seria. Hugh Jackman, muy en su papel, pone cara de estar muy interesado en todo lo que sucede a su alrededor. Se está preparando para ser el anfitrión de los Oscares: espero que la ceremonia dure menos que Australia y que sea un poco más entretenida. Mi reseña en REFORMA.



domingo, 28 de diciembre de 2008

El cliché que yo ya vi/XLI


Joel Meza, que anda buscando inocentes en este día, propone:


El Turista Mundial. Cuando una película requiere presentar acción en distintas partes del mundo, siempre se mostrará el edificio más conocido de cada ciudad/país, para no confundir a aquéllos que no les fue muy bien en Geografía en la secundaria. Por ejemplo, si hay que indicar Londres, se muestra el Big Ben; París, la Torre Eiffel; Sidney, la Opera; Roma, el Coliseo (o el Vaticano); Moscú, la iglesia de San Basilio; Nueva York, las... ah, ya no. Véase la ilustración de este cliché en las dos versiones de The Day the Earth Stood Still.

sábado, 27 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según yo (cine mexicano)/XXV


Hace un par de días, lo peor del año; ahora, el cine nacional. Mañana o pasado, lo mejor de 2008 así, a secas. Por lo pronto, en orden de preferencia y tomando en cuenta sólo el cine mexicano que se exhibió comercialmente en el país, he aquí mi top-nine (disculpará usted, no alcanzó para más):



1. Los Ladrones Viejos: las Leyendas del Artegio (México, 2007), de Everardo González. Una reseña, en REFORMA. Otra, aquí.

2. Lake Tahoe (México, 2008), de Fernando Eimbcke. Mi reseña, aquí.

3. Párpados Azules (México, 2007), de Ernesto Contreras. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

4. Cumbia Callera (México, 2007), de René Villarreal. Mi reseña, aquí.

5. La Zona (México, 2007), de Rodrigo Plá.

6. La Sangre Iluminada (México, 2007), de Iván Ávila Dueñas.

7. La Vida Inmune (México, 2006), de Ramón Cervantes. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

8. Bajo la Sal (México, 2008), de Mario Muñoz. Mi reseña, aquí.

9. La Influencia (México-España, 2007), de Pedro Aguilera.



PS. Una aclaración: no pude ver Nesio, de Alan Coton. Acaso esa cinta podría haber completado el top-ten... O a lo mejor no. Cuando la vea, haré la aclaración pertinente.

viernes, 26 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según cinécdoque/XXIV



El equipo de cinécdoque y una invitada de lujo, Fernanda Solórzano, ha colocado sus propias listas de lo mejor de 2008. Vistas las tres listas publicadas -gabriel aún no da la suya- encuentro un común denominador, que es el par de filmes que rodea a estas palabras. Las listas completas y sus comentarios, en cinécdoque, por supuesto.



jueves, 25 de diciembre de 2008

Your Movie Sucks!/XII (con perdón de Roger Ebert): 2008

"¡Actúa, actúa, maldita sea!"



Para la próxima semana, lo mejor del 2008. Por lo pronto, en este día tan especial, el cine más vomitivo que tuve que ver, por obligación (o sea, paga de por medio) o por accidente (o sea, estaba en algún festival y no había otra función a la mano). Debo decir que todas estas cintas, con una sola excepción, las vi de principio a fin. Es que soy muy celoso de mi deber... y algo masoquista. En orden de aparición:


Posdata: Te Amo (P.S. I Love You, EU, 2007), de Richard LaGravanese. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

Arresto Domiciliario (México, 2008), de Gabriel Retes. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, cuando la vi en Guadalajara 2008, aquí.

No Mires para Abajo (Argentina, 2008), de Eliseo Subiela. Vista en Oaxaca 2008. Mi único walkout del año. Mi comentario, aquí.

Verdades que Matan (Bordertown, EU, 2006), de Gregory Nava. Acaso la peor película del año. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

Ladrón que Roba a Ladrón (EU, 2007), de Joe Menéndez.

Sobre Mi Cadáver (Over her Dead Body, EU, 2008), de Jeff Lowell. Mi reseña, aquí.

Cazando al Seductor (Sex and Death 101, EU, 2007), de Daniel Water. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según IndieWIRE/XXIII


105 cinecríticos y una sola lista verdadera. He aquí el top-20 de indieWIRE. Los resultados completos, con otras categorías (actores, directores, guión, operas primas...), aquí.

1. Le Voyage du Ballon Rouge

2. Un Conte de Noël

3. WALL-E. Mi reseña, aquí.

4. Wendy and Lucy

5. Happy-Go-Lucky

6. Paranoid Park. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

7. Sanxia haoren/Still Life

8. Luz Silenciosa

9. Synecdoche, New York

10. Waltz with Bashir

11. Rachel Getting Married

12. En la Ciudad de Sylvia. Mi reseña, aquí.

13. My Winnipeg

14. Låt den rätte komma in/Let the Right One In

15. Milk

16. A la Orilla del Cielo. Mi comentario, aquí.

17. Hunger

18. The Wrestler

19. Ballast

20. Man on Wire

Cuéntamela otra vez.../II

Hay un momento en Todo sobre las Mujeres (The Women, EU, 2008), la nefasta opera prima de la guionista televisiva Diane English, en el que la cuarentona esposa cornuda Meg Ryan, al platicar con su experimentada mamá sesentona Candice Bergen, le contesta, exasperada: “Mamá, no estamos en una película de años treinta”. No, en efecto, no lo están. Están en una mucho peor: en un torpe refrito de una cinta de los años treinta.



El filme original, Mujeres (The Women, EU, 1939), basado en una exitosa comedia teatral de la época, fue dirigido por el especialista en cine femenino George Cukor quien, en definitiva, hizo antes y después, películas mucho mejores (por dar algunos ejemplos: Camille/1936, The Philadelphia Story/1940, Nace una Estrella/1954, Mi Bella Dama/1964). Sin embargo, revisando la cinta de hace siete décadas, como lo acaba de hacer un servidor, Mujeres resulta ser una pieza fílmica genuinamente disfrutable. Además de la proverbial realización siempre elegante de Cukor -¿alguna vez hizo una toma, un movimiento de cámara, un corte, innecesarios?-, el filme presume la magnética presencia de Joan Crawford como la cínica “otra mujer” y, por último, una saludable ausencia de corrección política: buena parte del viejerío retratado en esa cinta disfruta del chisme, clava puñales por la espalda y no conoce de solidaridad de género. Algo más: en la película de Cukor el tema de la clase social está claramente establecido. La molestia de la esposa engañada (una afectada Norma Shearer en el papel que interpreta Meg Ryan en la versión 2008) y, sobre todo, la indignación de sus amigas y enemigas, es que el marido de la Ryan está viéndose con alguien (Miss Crawford, por supuesto) que no está a “su altura”.
En el descafeinado remake no hay nada de todo lo anterior. La realización de Diane English es televisivamente plana, las actuaciones son insufribles y los cambios realizados en la trama no la hicieron más inteligente. Es cierto, la historia original es inocultablemente conservadora pero, por lo menos, es sincera. En la versión 2008, en contraste, todo se siente torpemente calculado: por ejemplo, las amigas de la cornuda Meg Ryan (Annette Bening, Debra Messing y la negra y lesbiana Jada Pinkett Smith, por aquello de la diversidad sexual y racial) son más bien un amor y, como han visto las seis temporadas de Sex and the City, saben eso del “empoderamiento” femenino (¿así lo decía Martita Sahagún?). Por lo tanto, en Mujeres 2008 las féminas son bien solidarias, están ahí siempre una para las otras y, cuando hay una pequeña traición, todo se arreglará con un irritante duelo de gritos y llantos entre Ryan y Bening, sin duda la escena más insoportable que vi este año. Ah, claro, y tampoco hay prejuicios de clase, faltaba más: la “quita-maridos” de este remake es malvada no por ser una arribista empleaducha que vive del “lado equivocado” de la acera, como Miss Crawford en 1939, sino por ser una sexy perra con exceso de curvas (Eva Mendes).

La directora English cumple, eso sí, con la misma regla del filme número 18 de George Cukor: en los 114 minutos de duración de la cinta, no aparece nadie que no sea mujer. Tanta rudeza era innecesaria: necesito, de urgencia, ver a Clint Eastwood musitar, entre dientes: “Go ahead, Make my day”.




martes, 23 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Robert Koehler/XXII


Robert Koheler escribe para Variety y Cinema Scope, entre muchos otros medios, además de participar en la evaluación de cine mexicano para el mexacritic, organizado por el ridículamente joven y talentoso Carlos Reyes. Koheler cubre, por cierto, el Festival de Guadalajara para Variety. Ahí me lo he encontrado, libretita en mano, en salas semi-vacías, haciendo su chamba. Su top-ten, aquí abajito (por cierto, acaso la lista menos hollywoodense de todas las que he recopilado):


1 - En la Ciudad de Sylvia. Mi reseña, aquí.

2 - Gomorrah

3 - La France

4 - Ballast

5 - El Silencio antes de Bach

6 - He Fengming/Fengming: A Chinese Memoir

7 - My Winnipeg

8 - Paranoid Park. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

9 - Man on Wire

10 - Sanxia haoren/Still Life

El evangelio del 2008... según David Ansen/XXI



El cinecrítico de Newsweek ha liberado su top-ten, como sigue. Con vampiros en el primer lugar y, otra vez, Reygadas en la lista.


1. Låt den rätte komma in/Let the Right One In


2. Encounters at End of the World


3. Wendy & Lucy


4. Frost/Nixon


5. Man on Wire


6. Luz Silenciosa


7. The Wrestler


8. Una Guerra de Película. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.


9. Wall-E. Mi reseña, aquí.


10. Waltz with Bashir

lunes, 22 de diciembre de 2008

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../LXV

CARTELERA AL 19 DE DICIEMBRE


Rudo y Cursi (México, 2008), de Carlos Cuarón. Un buen inicio, un brillante desenlace y, en medio, una retahíla de medianías, mediocridades y fallas: sobreactuaciones de Gael y Diego, cámara insegura y tambaleante, parodia que no pasa de mera caricatura del sueño mexicano -si es que eso existe- convertido en pesadilla. Supongo que escribiré extensamente de esta película en algún momento de esta semana.



Bolt (Ídem, EU, 2008), de Byron Howard y Chris Williams. Esta re-elaboración -saqueo se oye gachito- del díptico Toy Story es indoloramente palomera. Pero si Disney quiere competir con su asociado Pixar, tiene que esforzarse mucho más en sus historias. Las palomas parlanchinas están chistosas, eso sí. Mi reseña, en REFORMA.



Ni en Tu Casa ni en la Mía (Four Christmases, EU-Alemania, 2008), de Seth Gordon. Una (dizque) comedia familiar/navideña que podría haber estado en la lista de lo peor del año si no fuera por su dignísimo reparto veterano (Robert Duvall, Sissy Spacek, Mary Steenburgen y Jon Voight) y porque, de vez en cuando, Vince Vaughn y Reese Witherspoon logran hacernos reír. Mi reseña en REFORMA.

El evangelio del 2008... según Michael Atkinson/XX


El lancero libre Michael Atkinson ha liberado su top-ten del 2008. Reygadas vuelve a aparecer, por cierto.


1. My Winnipeg

2. Ballast

3. Wendy & Lucy

4. Luz Silenciosa

5. Sanxia haoren/Still Life

6. Waltz with Bashir

7. Le Voyage du Ballon Rouge

8. The Wrestler

9. Synedoche, NY

10. Noches Púrpura. Mi reseña, aquí.

domingo, 21 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según A. O. Scott/XIX


Y, por supuesto, el tercer cinecrítico del New York Times, A. O. Scott, dio, también, su lista. Sus comentarios, aquí. Y el top-ten, acá (dos novedades: Le Grain et le Mulet y Cadillac Records):


1. Wall-E. Mi reseña, aquí.

2. Luz Silenciosa

3. La Graine et le Mulet

4. Man on Wire

5. A la Orilla del Cielo. Mi comentario, aquí.

6. Happy-Go-Lucky

7. Wendy and Lucy

8. Milk

9. Rachel Getting Married

10. Cadillac Records

El evangelio del 2008... según Stephen Holden/XVIII


Stephen Holden, también del New York Times, liberó su top-ten hoy domingo y como sigue (sus comentarios, aquí). (Por cierto, esta es la primera lista en la que veo alguna novedad: Ne le Dis à Personne).


1. 4 Meses, 3 Semanas y Dos Días. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

2. A la Orilla del Cielo. Mi comentario, aquí.

3. Wall-E. Mi reseña, aquí.

4. Milk

5. Una Vieja Amante. Mi reseña, aquí.

6. Happy-Go-Lucky

7. Un Conte de Noël

8. Ne le Dis à Personne

9. Río Helado

10. The Visitor

El evangelio del 2008... según Manohla Dargis/XVII


La cinecrítica del New York Times Manohla Dargis da su top-ten, con todo y artículo explicativo, aquí. La lista, como sigue:



1. Happy-Go-Lucky

2. Synecdoche, New York

3. Alexandra

4. Le Voyage du Ballon Rouge

5. Luz Silenciosa

6. Paranoid Park. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

7. Batman, el Caballero de la Noche. Mi reseña, aquí.

8. Encounters at the End of the World

9. Sanxia haoren/Still Life

10. Wendy and Lucy

El evangelio del 2008... según Anne Thompson/XVI


Anne Thompson es, muy probablemente, la mejor columnista del cine industrial hollywoodense. Es editora de Variety y su blog se puede encontrar aquí abajo, a la derecha. Y su top-ten es el siguiente:


1. Wall-E. Mi reseña, aquí.

2. Slumdog Millionaire

3. Milk

4. Everlasting Moments

5. Happy-Go-Lucky

6. Un Conte de Noël

7. Man on Wire

8. Waltz with Bashir

9. Wendy and Lucy

10. Appaloosa, entre la Vida y la Muerte. Mi comentario, aquí. Mi reseña, en REFORMA.

sábado, 20 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según J. Hoberman/XV


J. Hoberman se adelanta a su top-ten que se publica religiosamente en el Village Voice y lo da a conocer en IndieWIRE, aquí, con todo y agregados. La lista, como sigue:


1. Le Voyage du Ballon Rouge

2. Razzle Dazzle

3. Paranoid Park. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

4. Che

5. Luz Silenciosa.

6. 4 Meses, 3 Semanas y 2 Días. Mi reseña, en REFORMA. Mi comentario, aquí.

7. En la Ciudad de Sylvia. Mi reseña, aquí.

8. Waltz with Bashir

9. Wall-E. Mi reseña, aquí.

10. Wendy and Lucy.

viernes, 19 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Jonathan Rosenbaum/XIV


El excinecrítico del Chicago Reader Jonathan Rosenbaum, en retiro de la prensa diaria pero aún publicando en revistas, libros y en su propio blog -la liga está aquí, en la lista de la derecha- ,también contestó la encuesta del Sight and Sound sobre lo mejor del 2008 y liberó su top-five, como sigue:



1. Er shi si cheng ji/24 City (Zhang Ke Jia, China).

2. Of the Time and the City (Terence Davies, GB).

3. Les Plages d'Agnès (Agnès Varda, Francia).

4. Trouble the Water (Tia Lessen y Carl Deal, EU).

5. End of the Rainbow (Robert Nugent, Australia-Francia).

jueves, 18 de diciembre de 2008

El Día que la Tierra se Detuvo (1951)


No he visto el refrito El Día que la Tierra se Detuvo (Derrickson, 2008) y, para ser francos, no creo que lo haga -tengo muchos pendientes por revisar este fin de año y, además, su calificación de 39 en el metacritic no es para alentar a nadie la ida al cine. Más aún: la cinta original homónima, que ya había visto alguna vez por televisión, no es de mis películas favoritas de esa época. Me refiero, por supuesto, a El Día que la Tierra se Detuvo (The Day the Earth Stood Still, EU, 1951), de Robert Wise, filme que los usuarios de la Internet Movie Database han colocado en el top-250 de la historia del cine (para ser exactos, en el lugar 197).

Como no tenía buenos recuerdos de este clásico de la ciencia ficción, me di a la tarea de volver a verlo en la espléndida edición de Región 4 que está disponible para su venta y renta en México. Después de verlo, reafirmé mi juicio anterior. Recordaba claramente que el largometraje número 13 del versátil artesano Robert Wise me había parecido más ingenuo que emocionante y, ahora, años después, volví a tener la misma impresión. No se trata de los avejentados efectos especiales –si ese fuera el caso, Metrópolis (Lang, 1927) ya hubiera perdido toda vigencia-, sino de un pomposo discurso pacifista que no tiene matices de ninguna especie. Es decir, no hay humor por ningún lado; no hay acción en ninguna parte; no hay escalofríos de ningún tipo.

La trama está basada muy vagamente en el cuento El Amo Ha Muerto, de Harry Bates, publicado en 1940 en la revista “Astounding Stories”. En el relato original –que puede ser leído en español en la antología “Vinieron del Espacio Exterior”, Ediciones Martínez Roca- el extraterrestre que llega a la Tierra a dar el Ultimátum a la Tierra –el título con el que este filme fue conocido en España, por cierto- tiene un papel muy secundario. Los protagonistas son, en realidad, un curioso periodista/fotógrafo y el enorme robot Gnut, que ha llegado acompañando al misterioso alien de forma humana Klaatu que, en el relato, ya descansa en un mausoleo construido ex profeso.

El guión de la cinta de 1951, escrito por Edmund H. North, retoma la anécdota de un extraterrestre, Klaatu (Michael Rennie), que llega a nuestro planeta acompañado de un robot llamado Gort –a saber por qué le cambiaron el nombre. Por lo demás, la historia es otra y no exactamente mejor. La nota ominosa con la que termina el cuento se diluye aquí porque Klaatu es una especie de Cristo interplanetario –de hecho, se hace llamar Mr. Carpenter: Señor Carpintero- que está dispuesto a cargar con las indignidades de la malagradecida raza humana, dispuesta a echar balazo y a perseguir a todo aquél que sea diferente, a todo aquél que se sospeche que es distinto.

El cuento fue escrito en 1940, en el inicio de la Segunda Guerra Mundial, y la cinta fue estrenada en 1951, en plena Guerra Fría, con la paranoia macartista desatada y una guerra verdadera, la de Corea, peleada en el Lejano Oriente. Eso explica la importancia con la que fue recibida la película en su momento: aunque de forma ingenua, la cinta tiene ambiciones políticas y alegóricas que eran extrañas en el cine hollywoodense de ciencia ficción de la segunda posguerra.

Y hay algo más que explica su importancia: la sólida narrativa atmosférica de Wise, la emblemática banda sonora de Bernard Herrman y la presencia de ese gran platillo volador circular con todo y extraterrestre y robot incluidos, marcarían una imborrable influencia en una generación de niños y jóvenes cinéfilos que, algunos años después, seguirían su propia ruta, convertidos en cineastas. Steven Spieberg tenía, en 1951, cinco años.


PS. Para una reseña del remake, Juan Carlos Romero, de El perro café, ya se sacrificó por nosotros. Su crítica, aquí.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Fernanda Solórzano/XIII


Ignoro si Fernanda hará en Letras Libres o en otro sitio (¿cinécdoque?) su listado de lo mejor del 2008. Por lo pronto, en Sight and Sound, su top-five fue el siguiente:



1. Tiro en la Cabeza (Jaime Rosales, España).

2. Originalmente Pirata (Michel Gondry, EU). Mi comentario, aquí. Mi reseña, en REFORMANegrita.

3. Aruitemo aruitemo/Still Walking (Hirokazu Koreeda, Japón).

4. Camino (Javier Fesser, España).

5. Lake Tahoe (Fernando Eimbcke, México. Mi reseña, aquí.

El evangelio del 2008... según Sight and Sound/XII


No me llega en papel aún, pero en la red Sight and Sound ha liberado su top-ten, elegido a través de los top-five de 50 cinecríticos de todo el mundo. Por número de menciones, las mejores cintas del 2008, según el magazine británico son:


1. Hunger (Steve McQueen, UK)


2. Petróleo Sangriento (Paul Thomas Anderson, USA)


3. WALL•E (Andrew Stanton, USA). Mi reseña, aquí.


4. Gomorrah (Matteo Garrone, Italy)


=5. Un Conte de Noël (Arnaud Desplechin, France)
=5. Entre les Murs (Laurent Cantet, France)


7. Of Time and the City (Terence Davies, UK)


8. Happy-Go-Lucky (Mike Leigh, UK)


=9. La Mujer sin Cabeza (Lucrecia Martel, Argentina/France/Italy/Spain)
=9. Låt den rätte komma in/Let the Right One In (Tomas Alfredson, Sweden)


La lista completa y al detalle, aquí.

El evangelio del 2008... según Nick Schager/XI


Otro más: Nick Schager, de Slant Magazine y regenteador de su propio blog, Lesson of Darkness, lista su top-ten como sigue:


1. Synechdoche, NY


2. Le Voyage du Ballon Rouge


3. Boarding Gate


4. Reprise, Vivir de Nuevo. Mi reseña, aquí.


5. Batman, el Caballero de la Noche. Mi reseña, aquí.


6. Dear Zachary


7. Chris & Don


8. Encounters at End of World


9. Los Extraños. Mi comentario, aquí. Mi reseña, en REFORMA.


10. August Evening

martes, 16 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Stephen King/X


Ok. ok. No es crítico, pero sí guionista (disparejo), director (malo), escritor (extraordinario) y cinéfilo (irreprimible). Eso sí: su top-ten es todo, menos previsible. Sus comentarios, aquí.



1. Batman, el Caballero de la Noche. Mi reseña, aquí.


2. Slumdog Millonaire


3. Wall-E. Mi reseña, aquí.


4. Una Guerra de Película. Mi comentario, aquí. Mi reseña, en REFORMA.


5. Juegos Sádicos. Mi reseña comparativa, aquí.


6. El Robo del Siglo. Mi comentario, aquí.


7. Vecinos en la Mira. Mi comentario, aquí. Mi reseña, en REFORMA.


8. The Ruins. Mi reseña está esperando ser publicada en REFORMA. Supongo que la veremos en DVD o en televisión. Y cuando sea así, aquí publico el texto.


9. Redbelt


10. La Carrera de la Muerte. Mi comentario, aquí. Mi reseña, en REFORMA.

El evangelio del 2008... según Glenn Kenny/IX


Durante varios años, Glenn Kenny fue uno de los críticos de cabecera de Premiere, el magazine gringo. Aparentemente, por ser demasiado exigente e intelectual, le dieron las gracias hace más o menos un año. Desde entonces, ande de lancero libre y mantiene un magnífico blog, cuya liga puede encontrarse en este mismo sitio, aquí abajito, a la derecha. Su top-ten, a continuación. (Con razón lo corrieron: sus dos primeros filmes no son americanos).


1 - Ne Touchez Pas la Hache

2 - Una Vieja Amante. Mi reseña, aquí.

3 - Razzle-Dazzle: The Lost World

4 - Synecdoche New York

5 - Un Conte de Noël

6 - Le Voyage du Ballon Rouge

7 - Gran Torino

8 - Paranoid Park. Mi reseña en REFORMA.

9 - Che

10 - The Wrestler

Les Vacances de Monsieur Pitt

Wes Anderson dirige, en este comercial japonés de una sola toma, a Brad Pitt. El homenaje/saqueo es, por supuesto, a Las Vacaciones de Monsieur Hulot (Tati, 1953). Ah, y lo que vende es un celular... creo.

lunes, 15 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según el American Film Institute/VIII


El American Film Institute (AFI) ha dado a conocer su top-ten del 2008. Como siempre, en orden alfabético, sólo cine estadounidense y sin documentales, como sigue:



THE CURIOUS CASE OF BENJAMIN BUTTON


THE DARK KNIGHT (BATMAN, EL CABALLERO DE LA NOCHE). Mi reseña, aquí.


FROST/NIXON


FROZEN RIVER (RIO HELADO)


GRAN TORINO


IRON MAN, EL HOMBRE DE HIERRO. Mi reseña, aquí.


MILK


WALL•E. Mi reseña, aquí.


WENDY AND LUCY


THE WRESTLER

El evangelio del 2008... según el Exigente Duende Callejero/VII


El Exigente Duende Callejero ha colocado ya su lista de lo mejor del 2008. No un top-ten ni un top-twenty... Un top-sixteen. Pero, bueno, tratándose del Duende, no me extraña que un buen día salga con un top-eighteen-and-a-half. ¿La mejor película del año?: la de la foto. La lista completa, aquí.


PS. No he visto buena parte de lo que el Duende ha listado. Ya tengo más tarea para este fin de año.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../LXIV


Appaloosa: Entre la Vida y la Muerte (Appaloosa, EU, 2008), de Ed Harris. El segundo largometraje del buen actor Ed Harris es un sólido western que tiene ecos del clásico Río Bravo (Hawks, 1959). Dos mercenarios que se contratan para poner orden en el Viejo Oeste son llamados a Appaloosa, Nuevo México, para acabar con los crímenes y abusos del atrabiliario ranchero influyente Jeremy Irons. El sheriff bajo contrato es Ed Harris y su fiel -pero nunca dócil- ayudante Viggo Mortensen llevarán la ley del revólver al pueblito de marras. Sin embargo, la presencia de una viudita alegre (Reneé Zellweger) cambiará el equilibrio entre los dos hombres... y en la trama misma. Mi reseña en REFORMA.


Exorcismo (Ostrov, Rusia, 2006), de Pavel Lungin. Muy buena cinta religiosa acerca de un excéntrico monje ortodoxo (Pyotr Mamonov) que arrastra su propio gran pecado. Mi reseña, aquí.


Kurt Cobain: Sobre un Hijo (Kurt Cobain: About a Son), de A. J. Schnack. Un singular documental sobre el desaparecido Kurt Cobain, basado en 20 horas de conversaciones/confesiones que, de hecho, forman parte, en off, de la narrativa de esta cinta realizada para fans. Mi reseña, en la entrada de aquí abajo.


Kurt Cobain: Sobre un Hijo


Por supuesto que tenía idea quién fue Kurt Cobain (1967-1994) y claro que había escuchado a Nirvana. Pero debo confesar que la música grunge que le dio fama mundial a Cobain y a su banda nunca me interesó gran cosa. Por lo mismo, pareciera que el segundo largometraje del documentalista AJ Schnack no podía estar destinado para espectadores como el que esto escribe. Nada de eso: resultó ser todo lo contrario.

Kurt Cobain: Sobre un Hijo (Kurt Cobain: About a Son, EU, 2006) es la capciosa edición sonora de más de 20 horas de conversaciones que tuvo el periodista Michael Azerrad entre diciembre de 1992 y marzo de 1993 con el vocalista de Nirvana, pláticas que le sirvieron a Azerrad para escribir su best-seller biográfico “Come As Your Are: The Story of Nirvana”. Lo que hizo el cineasta Schnack con esa veintena de horas de audio fue editarlas y hacerlas acompañar de una serie de imágenes tomadas por la cámara de Wyatt Troll y algunas ocasionales fotos de archivo.

El resultado nunca deja de ser interesante, incluso para un lego de Nirvana y Cobain como un servidor. Mientras escuchamos las confesiones/reflexiones más personales del cantante y compositor –su infancia, el traumático divorcio de sus papás, su padre siempre distante, su madre alcohólica, sus episodios maniaco-depresivos ¡a los 9 años!, su caída en las drogas cuando empezaba a disfrutar del éxito comercial, su matrimonio con la polémica Courtney Love-, las imágenes que acompañan la voz de Cobain pueden pasar de lo más literal (Cobain hablando de su afición por los gatos y la pantalla muestra imágenes de felinos) a lo no tan directamente ilustrativo (Cobain comentando las dificultades que tuvo en la adolescencia para definir su identidad mientras vemos a un jovencito nadar en una alberca) y de ahí a lo pretendidamente poético (Cobain haciendo la crónica de la evolución de la banda mientras vemos imágenes campiranas que no vienen demasiado al caso).

El filme está dividido claramente en tres actos, marcados por las tres ciudades del estado de Washington en las que se desarrolló Cobain: Aberdeen –en donde nació-, Olympia –en donde empezó su carrera musical- y, finalmente, Seattle, en donde saltaría a la fama mundial y en donde se suicidaría en abril de 1994, prácticamente un año después de tener las extensas conversaciones que escuchamos, editadas, en esta cinta de hora y media de duración.

La narración en off de Cobain está beneficiada enormemente por el trabajo de la supervisora musical Linda Cohen. Contra lo que pudiera esperarse, no se escucha música de Nirvana –incluso las fotos de Cobain y de la banda son escasas- pero sí de influencias, almas gemelas, voces amigas: Ario Guthrie (“The Motorcycle Song”), Queen (“It’s Late”), Bruce Springsteen (“Something in the Night”, entre otras), Creedence (“Up Around the Bend”), Big Black (“Kerosene”) y un largísimo etcétera que enriquece de manera notable este fascinante acercamiento a la vida musical truncada –a la vida a secas truncada- de Kurt Cobain.


Kurt Cobain... se está exhibiendo, comercialmente, en una sola sala en la Ciudad de México. Para ser más específicos, en Lumiere Reforma.

sábado, 13 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Peter Travers/VI


Y siguen las listas apareciendo. En orden de preferencia, el top-ten de Peter Travers, el cinecrítico de Rolling Stone es el siguiente:


1. Milk


2. Slumdog Millionaire


3. Batman, El Caballero de la Noche. Mi reseña, aquí.


4. Frost/Nixon


5. Wall-E. Mi reseña, aquí.


6. Revolutionary Road


7. The Visitor


8. Doubt


9. Rachel Getting Married


10. Man on Wire

viernes, 12 de diciembre de 2008

Exorcismo


Ya conocida en tierras mexicanas por Noche de Bodas (2000), presentada en la 40 Muestra Internacional de Cine en noviembre de 2002, la obra fílmica de Pavel Lungin ha vuelto con la muy superior Exorcismo (Ostrov, Rusia, 2006), que ya fue exhibida, hace varios meses, en el 27 Foro Internacional de la Cineteca Nacional.

El séptimo largometraje de Lungin tuvo el honor de cerrar, fuera de concurso, el Festival de Venecia 2007 y es fácil entender por qué fue elegido para hacerlo. Estamos ante la típica película de arte y “festivalera”: un notable drama religioso/trascendental dirigido con sobriedad y solvencia estilística por Lungin y protagonizada por el carismático Pyotr Mamonov, un exrockero ruso que, a partir de su trabajo actoral en Taxi Blues (1990) –opera prima del mismo Lungin-, se ha convertido en una de las figuras más interesantes del cine ruso post-soviético.

Norte de Rusia, 1942. Después de haberle disparado a su capitán por órdenes de los nazis, el soldado ruso Anatoly es dado por muerto por los soldados alemanes. Sin embargo, el muchacho ha llegado a la orilla de una pequeña isla en donde se encuentra un monasterio habitado por religiosos cristianos ortodoxos. Más de 30 años después, vemos que Anatoly (Mamonov) es un irreprimible monje que trabaja de sol a sol en la caldera del sitio, llevando calor a las celdas de sus compañeros y superiores. El Padre Anatoly no se lava nunca, se suelta cantando nomás porque sí, no se comporta como se debe en misa y le juega bromas pesadas a quienes le rodean, pero los habitantes de los alrededores llegan al monasterio para visitarlo a él, pues se ha ganado la fama de ser un hombre santo, un verdadero profeta. Anatoly no tiene, sin embargo, la mejor imagen de sí mismo: no puede borrar de su memoria el momento en el que le quitó la vida a alguien por miedo. Su muy ruda rutina diaria –cargar con el carbón, llevarlo a la caldera, dormir entre la suciedad y el hollín- sólo cambia por sus intensas letanías solitarias en donde pide el perdón del Altísimo.

Bien apoyado por la paleta casi monocromática de la cámara de Andrei Zhegalov –apenas bañada por los intensos amarillos que salen del fuego resguardado por el Padre Anatoly- y con la atrayente presencia protagónica de Mamonov –quien, por cierto, es un auténtico creyente ortodoxo-, Lungin nos entrega un ascético relato de fe, redención, humildad y perdón. Los actos “milagrosos” de Lungin nos son mostrados de manera directa, funcional, sin la estilización/visualización acostumbrada en este tipo de tramas: si un niño inválido empieza a caminar, lo hace así, sin más, sin énfasis de ninguna especie; si a una muchacha el Padre Anatoly le expulsa un demonio, no vemos nada más que las contorsiones de la jovencita y, luego, su posterior rostro de alivio, sin un solo efecto especial que nos indique la “santidad” de lo que acabamos de ver.

Así, la modestia del monje se extiende a la puesta en imágenes de Lungin: para este excéntrico “hombre santo” no hay nada de extraordinario en lo que él hace y el cineasta ha tomado esa misma posición. Los milagros suceden así, cotidianamente: basta abrir los ojos para verlos. Y Anatoly es lo único que nos pide.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Cuéntamela otra vez.../I


Juegos Sádicos (Funny Games U.S., EU-Francia-Italia-Austria-Alemania-GB, 2007), el más reciente largometraje del provocador por vocación Michael Haneke, es un fidelísimo remake de su propia cinta Juegos Divertidos (Funny Games, Austria, 1997), que no mereció estreno comercial en México, pero sí fue exhibida en el Festival de Verano de la UNAM de 1998.

En la espléndida reseña de Juegos Divertidos que Mark Kemode publicó en la revista británica Sight and Sound en diciembre de 1998 (volumen 8, número 12, pp. 44-45), el cinecrítico inglés plantea nítidamente la enorme contradicción de aquella película dirigida por el discutido cineasta austriaco: como se trata de una brutal pastelazo moralista en la cara de los cinéfilos que entran a ver una “torture-movie” por diversión, la paradoja es que el público “natural” al que está dirigida esa película –o sea, los admiradores de la saga Saw, por ejemplo- nunca pagaría un boleto por ver un filme austriaco “de arte” y sin un solo actor conocido. Por lo mismo, si una cinta tenía que ser refriteada por Haneke en Hollywood y con alguna refulgente estrella consolidada, esa era, precisamente, Juegos Divertidos.

La cinta original no ha perdido un ápice de su fuerza. Dos jóvenes psicópatas enguantados de blanco, cual personajes de dibujos animados, y que se hacen llamar Paul y Peter (Arno Frisch y Frank Giering) -o Beavis y Butthead, o Tom y Jerry- llegan a un lujoso caserón que se encuentra a la orilla de un bellísimo lago y toman como prisioneros a la ricachona pareja matrimonial de los Schober, Anna y Georg (Susanne Lothar y Ulrich Mühe), quienes han llegado con su hijito “Schorschi” (Stefan Clapczynski) a pasar unos días de vacaciones.

¿Qué persiguen, qué quieren, qué buscan, ese par de psicópatas de modales ejemplares? Muy sencillo: hacer sufrir a sus prisioneros, mientras nosotros, desde nuestra butaca, somos cómplices pasivos, simples voyeurs, de humillaciones, golpes y sadismo al pasto. Esto no tiene nada de original: lo provocadoramente discutible de la propuesta de Haneke es que, al romper en más de una ocasión la “cuarta pared” fílmica, el cineasta nos hace cómplices involuntarios de lo que está pasando. En alguna ocasión, Paul se dirige hacia la cámara –hacia el público, pues- y le guiña el ojo; en otra, trata de explicarle a sus torturados que no puede matarlos rápidamente por respeto a todos nosotros –“no alcanzaría el tiempo para un largometraje”-; y, al final, cuando todo ha terminado, nos sonríe mientras inicia otro demencial juego sádico con otra incauta familia acaudalada.

No hay, en realidad, tanta violencia explícita. Dos de las muertes que suceden en el filme ocurren, de hecho, fuera de cuadro. La provocación se erige no en la puesta en imágenes –ascética y elíptica, como es común en la obra de Haneke- sino en el cuestionamiento directo hacia el público: ¿has entrado a ver cómo se tortura a una familia? ¿Eso te divierte? ¿Eso te entretiene? Pues eso te daré, dice desde su discutida/discutible altura moralista Haneke.

Diez años después de Juegos Divertidos, Haneke realizó pues, Juegos Sádicos, el remake casi cuadro por cuadro y diálogo por diálogo, sólo que en inglés y con un reparto hollywoodense encabezado por Naomi Watts. Por lo demás, estamos exactamente ante el mismo filme, la misma provocación, la misma táctica. Por eso, vistas una después de la otra –como yo lo hice, de hecho- Juegos Sádicos pierde buena parte de su impacto. Y, para ser honestos, no estoy muy seguro que esta versión americana cumpla con su cometido: ¿realmente el público estadounidense se habrá sentido ofendido porque Haneke les restregara su gusto por la violencia? ¿O se habrá encogido de hombros, diciendo: “no hubo la suficiente sangre”? Tengo la sensación que la reacción fue, más bien, la segunda.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Anthony Lane/V


El otro cinecrítico del New Yorker, Anthony Lane, también liberó su top-ten, pero sin orden de preferencia alguna. Al leer sus comentarios aquí, pareciera que, en su opinión, la mejor cinta del 2008 fue Wall-E, pero no pretendo interpretar juicios que no son explícitos. En todo caso, su top-ten del 2008 es el siguiente:


El Orfanato. Mi reseña, en REFORMA; mi comentario, aquí.


A la Orilla del Cielo. Mi mini-reseña, aquí.


4 Meses, 3 Semanas y 2 Días. Mi reseña, en REFORMA; mi comentario, aquí.


Il y a longtemps que je t'aime


Dueños de la Noche. Mi reseña en REFORMA; mi comentario, aquí.


007 Quantum. Mi reseña, aquí.


Iron Man, el Hombre de Hierro. Mi reseña, aquí.


The Wrestler


Changeling


Wall-E. Mi reseña, aquí.

El evangelio del 2008... según David Denby/IV


Del New Yorker, David Denby ya ha liberado su top-ten, en orden de preferencia y como sigue:


1. Defiance


2. Rachel Getting Married


3. Entre les Murs


4. The Wrestler


5. Vicky Cristina Barcelona


6. Wall-E. Mi reseña, aquí.


7. Milk


8. Trouble the Water


9. Revolutionary Road


10. Il y a longtemps que je t'aime


La lista de David Denby, con sus comentarios, aquí.

Confesiones Verdaderas/XX


"You know, it really depends on what films are being offered to you. It’s not always that interesting. Maybe people are more accepting of my choices, whereas for somebody else they would say, 'How strange that she did that.' The door that opened to me after Belle de Jour was such that a lot of things could pass through it. Belle de Jour is a film that got bigger with time. It did well when it was released, but only later did it become a mythical, almost cult film. And that character became something of a symbol, a strange heroine. And because I played her, people made assumptions about me...

With Buñuel, the experience was unique, because he was very modest and he liked to joke about things. Truffaut was the same. When we were filming, he never spoke to me in a straightforward way...

...Buñuel was extremely modest. Even with the actors it seemed… I felt for him. It was obvious that it wasn’t his favorite stage of the filmmaking process. It was something he had to go through: for the film to exist you need actors to play parts. But what he said was very minimal. It’s more what he said outside the film or what was written. But you really had to try and imagine, or guess, what he might have to say. He was very coarse in his way of talking. Actually, it made me laugh..."

Catherine Deneuve sobre Bella de Día, Tristana y Luis Buñuel. La entrevista completa con Madame Deneuve -realizada por el cineasta Arnaud Desplechin, nada menos- aquí.

martes, 9 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Richard Corliss/III


Richard Corliss, del Time Magazine, ha entregado ya, también, su top-ten, en orden alfabético y como sigue:

1. Wall-E. Mi reseña, aquí.

2. Synecdoche, New York

3. My Winnipeg

4. 4 Meses, 3 Semanas y 2 Días. Mi reseña, en REFORMA; mi comentario, aquí.

5. Milk

6. The Curious Case of Benjamin Button

7. Slumdog Millionaire

8. Iron Man, el Hombre de Hierro. Mi reseña, aquí.

9. Meteoro, la Película

10. Encounters at the End of the World




Los comentarios de Corliss, aquí.

El evangelio del 2008... según Roger Ebert/II



Ebert ha colocado ya en su página web no un top-10 sino un top-20 y por orden alfabético, como sigue:



1. Ballast


2. The Band's Visit


3. Che


4. Chop-Shop


5. Dark Knight (Batman, el Caballero de la Noche). Mi reseña, aquí.


6. Doubt


7. The Fall


8. Frost/Nixon


9. Frozen River


10. Happy-Go-Lucky


11. Iron Man, el Hombre de Hierro. Mi reseña, aquí.


12. Milk


13. Rachel Getting Married


14. The Reader


15. Revolutionary Road


16. Shotgun Series


17. Slumdog Millonaire


18. Synecdoche, Nueva York


19. W


20. Wall-E. Mi reseña, aquí.



Como pilón, un top-five de documentales, como sigue y en orden alfabético:


1. Encounters at the End of the World


2. I.O.U.S.A.


3. Man on Wire


4. Standard Operating Procedure


5. Trouble the Water


La lista completa, con los comentarios de Ebert, aquí.

Cine en televisión para el martes 29 de enero


MR RIPLEY: EL REGRESO (Ripley Under Ground, Alemania, 2005), de Roger Spottiswoode. El tranquilo criminal americano Tom Ripley, creado y desarrollado por Patricia Highsmith a lo largo de cinco novelas, volvió a la pantalla grande en este filme, que debería ser la secuela de A Pleno Sol (Clément, 1960) o de su re-interpretación más reciente, El Talentoso Mr. Ripley (Minghella, 1999). Sin embargo, Mr. Ripley: el Regreso está realizada en un tono de extravagante comedia de humor negro y, además, está ambientada en una Europa contemporánea, algo que nos aleja de la obra y el personaje original de la señora Highsmith. Eso sí, el Ripley encarnado por Barry Pepper sigue siendo un dandy amoral con la mejor suerte del mundo, el reparto secundario es impecable y la dirección del buen artesano Spottiswoode logra mantener el interés sin mayores problemas. No es, ni de lejos, el mejor filme de Ripley pero tampoco es el peor, "honor" que le corresponde a El Amigo Americano (1977), de Wim Wenders. Mr. Ripley: El Regreso, no fue nunca estrenada comercialmente en México... para variar.


Movie City; martes 9, 10:40 horas (señal este) y 14:40 horas (señal oeste), tiempo del centro de México.

lunes, 8 de diciembre de 2008

El evangelio del 2008... según Edelstein/I


Nuevamente, como el año pasado, el primero que salta para dar su top-ten es el cinecrítico del New York Magazine, David Edelstein. En orden de preferencia, los mejores filmes del 2008 según Edelstein fueron:

1. Rachel Getting Married

2. Wall-E. Mi reseña, aquí.

3. Happy-Go-Lucky

4. Cadillac Records

5. Entre les Murs

6. Kit Kittredge: An American Girl

7. Waltz with Bashir

8. Shotgun Stories

9. Doubt

10. Trouble the Water



La lista completa, con los comentarios de Edelstein, aquí.

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../LXIII


Madagascar 2 (Madagascar: Escape 2 Africa, EU, 2008), de Eric Darnell y Tom McGrath. En un descuido, esta secuela es mejor que la original, cuya reseña puede leerse aquí. Ahora, los cuatro cuadrúpedos camaradas -Alex el León, Marty la Cebra, Gloria la hipopotámo y Melman la jirafa- terminan varados en África, en donde Alex se encontrará con su familia. El homenaje/saqueo a El Rey León (Allers y Minkoff, 1995) es de güeva, pero los personajes secundarios -es decir, los pingüinos y los chimpancés- salvan el día. Un palomazo indoloro. Mi reseña en REFORMA.


Arresto Domiciliario (México, 2008), de Gabriel Retes. Para acabar pronto, una de las peores películas del año. Mi primera impresión, cuando la vi en Guadalajara 2008, está aquí. Y mi reseña, en REFORMA.


Miedo al Amanecer (Solstice, EU, 2008), de David Myrick. Estrenada en Estados Unidos en formato casero, la más reciente cinta del otrora genio Myrick (correalizador, junto a Eduardo Sánchez, de El Proyecto de la Bruja de Blair/1999) es una mediocre cinta de espantos. La realización de Myrick no es completamente inepta, pero el guión no ofrece ya no digo originalidad, sino la más mínima pizca de ingenio. Mi reseña en REFORMA.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Cine en televisión para el domingo 7 de diciembre


EDMOND (Ídem, EU, 2005), de Stuart Gordon. Un día, el Edmond del título (espléndido William H. Macy) decide dejar atrás a su mujer, su trabajo, su vida entera… Ya está harto de todo, empezando por él mismo. Después de una plática en un bar con cierto parroquiano parlanchín (Joe Mantegna), Edmond decide ir a buscar el mejor sexo posible por unos cuantos dólares pero, en su lugar, se topa con su destino, uno que se había negado a sí mismo por miedo, por ansiedad. El especialista en cine de horror Gordon (Re-Animator/1985) dirige con solvencia este guión de David Mamet, basado en su obra teatral homónima. Estamos ante un oscuro periplo existencial que inicia con un pobre diablo que a todo responde que “es demasiado”, que continúa en una explosión violenta y racista, y que finaliza entre rejas, en algo parecido a la felicidad. Un filme realmente inquietante que, para variar, no mereció estreno comercial en nuestro país.


HBO Plus, domingo 7. 19:45 horas (señal este) y 22:45 horas (señal oeste), tiempo del centro de México.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Aprender a ver


Un asiduo lector de este blog que ha permanecido en el anonimato envía una pregunta, pero no a mí, sino a los lectores y participantes de este blog: "¿Donde podría aprender a ver cine? Me gusta mucho el cine pero, la verdad, sólo tomo mi calificacion en base a si me gustó o no la película. No sé leerlo como ustedes, con tanto detalle".

Se me ocurren un par de respuestas pero como la pregunta es para los demás y no para mí, les doy preferencia a los lectores de este blog que, por cierto, está arañando ya las 60 mil visitas en poco más de un año de vida. ¡Gracias, Batman!