domingo, 4 de enero de 2009

Revisando a Chaplin/VIII


Dough and Dynamite (EU, 1914), de Charles Chaplin. El filme número 15 (de un total de 20) que dirigió Chaplin para la Keystone de Mack Sennett en 1914 fue el más ambicioso del cineasta/actor hasta ese momento. Con alrededor de media hora de duración, la trama sigue los enredos y problemas provocados por Charlot, quien aquí trabajaba primero como mesero malora y luego como panadero desastroso en un café-pastelería que termina literalmente destruido por unos violentos huelguistas. El slapstick es caótico y violento, como de costumbre, y las malas maneras de Charlot para servir la mesa y atender a los clientes son, como siempre, hilarantes. Cuando, por una huelga de todos los trabajadores, Charlot y otro mesero (Chester Conklin) tengan que hacerse cargo de hacer el pan, el caos se trasladará al sótano, en donde Chaplin y Conklin tendrán sus guerritas de masa, patadas voladoras, piquetes de panza y cachetadas. Ojo a cómo hace el pan Charlot: quitan las ganas hasta de comprar coricos.

2 comentarios:

Josafat M. dijo...

No'mbre y cómo harán las donas.

Joel Meza dijo...

Andale, seguramente Josafat tomó un curso intensivo con Alfonso Zayas en estas vacaciones.