lunes, 27 de julio de 2009

Cine en televisión para el lunes 27 de julio


En Las Ruinas (The Ruins, EU-Australia, 2008), opera prima de Carter Smith, se dice que no hay que beber agua potable mexicana porque está contaminada con caca y se muestra, peor tantito, que un grupo de indígenas mayas están prestos a usar ¡arco y flecha! para escabecharse a cualquier turista que se pase de metichón. En otras palabras, los visitantes a nuestro país pueden ser atacados, de perdis, por una feroz disentería amibiana -o también, según el REFORMA de hoy, por una horda de fanáticos panboleros que, para celebrar el 5-0 sobre la selección B de Estados Unidos, hostigó a una familia de turistas holandeses y a un joven alemán que no pudo convencerla que no era gringo.

Pero, bueno, volviendo a Las Ruinas: no empiece, por favor, a desgarrarse las vestiduras nacionalistas por este artero ataque a nuestras sacrosantas etnias indígenas y a nuestro intachable sistema de agua potable (o a nuestros pacíficos hooligans mexicanos). Y es que si en Las Ruinas los springbreakers van cayendo muertos como viles moscas, esto no se debe a una maléfica diarrea o a la barbarie de los indios mayas –comandados por el inconfundible Sergio Calderón-, sino a la estupidez de los cuatro babosos gringos que, amenazados por todas partes, no hacen otra cosa que echarse bronca mutuamente hasta encajarse chico cuchillón nomás porque sí.

Algún lugar del sur de México (en realidad, Australia). Seis jóvenes turistas (cuatro americanos, uno griego y otro alemán), visitan las ruinas del título, un antiquísimo centro ceremonial escondido en lo más profundo de la selva. Apenas llegan al pie de la pirámide cuando aparecen Calderón (Sergio, no Felipe, por fortuna) y mayas que lo acompañan echando bala y flechas por todas partes.

¿Qué hacen nuestro pasmados héroes turísticos?: ¿correr despavoridos para la selva? Nada de eso: se suben corriendo a la pirámide en donde, en la cumbre, les espera algo peor que mayas enojados: una enredadera parásita y mortal, prima hermana de la planta extraterrestre que atacara al mismísimo Stephen King en la subvalorada y tijereteada Macabras Historias de Horror (Romero, 1982).

El asunto podría haber resultado más divertido aún si el filme hubiera tenido el tono alegórico/fantástico/paródico de la mencionada cinta de Romero, pero la trama se toma demasiado en serio a sí misma, los protagonistas no nos podrían interesar menos –de hecho, la planta ventrílocua es la que resulta simpática- y, peor aún: si usted es amante del gore, déjeme decirle que los litros de sangre derramada son más bien pocos. Ah, y otra cosa: la planta malosa en realidad casi no hace nada. Son los propios turistas que se matan entre ellos, sea a la buena (con una bárbara amputación sin anestesia), sea a la mala (con un cuchillazo traicionero). Con estos gringos babas, quién necesita plantas asesinas o fanáticos panboleros, me cae. Pero, bueno, Las Ruinas es tan mala que termina resultando morbosamente entretenida.


Las Ruinas se exhibe hoy lunes en Movie City a las 18:20 horas (tiempo del este) y 20:20 horas (tiempo del oeste). Mañana martes se vuelve a exhibir a las 9:35 (hora del este) y 11:35 (hora del oeste).

17 comentarios:

Joel Meza dijo...

¿Qué? ¿México le ganó a Hawaii?
(A ver, ¿dónde están los intelectuales mexicanos defendiendo el México profundo, o de perdis dónde está Jelipe echándole tierra a Marcelo por el agua con caca, cuando se les necesita? ¡Yo quiero verla! No tengo cable...)
(¿Creepshow tijereteada? ¿?)

El Duende Callejero dijo...

Está en Blockbuster... La portada trae a una morrita llena de raices en la garganta y medio aterradita.

Diezmartinez dijo...

Sí: En la versión que se vio en los cines no aparecía el segmento en donde actúa Stephen King. En el VHS (porque recuerdo que cuando me enteré que la cinta estaba mutilada, decidí no verla en pantalla grande) -y ahora en DVD- sí está completa.

Joel Meza dijo...

Ah, es que yo la tengo en DVD (Creepshow), que me ha dado ya varias sesiones de carcajadas, primero solo, luego con mi esposa, luego con unos sobrinillos que sólo así se sentaron un rato y dejaron de hacer desastre.
---
Voy a buscar la de los mayas australianos en el bb (ah, hoy es martes de $15). ¡Gracias!

Josafat M. dijo...

Creepshow y Creepshow 2 es la onda para aventarse un back to back lleno de camp, cheese and sleeze.

alonso ruvalcaba dijo...

jeje, esto tiene toda la pinta de obra maestra secreta.

gracias por el tip.

saludos

Paxton Hernandez dijo...

Lo siento, a mí no se me hizo mala. Es magistral en su capacidad para invocar tensión y sentimientos vomitivos, solamente usando: 1. Una pirámide 2. Cuatro gringos babosos y 3. Cuchillitos. Y ni siquiera tiene que recurrir al barato recurso de "uy, qué miedo la oscuridad". El gore resplandece mejor a la luz del mediodía.

Eso sí, me ganaste la reseña. Chín.

Tyler dijo...

jajajajaja

o sea que podemos aplicar la de: "es tan pero tan mala, que es buena" ???

excelente!!!

la veré sin reparos!

---

por otro lado, aunque con cierta relación al tema, ya viste la calificación de 'Drag Me To Hell' en Tomates Podridos Ernesto?

un claro y contundente 92%!!!

algo ha de tener no?

muero de ganas de verla...

Diezmartinez dijo...

Tyler: Sí, es una de las cintas que espero con las mayores expectativas posibles. Raimi de vuelta a sus orígenes, eso espero.

Paxton Hernandez dijo...

Pues el Duende se orinó en esa cosa de Drag to me Hell, no? El Duende es mi gurú aunque tampoco me haya gustado Destello, jejeje.

El Duende Callejero dijo...

Quería escribir sobre Drag Me To Hell, pero por más que quería decir algo más, todo se resumía en:

"The road to hell is full of good intentions
Down the left-hand highway with no sinister regrets"

Entonces me di cuenta que:

a) Esa idea no es mía... Es el estribillo de una canción que medio me gustó...

b) Llevaba muchas hojas y aún no salía de la condenación por no atreverse a hacer algo que verdaderamente fuera digerible como ese espectáculo bizarro al que nos tenía acostumbrados Mr. Emo Spiderman... Y entonces, valió gorro: me acordé que si existía una tontería llamada The Gravedancers y mejor me puse a verla.

Y de ahí en adelante, cada vez leo o escucho eso de Drag Me To Hell, siento las ganas locas de bailar sobre una tumba con mis cuates luego de leer una notita... Y luego que el capitán del submarino alemán ese, me busque y me dizque salve.

Ah.. Paxton... Y sobre Destello... Jo... Es un honor que siga haciendo que se rasquen la cabeza y que encima me salgan con que no les gustó... Jo. Cumplió su cometido (además que dura 14 minutos exactos).

Y ya ando en el aftermath... Jo.

Paxton Hernandez dijo...

Bueno, pero no hard feelings, verdad?

El Duende Callejero dijo...

¿Uh? Ya os dije, está planeada para no gustar. Lo malo sería que salieras con: me gustó. Jo.

Ah... Y gané una apuesta de pasada.

:)

Joel Meza dijo...

Duende Haneke.

El Duende Callejero dijo...

Nombre. Duende loco... A secas... Jo...

Paxton Hernandez dijo...

Bueno, Duende Pikachu. Jejejeje.

El Duende Callejero dijo...

Lamentablemente, Dragon Ball Da Movie hace que reniegue de ese otrora bien apodo de Duende Picachu, pues originalmente debía ser Goku Callejero o algo así... Goku, de Dragon Ball Da Anime es el de "la nube voladora".