lunes, 6 de julio de 2009

Ah, qué risa me da...



28 comentarios:

Joel Meza dijo...

¿Politica ficción?
(Por cierto, soy yo o el bato se parece a Dillinger con quemacocos?)

Diezmartinez dijo...

No, pérame, no lo compares con Dillinger. El asaltante aquel trataba de no dañar civiles... A este otro, le valió madres siempre.

William Saints dijo...

La vida es un carnaval, pues =).

Juan Carlos Romero dijo...

Mi estimado Ernesto. Creo que también hace falta una segunda foto del aldeano ignorante que nos gobernó de 2000 a 2006 con la leyenda tentativa de "¡Tengan su cambio!" o "¿Les gustó su cambio?" Fue él y su pandilla los que convencieron al país de que la alternancia era un error. El chaparrito pelón de lentes nomás es un daño colateral.

Diezmartinez dijo...

Romero: Sí, las responsabilidades son muchas. Pero la mayor, tienes mucha razón, es la de ese otro innombrable.

Paxton Hernandez dijo...

Coming soon in 2012.

:(

Carl Zand dijo...

Eso sí está peor de lo que promete la pervesión más reciente de Lars Von Trier. En cuanto a contenido dentro de la pel de Trier me refiero, claro...

El Duende Callejero dijo...

¿Si esta pasada elección fuera una película, cómo se llamaría?

a) Un día sin mexicanos

b) La Amenaza Fantasma

c) Alerta en lo Profundo

d) Los Intocables

c) Amnesia

d) Sombras del Mal

e) El Color del Dinero

f) Sospecha

¿Algún otra?

Diezmartinez dijo...

Sombras del Mal, por supuesto.

Joel Meza dijo...

Underground: Erase una vez un país.

Joel Meza dijo...

Otra:
HELP!

marichuy dijo...

Ernesto

De no ser tan patético esto, casi saltaría de felicidad... nomás de imaginarme a Germecito Martínez.

Setenta años tardamos en sacar al Tiranosaurios Rex tricolor de Los Pinos, para venir -nueve años de desastre azul después- a constatar que más vale dinosaurio malo conocido... que pitufo azul y estulto, por conocer.

Saludos

Champy dijo...

Esa es Jesusa disfrazada de rata orejona!

Que?

Su sexenio fue el de Como agua para chocolate, y de La tarea!, y de La mujer del Benjas! y de Rojo Amanecer.... y de Anoche soñe contigo, y de Solo con tu pareja, y de Cronos, y de la poética Danzón...... ya ya ya, porque voy acabar dandole las gracias al malnacido.

2046

Diezmartinez dijo...

Híjole, Champy... De esa lista, las únicas que podría volver a ver con gusto serían Cronos, La Mujer de Benjamín y La Tarea. De las demás, nunca. No me gustó Como Agua... ni tampoco Danzón ni Rojo Amanecer.

Paxton Hernandez dijo...

jiji, en esa lista faltó el "remake" de La mujer del puerto. :P

Yo no tengo que nada que agradecerle al pelonchas Carlos Salinas. El fue quien se las dio al 100% a la industria fílmica gringa, para que hicieran de México una sucursal de California.

Paxton Hernandez dijo...

"no tiene la culpa el gringo, sino quien lo hace compadre".

:)

Diezmartinez dijo...

Brincos diéramos... Digo, eso de ser la sucursal de California...

Paxton Hernandez dijo...

Una sucursal de California en recaudación de la taquilla.

El Duende Callejero dijo...

Bah... Para los que digan que el voto nulo no sirve de nada... Va un apunte: se logró "sacar" un partido político chiquillo... Ahorrándonos una lana. Se consiguió que un muy orgulloso presidente doblara las manitas y aceptara que no le va muy bien que digamos, al menos ahora sabemos algo: tiene agruras; un presidente de partido o lo que fuera, renuncia con cara de lelo... Otra, bigotón, no tardará en hacerlo... Al peje se le dijo: no mames... Y sí, aunque diga lo que diga con Juanito, no ha dado la cara ¿Sonríe, te vamos a olvidar?... La "cuarta fuerza política", son los "anulistas... Pinche término. Le ganamos al Peje, al verde, al Pete, y en resumen si el PRD no se cuida, también a ellos... Y en resumen: no, no tenía caso hacerlo. Otra y fácil sacamos a otros partidos de su negocito particular.

Joel Meza dijo...

Pos por lo pronto ya desaparecimos al PSD. Vamos por el que sigue.

Paxton Hernandez dijo...

Duende y Joel

:)

Diezmartinez dijo...

Duende, Joel, Paxton: Yo alguna vez voté así, en blanco, cuando no estaba de moda ni lo tomaban como bandera alguna gente respetable y otras personas no tanto, pero que igual se sienten salvadores de la patria. En lo personal, creo que ese voto nulo sirve, más que nada, como una señal ética personal: "miren, soy incapaz de votar por esa runfla de bandidos...". Pero en la práctica, la verdad, no creo que sirva de mucho. En todo caso, acepto que, a lo mejor, sí sirvió para deshacernos de algunas rémoras (pero me quedan dudas: ¿no se hubieran ido de todas formas?).
Y aunque en el DF y en algunos distritos el voto nulo llegó a rozar el 10%, en el país, en general, apenas si llegó al 6%, y de ese porcentaje, la mitad, el 3%, es la misma cantidad de votos nulos de otras elecciones similares. Dicho de otra forma, ese 3% de votos nulos sumados por este movimiento nacional (insisto: de todos mis respetos) sirvió como grito de hartazgo (está bien, se "deshogaron"), para eliminar al PSD (yessssssss) pero, también, para encumbrar a los partidos de voto duro y sus maquinarias: el PRI, especialmente, y el PRD en algunas zonas (porque el PAN, aunque lo ha intentado con Elba Esther y con sus sindicalistas del IMSS y de otras partes, le falta experiencia corporativa).
Y finalmente, como soy un escéptico de nuestra clase política, no creo que vayan a hacer algo con este grito de hartazgo... Y menos el PRI, que logró su mayoría absoluta con Televisa y TVAzteca (digo, el Partido Verde). Ahora que, la verdad, tampoco me quejo de que regrese el PRI... Después de 9 años de panismo ramplón y aldeano, hasta el PRI parece opción... Habrase visto: en lo que terminó esta generación fallida del cambio.
Recuerdo una legendaria frase de los comunistas a la llegada de la democracia en España: "Contra Franco estábamos mejor". Sí, contra el PRI estábamos mejor. Y no viene de regreso. Nunca se ha ido.

Paxton Hernandez dijo...

El PRI regresó electoralmente, por el fracaso mexicano de construir una izquierda moderna y de avanzada. No por el voto nulo.

Diezmartinez dijo...

Claro, Paxton, sin duda, y también por la falta de una derecha moderna, efectiva, de talento, porque la que ha gobernado este país, además de inepta, ahora está llena de "meones de agua bendita" (que conste, ese término es del propio fundador del PAN, que así se refería a la derecha ultramontana a la que no quería en su partido). Pero, insisto: ese pequeño porcentaje de voto nulo (más algunos que se abstuvieron y no quisieron ir ni siquiera a anular el voto) viene de gente informada, educada, más o menos politizada, de clase media, urbana, como lo dijera ayer Reyes Heroles en varias entrevistas... Se trata de un perfil, pues, de un tipo de votante que no se corresponde con el priista tradicional, que es disciplinado hasta la muerte y que no le entusiasma eso del voto nulo.

El Duende Callejero dijo...

Teniendo en cuenta que jamás votaría por el PRI ni por el PAN ni por el PRD (¿Hay otros partidos políticos? Digo, porque pensé que eran "negocios privados" pagados por el erario, nada más)... Mi voto nulo sólo sirvió para desaparecer al Partido Photoshop y con esa me quedo. Igual lo repito: jamás he votado por un candidato verdadero (en su tiempo)... Seguiré así.

Diezmartinez dijo...

Y se queda usted bien, mi estimado... Además, tengo la sensación que tampoco se podrá votar por el PRD dentro de poco (digo, los que acostumbran votarlo).

Joel Meza dijo...

Lo que sigue, independientemente de haber anulado o no el voto, es hacer marcación personal a los diputados y senadores de nuestros respectivos distritos. Es algo que deberíamos hacer siempre pero optamos por la fácil: "ya voté y pago mis impuestos, ahora que cumplan" y como dices, Ernesto, si la mayoría de los mexicanos somos escépticos de los políticos, mal hacemos en no pedirles cuentas continuamente.

Diezmartinez dijo...

Bueno, soy escéptico, lo sabes, en el sentido de no ser ingenuo. A los políticos -incluyendo los admirables: Madero, Juárez, Churchill, Lincoln- no hay que dejarlos que hagan lo que quieran porque eso es lo que hacen. Y esos cuatro que mencioné hicieron lo que quisieron cuando les dieron la oportunidad de hacerlo. La tragedia es eso, en efecto: los políticos vienen del mismo lugar de donde venimos nosotros. Nos quejamos de ellos, y haremos bien en hacerlo, pero también hay que quejarnos de la sociedad que hemos creado entre todos. Y, no olvidemos la herencia histórica que arrastramos, que no es poca cosa. En fin... Hay que tener ciudadanos para tener una clase política más decente. No angelical. Decente, profesional... No es mucho pedir.