sábado, 31 de enero de 2009

El cine que no vimos/VIII


Fría Tempestad (Kekexili, China-Hong Kong, 2004) es el segundo largometraje inédito en México del exsoldado convertido en cineasta Chuan Lu, cuya opera prima, Xun Quiang (2002) -titulada en inglés The Missing Gun- tampoco ha sido exhibida en este país, aunque ha podido ser vista –no por mí, por desgracia- en la televisión de paga. Y subrayo que por desgracia, pues si su debut fílmico se acerca a los logros de Fría Tempestad, entonces hay que tratar de revisar The Missing Gun cuando vuelve a aparecer en la pantalla chica.
Fría Tempestad está ubicada a mediados de los 90 en el Tíbet, a casi cinco mil metros sobre el nivel del mar, en la zona conocida como Kekexili. Un periodista proveniente de Beijing, Ga Yu (Zhang Lei), llega a este remotísimo lugar a hacer un reportaje sobre una patrulla civil y voluntaria que trata de evitar la extinción del chinu o antílope salvaje, que es cazado por unas bandas ilegales que comercian su cotizadísima piel. El líder de esta patrulla es el duro y estoico Ri Tai (magnífico Duo Bujie), quien tiene que rascárselas con sus propias uñas –no tienen dinero ni autoridad oficial- para combatir a los cazadores, que cuentan con armas, dinero, gasolina, organización… y hasta el apoyo de no pocos pastores muertos-de-hambre tibetanos, que no encuentran otra forma de sobrevivir que participar en la extinción del susodicho animal.
La estructura de Fría Tempestad es la de un western (o, en este caso, ¿un eastern?) clásico. Estamos en unas lejanas tierras en donde la ley prácticamente no existe y en donde un grupo de voluntarios se arman para imponer la civilización. El líder es un hombre curtido en la violencia, obsesionado por su misión, y conoce bien a quienes persigue. No está lejos del John Wayne de Más Corazón que Odio (Ford, 1956). Por su parte, la decena de “patrulleros” que acompañan –e idolatran- a Ri Tai hacen su chamba con un sentido del deber que bien podría haber provenido de alguna cinta de Hawks como Río Bravo (1959).
Las similitudes no son sólo temáticas. Los vastos escenarios tibetanos reproducen la inmensidad del Momument Valley de los westerns de Ford. Y esa tierra, ese aire, ese hielo, esa arena, de Kekexili son parte integral de la trama. Forman parte del destino que encaran sus personajes. De su vida y de su muerte.
(PS. Fría Tempestad no mereció estreno comercial en México, pero está disponible para su renta y venta en un modesto DVD -widescreen, sonido 5.1- de Región 4).

4 comentarios:

Claudia Viridiana dijo...

Papá, Te Quiero!♥♥



Gran reseña☺







ViridianaaDiezmartínez♪*

Alberto Acuña Navarijo dijo...

"The Missing Gun" fue ditada en DVD bajo el nombre de "El Robo"...así que será más facíl que eventualmente te la topes y la puedas ver.

Saludos.

:)

Diezmartinez dijo...

Como de costumbre, gracias, Alberto. La buscaré.

El Duende Callejero dijo...

genial película... gracias por la recomendación.