martes, 3 de marzo de 2009

Revisando a Chaplin/XI

Charlot Marinero (Shanghaied, EU, 1915), de Charles Chaplin. En el trigésimo-primer filme dirigido por Chaplin -el número once para la Essanay, compañía para la que trabajó durante 1915-, Charlot es el mismo vagabundo de siempre, enamorado, como de costumbre, de Edna Purviance. Despreciado por el papá de ella, Charlot acepta la inmoral propuesta de un capitán de barco, que le pide "shanghaiar" -es decir, llevar a la fuerza, secuestrar- a tres marineros para poder completar la tripulación. Sin muchos escrúpulos -el Charlot de esta época suele ser un transa de siete suelas-, el vagabundo participa en el compló, con tan mala suerte que él mismo termina esclavizado en el susodicho barco. Lo mejor ocurre cuando Charlot sirve la mesa -una especialidad de Chaplin es este tipo de cintas-: confunde la sopa con el agua para lavar los trastes, rompe todos los platos, baile con una pierna de cerdo en unos pasos muy similares a los que usará, muchos años después, en Luces de la Ciudad (1931). Una película más bien rutinaria aunque, tratándose de Chaplin, el slapstick sigue causando asombro. Véase el momento en el que se escapa, deslizándose, por las piernas arqueadas del malvado capitán. Mi hija todavía no entiende cómo era capaz Chaplin de hacer eso sin ayuda de efectos especiales. Shanghaied, aquí abajo.

19 comentarios:

Jossy Meza dijo...

Chaplin es de mis favoritos. Excelente reseña y mas, al estar apoyada del video.

Saludos.

Paxton Hernandez dijo...

Mmmm...mmm. Soy un anticuado. No veo películas en Flash Player. Aunque sea Chaplin.

:S

Tyler dijo...

en mi oficina son unos fascistas y no se ven ni las fotitos de quien postea los comentarios jaja

fementidos absolutistas fundamentalistas fascistas $&%&$%....

Rackve dijo...

LO vi ayer y se me habia olvidado comentar es muy bueno rei bastante y como dato esta semana en la cineteca nacional van pasar las películas de Tati.

Paxton Hernandez dijo...

Tyler,

Preguntabas por esos trancazos de taquilla que han sido Taken y Paul Blart

Me encontré esto:

http://www.nytimes.com/2009/03/01/movies/01films.html?_r=1

Tyler dijo...

Por eso me gusta tanto una frase que escuché o leí hace tiempo: "lo bueno del cine es que durante dos horas los problemas son de otros..."

jo

Tyler dijo...

Es que son dos cosas, el cine como forma de escape y el cine como una de las formas de entretenimiento mas económicas...

no estoy diciendo que sea LA mas barata, ir al parque siempre será mas barato, pero cualquier otra cosa resulta mas onerosa, ir al futb... perdon perdon, ir al beisbol, ir al teatro, ir a un concierto de rock o no se diga salir de vacaciones...

Muy bueno el artículo tocayo.

Àlex Frias dijo...

Coincido Ernesto, lo mejor de Chaplin es verlo servir la mesa, y en The Fireman lo hace también de manera hilarante.

Es verdad, ¿cómo lograba hacer todo eso sin efectos especiales? Con ingenio y talento, nada más.

Tyler dijo...

Hablando de frases, ésta del Maestro me encanta:

"Para mí, el cine son 400 butacas que llenar"
Alfred Hitchcock

Paxton Hernandez dijo...

Oye, tocayo, si no es mucha indiscreción, ¿cómo le propusiste matriomonio a K.?

Ando recolectando ideas...

Joel Meza dijo...

Ah, mi serie favorita en cinevertigo, esta de Chaplin, sin duda.
---
Tyler, no te pierdes de mucho; por ejemplo, yo salgo bichi de la cintura para arriba.

Joel Meza dijo...

Paxton: si lo haces en un restorán, ponte de acuerdo de antemano con el capitán de meseros, de que no importa lo que pidan de tomar, les traiga una botella de champaña (pero sin avisarles, por supuesto). Tú llega con la afectada como de costumbre, pidan sus bebidas (digamos, dos cocas zero), llega la botella de champaña, sacas el anillo, dice sí, y pasado el trago amargo (por la champaña, pues'n), a tragar a gusto.
Claro, siempre y cuando el mesero no sea Chaplin, como bien ilustra la entrada de Diezm.

Joel Meza dijo...

Ah, por fin voy a poder votar en la película del mes este año (apenas pude votar por la de la semana, con Déjame Entrar).
Empiezo mi campaña:
¡Frost/Nixon! ¡FROST/NIXON!

Tyler dijo...

Pues la verdad fue bastante convencional. Fue en un restaurante que nos gusta mucho y fue durante la cena.

Lo que estuvo bien fue que no se lo esperaba, fue bastante sorpresivo a pesar de que ese día todo el maldito destino parecía querer echar a perder mis planes y hacer que ella se diera cuenta. La reservación era a las 9 y por alguna causa yo necesitaba que hubiera trafico porque era muy temprano, entonces voy, me meto al periferico para hacer tiempo y seguro ha sido el único día desde que lo construyeron que no había ni un alma... EN VIERNES!!! Y LABORAL!!!

jaja

y cosas como esa...

Pero bueno, si quieres algo mas original podría ser que hicieran uno de estos vuelos en globo aerostático y ya cuando estén en los aires, zaz, sacas el anillo y se lo das

Tyler dijo...

"la afectada"

jajajaja

te pasas Joel

jajaja

Diezmartinez dijo...

Tyler: Eso del globo es insensato. Ya es suficientemente peligroso eso de pedirle matrimonio a la interfecta como para luego agregarle mayores broncas.

Tyler dijo...

no bueno y en internet se encuentra uno cada historia, el que entrega el anillo en paracaídas, el que lo entrega buceando, el que lo entrega escalando...

jo

Joel Meza dijo...

... el que lo entrega en el postre y terminan en el cuarto de rayos X, al estilo Allen.

El Duende Callejero dijo...

Mmmm... A ver... Ando de metiche. No, ahora que lo recuerdo ni anillo de compromiso ni propuesta. Eso es ser original. Cuando me enteré ya estaba casado. Es más, sigo escuchando ese reclamo por parte de los suegros, que tenían una vajilla de oro o algo así para la "pedida"... Y se quedaron con ella, impecable. Como dijo el papá de otro que también hizo lo mismo: bah, eso ya no se usa. Jo.