lunes, 30 de marzo de 2009

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../LXXVIII

CARTELERA COMERCIAL AL 27 DE MARZO


Gran Torino (Ídem, EU, 2008), de Clint Eastwood. La despedida de Eastwood como actor es una soberbia comedia de costumbres disfrazada de fábula moral sobre la violencia (y viceversa), centrada en un anciano viudo (Clint) que vive rodeado de orientales a los que desprecia. Al final de cuentas, el viejo hosco aprenderá a convivir con ellos, a respetarlos, a ser parte, incluso, de su comunidad. Suena cursi, chantajista, facilón. En manos del clasicista Eastwood, es todo lo contrario. Sólo el propio Eastwood podía dinamitar con tal contundencia su propio mito de Harry "el Sucio". Mi reseña, en REFORMA.


Tú Me Matas (You Kill Me, EU-Canadá, 2007), de John Dahl. El octavo largometraje de Dahl marca el regreso de este buen veterano del neo-noir de los 80/90 (Morir Dos Veces/1989, Intriga en el Rojo Oeste/1992, La Última Seducción/1994) a sus fórmulas bien probadas. Un matón alcohólico de origen polaco (Ben Kingsley) que vive y trabaja en Buffalo, es enviado por su tío/patrón (Philip Baker Hall) a que se desintoxique en el otro extremo del país, en San Francisco, en donde el sicario entrará a Alcohólicos Anónimos, hará una que otra amistad, encontrará el amor con una reaparecida Téa Leoni y se pondrá en forma para volver a la chamba. Pero... ¿podrá hacerla? Si esta comedia de humor negro funciona las más de las veces, esto se debe, especialmente, a la actuación de Kingsley y a la muy particular química que surge entre él y la publicista televisiva que encarna con el brío de siempre la señora Leoni.

7 comentarios:

Joel Meza dijo...

Mmmm, Téa Leoni. Pero ¿con Kingsley? Digo, el bato era Gandhi cuando ella estaba en el kinder...

Diezmartinez dijo...

Funciona, Joel. Kingsley hace rato que dejó atrás a Gandhi. Y Leoni alguna vez hizo pareja con Allen, que está más vetarro.

Joel Meza dijo...

Pues sí, pero Allen es un caliente que nomás se metió de cineasta para rolarse con las meras morritas...
---
Lo último que ví de Kingsley es La Casa de Arena y Niebla, todavía no me puedo (ni quiero, la verdad) sacudir la historia de su personaje; devastadora. La reviví cuando ví Persépolis, por cierto.
Y en esa línea, el peor recuerdo que tengo de él es ese acartonado personaje maniático en esa película de los dizque programadores con Robert Redford y Sidney Poitier. Si en algunas escenas lo hubieran sustituido por un maniquí, el maniquí hubiera sido más creíble.

El Duende Callejero dijo...

Joel... Debes verlo de pene con patas en la de Sexy Beast y en la de un Allen cerebral en Elegy.

Y por ahí sale en Transsiberian. De cuico.

kolinazo dijo...

¿Hay un mejor Kingsley que el de Sexy Beast?

Joel Meza dijo...

Y de Téa Leoni lo último que ví es la de la obsesiva esposa del chef Sandler en Espanglish. Muy buena. La recuerdo en una serie de tele que se llamaba The Naked Truth, muy muy chistosa Leoni. La serie valía queso y no duró mucho, pero por verla a ella me la fletaba en el canal de Sony
---
Y de Gran Torino... pues acá en el rancho apenas está The Changeling, y éso que ya la estrenaron en el blockbuster.

Joel Meza dijo...

Je je: la acabo de ver en el bb local, mientras paseaba en mi descanso de medio día. A rentar se ha dicho. Por cierto, en la portada, Kingsley con gorrita y atrás Leoni con una fusca. Y sí pude imaginarme que funcionen como pareja. Se me antojó. (Pero no por la cita que tiene de algún periodista/crítico gringo cuyo nombre no registré; algo así como "¡Te matará de risa!" Jo-jo.)