domingo, 30 de agosto de 2009

Confesiones Verdaderas XXIV


"Escenificar es algo que se debe hacer en un documental... Siempe me ha molestado profundamente (el cinéma vérité) por su falta de intensidad estilística. Tienes que hacer algo más que grabar y presentar...
La primera vez que me topé con el cine fue a los 11 años en una pequeña escuela rural. Llegó un proyeccionista ambulante y mostró dos películas: una sobre esquimales que construyen un iglú y otra sobre unos pigmeos que hacían un puente en Camerún. La película de los esquimales no me gustó nada: era terrible la forma en la que ellos construían los iglús. Sentí inmediatamente que todo era falso. El comentario de la película decía que los esquimales vivían en iglús, ¡pero se veía que no sabían construir uno!... Aunque era un niño yo me di cuenta inmediatamente porque me crié en la nieve y en las montañas...
El Romanticismo es algo extraño para mí, algo que realmente no me gusta mucho... Mis influencias vienen de otras partes, como la poesía barroca de Andreas Gyrphius o de algunos escritores del Romanticismo -aunque no son románticos- como Büchner, Hölderlin y Kleist...
Para mí, la búsqueda de la verdad es dificil incluso hasta para definirla. Tiene que ver muy poco con hechos, eso sí. De otra manera, el directorio telefónico de Manhattan, con cuatro millones de entradas, sería el libro de libros de la verdad: cuatro millones de hechos concretos y verdaderos. Pero esta "verdad" no ilumina, no aclara nada. ¿Cómo acercarte a algo tan elusivo como la verdad? Yo creo que solamente lo puedes hacer a través de la música o la poesía: sientes la verdad en el momento que te encuentras con ella".

Werner Herzog en una entrevista concedida a Geoffrey Macnab en Sight and Sound, junio de 2008, con una libérrima traducción del regenteador de este blog.

10 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Jo... Y le preguntaron una vez que si cuál era la última película que había visto, y dijo que la de Britney Spears y que le había gustado mucho.

Jo...

Diezmartinez dijo...

En esta entrevista dice que le encanta ver la lucha libre en la tele: de hecho, la pone de ejemplo de lo que debe hacer un documentalista: los golpes y patadas son reales, pero también son actuados. Una realidad construida. Como sus documentales, dice.

El Duende Callejero dijo...

Por eso me cae bien: está medio orate. Medio, nada más. Si fuera completo, seguro y se tomara todo lo que dice con una seriedad de concurso.

Diezmartinez dijo...

Sí, y hablara en tercera persona de sí mismo, como Fox, Hugo Sánchez o Juanito.

Joel Meza dijo...

Oye, ¿Y Diezmartínez ha visto esa del monstruo de Loch Ness?

Diezmartinez dijo...

No, hombre, no la ha visto. Y eso que la tiene por ahí, esperando, desde hace mucho tiempo.

Joel Meza dijo...

Hablando de realidades montadas, ayer, antes de la función de Brag me 'bout Hell, pasaron un par de cortos de otras películas de terror: Una con Renee Zellweger y la otra con Jelipe. Las dos se ven bastante aburridas y falsas, hasta eso.

Diezmartinez dijo...

Supongo que más la segunda... La Zellweger tiene mejor sonrisa. Y más cerebro, sin duda.

Diezmartinez dijo...

Ah, y más güevos, también sin duda.

El Duende Callejero dijo...

Jelipe... Jelipe... O sea, ese que salió un día como Niño Héroe y que a su clon desarrollado, pero canoso, se le sentó en las piernas en no sé qué ciudad europea... ¿Ese Jelipe?