lunes, 24 de agosto de 2009

Sé lo que viste el fin de semana pasado/XCVIII


Nueva York a Escena (Synecdoche, New York, EU, 2008), de Charlie Kaufman. Hace casi un año, cuando la esperada opera prima del guionista mind-fucker Charlie Kaufman se estrenó en Estados Unidos, el veterano cinecrítico Andrew Sarris escribió que la película podía ser nombrada la cinta más original del año y uno de los peores filmes jamás hechos. A continuación, Mr. Sarris afirmaba que él se colocaba en el justo medio aristotélico de tan extremosos juicios. Yo, por mi parte, me inclino hacia la primera posición: estamos ante una de las más audaces cintas del año -de cualquier año- y en cuanto la termine de digerir -si es que alguna vez termino de hacerlo- escribiré in extenso acerca de ella.

Arrástrame al Infierno (Drag Me to Hell, EU, 2009), de Sam Raimi. Aunque la recepción crítica estadounidense a este filme de horror cómico de Raimi fue desproporcionado, no cabe duda -por lo menos desde mi perspectiva- que estamos ante un vigoroso divertimento por parte del director de El Despertar del Diablo (1981) que, con esta historia de una ejecutiva bancaria a la que le cae una maldición gitana, ha vuelto a sus orígenes: hacer un cine de horror desbocado, excesivo y autoparódico. Mi reseña en REFORMA.

La Niña y el Zorrito (Le Rénard et L'Enfant, Francia, 2007), de Luc Jacquet. Una inteligente fábula naturalista -con todo y moraleja incluida- en el que una niña (simpática Bertille Noël-Bruneau) hace migas con el zorrito del título -más bien zorrita, porque luego tiene cachorritos- en una idílica campiña francesa que parece provenir de un luminoso mundo fantástico. Mi reseña en REFORMA.

Sólo Quiero Caminar (México-España, 2008), de Agustín Díaz Yanez. El cuarto largometraje de Díaz Yanez es una clara mejoría con respecto a su anterior cinta, ese desastre llamado Alatriste (2006). Escribí la reseña el sábado pasado aquí mismo.

20 comentarios:

adayin dijo...

La onda con esa de Raimi, me diverti años. Toda la secuencia de la mansión con Adriana y la cabra (you tricked me, you black hearted whooooooore) la danza leprechaun (i don´t want your cat you dirty pork queen)y toda la desmedida desfachatez de Raimi vale el boleto y para otra visita.

Old school, new school, whatever... ¿para que se clavan tanto? nomas hay que ir a reirse bien

Joel Meza dijo...

Hace dos semanas renté por fin el DVD R1 de Synecdoche, New York, muy emocionado de verla por primera vez, a mis anchas, en casa y a solas. La quité antes de que pasara media hora. No pude seguir viendo al personaje de Seymour Hoffman. Creo que voy a tener que esperar algunas semanas a animarme otra vez. Ha de ser la calor...

Tyler dijo...

de acuerdo con adayin...

además de todo el final es buenísimo! nunca lo vi venir...

muy divertida.

Diezmartinez dijo...

Yo estuve a punto de dejar de ver esa película un par de veces, Joel. Pero seguí. No me arrepiento, aunque terminé deprimido buena parte del fin de semana. Lo malo es que pasa el tiempo y la película crece y crece en la cabeza. No me extrañaría que terminara en mi top-ten de este año.

Joel Meza dijo...

Al menos no soy el único, entonces. No he querido leer ninguna reseña desde que se estrenó, así que no sabía absolutamente nada de qué esperar. Cuando la empecé a ver no podía creer cómo me había deprimido esa primera media hora.

eduardo dijo...

Mmmm... la verdad se agradece la ambición de Kaufman por crear algo totalmente diferente; el problema es que termina ahogandose en sus pretensiones y eso echa a perder lo que pudo ser una obra maestra. El elenco es impresionante, eso si... Hoffman, Watson, Morton, Wiest, Williams y Jason Leigh... wow.

Anónimo dijo...

Ayer vi Drag Me To Hell y la verdad me la pasè muy bien. Por un boleto recibes una buena dosis de sustos, un humor muy locochòn y de pilòn, sientes un asco digno de la peor cruda...

Interesante la reacciòn de la gente en la sala de cine. Algunos muy nerviosos, otros muy sorprendidos y algunos màs indignados, incluso vi walk outs, quesque no querìan sufrir...

Sin duda la bruja se roba la pelìcula. Alison Lohman no me convenciò mucho, aunque me hizo màs ruido el hecho que despuès de recibir tanto trancazo nunca muestra un solo moretòn o raspòn...

La secuela esta cantada, y como bien dices en Primera Fila, ojalà que arrastren al infierno a villanos reales...

FABIO

El Duende Callejero dijo...

Jo...

¿O sea que si Raimi fuera el apellido del director de G.I. Joe, otro gallo cantara...?

En términos genéricos hablamos de lo mismo: Drag Me To Bed es al cine de horror lo que G.I. Joe es al cine de acción: películas que sólo sirven para vender refrescos y palomitas, realizadas sin más ambición que meterle dinero a la taquilla, plagadas de cliché y siendo en sí mismas parodias llevadas al límite... Pero... ¿Será lo mismo decir Evil Dead a decir The Mummy?

Bueno... Me voy más atrás:

¿Será lo mismo decir Spiderman a decir Deep Rising?

Jo...

Diezmartinez dijo...

Pues no he visto -mejor dicho: no veré- G. I. Joe y no sé si el entusiasmo y el vigor de Raimi pueda ser tan poderoso como para convertir a esa película en algo disfrutable (que, por lo que he leído, no lo es).
Sí vi La Momia, por supuesto: un palomazo claramente autoparódico y nada más. Creo que Raimi va en las dos direcciones: crea genuinos momentos de horror y también se ríe de ellos y de nosotros, los espectadores. Raimi es bastante superior a Summers en todos los sentidos, creo yo, y mucho más versátil.

aldo álvarez dijo...

synecdoche es una maravilla visual y conceptual pero creo que peca de autocomplaciente en algunos puntos. me gustó, pero de otra forma la habría considerado una obra maestra.

Diezmartinez dijo...

Aldo: Sí, en efecto. Una cinta demasiado solipsista... Pero, bueno, eso mismo podemos decir de algunas obras con las que se emparenta: All That Jazz, Recuerdos y, por supuesto, el papá de todas ellas: 8 1/2. Y, vaya, se trata de la opera prima de Kaufman. Incluso con todas sus fallas, que son muchas, es impresionante.

El Duende Callejero dijo...

No... Sommers o Summers o como sea no tiene comparación con Raimi, lo acepto... Pero no hablando ya de carreras, sino de películas, vuelvo a decirlo: Drag Me To Hell es al cine de horror contemporáneo lo que G.I. Joe es al cine de acción contemporáneo... Puro nonsenses cargados de efectos especiales... Por ende, de ahí surge mi pregunta, pero para el que la quiera responder ¿Por qué a una película, no director, sí se le da, cualquiera que sea el producto que presente, el beneficio de la duda, pero a otro no? Conozco a uno que vio Transformers 3 y esa cosa de la Resaca (o como se llame en español: Dude Where's My...?), pero se niega categóricamente a ver G.I. Joe... Que de comercial para juguetes, no se comparan... Y además quiere ver esta... Pero G. I. Joe nope... Que porque seguramente es mala... (ajá... Dude Where's My... Whatever part whatever y la de Transformers son piezas claves para entender la historia del cine moderno... Jo).

Pero... Al final el cultero soy yo... Supongo que porque recomiendo al que se me cruce G.I. Joe... Ni modo, quiero la secuela... Ya se que de Drag Me To Hell ni con magia gitana se logrará levantar una segunda parte que no sea directo a DVD (con todas sus nefastas implicaciones).

El Duende Callejero dijo...

Escribiré sobre esa de Nueva York, por cierto... Pero, primero vos... Y se vale pedir una reseña de Crimewave ¿no?

Diezmartinez dijo...

Pues sí, se vale... Nomás que hace muchos años que no la veo y no me gusta escribir de memoria. Deja la consigo. Por cierto, leí en tu blog que la viste en el cine. Yo recuerdo haberla visto en VHS y luego en la televisión. Varias veces. Y la de Synecdoche va al ratito... Es una soberana jalada. La película... Bueno, la reseña supongo que también. Lástima que el número de copias con el que se estrenó comercialmente es tan pequeño y nadie la va a ver. Este sí sería un buen tema de discusión, no tanto las bondades o no de Arrástrame al Infierno.

En cuanto a la pregunta que haces... Entiendo el punto.

Miguel dijo...

Duende, yo puedo contestarte la pregunta, al menos en mi caso muy personal. Con lo mucho que me gusta el cine, no tengo mucho tiempo para verlo... 2 ó 3 películas a la semana cuando mucho. Así que tengo que ser muy selectivo con lo que veo. Tienen que ser películas que me llamen y que estén bien recomendadas, entiéndase con buenas críticas. En ocasiones alguna película me llamará tanto que no me importa si tiene malas críticas, pero son casos contados y en general he salido decepcionado.

Seguramente me he perdido de una o dos joyitas por hacerlo así... Es el precio que hay que pagar, y estoy seguro que hasta ahora mi balance a sido positivo.

El Duende Callejero dijo...

Sí... Crimewave la vi en el cine. Fue hace años, meses y días, claro... ¿Sería en su estreno? Quizá. Luego me tocó verla en Beta, luego en VHS y ya... A pararle que en DVD nomás no.

Qué película tan hermosa. Pero en fin, esos fueron los días decía la canción de Queen.

Ahora... Uhmmm El número de copias... Pasa algo interesante: multicinemas en todos lados... 12, 13... 19 salas y la repartición es genial... 4 salas Harry Pothead... 4 G-Force... 4 Transvesties Da Movie... y el resto es G.I. Joe... Ah... Y si sobra, pues películas como SNY.

Y de pasada. Una semana. No más... Obvio... El interés comercial manda... Este año, el aspecto de distribución ha ido de mal en peor... Películas como Revolutionary Road han dado semanazos... La Duda tarda meses en llegar luego del estreno nacional... Y eso no es todo: los mismos estrenos "nacionales" ya no son tan nacionales como se anuncian. Hablo del rancho, claro.. Pero parece que en eso no estamos solos... Joel ha dicho que algunos "estrenos fuertes" no llegan en la primera semana... En su estreno. Claro, G-Force y su compañera G.I. Joe no tienen ese problema, aunque tampoco entiendo eso de 4 o 5 salas cargadas con los mismos estrenos todas... ¿No habrá más títulos?

Y finalmente en mi diatriba: Jo... Películas como The Tribe merecen una corrida comercial más digna, digamos, con afiches y posters y dos semanas en cartelera que SNY... Bien... ¿Será porque dinerito mejicano anda diluido en la producción? Entiendo que muchas cosas horrorosas indie tienen a una de los Salinas (los dizque no políticos) dando dinero... En fin... Así está todo esto... A seguir viendo DVDs... Y que hagan todas las salas digitales. En 6-D... Que los monstruos babeen ahora. Y la baba me caiga. Jo.

Joel Meza dijo...

Duende, de todos modos mis días de ver estrenos gringos en el cine de este lado del cerco van llegando a su fin, con el asunto de los doblajes al Español, ahora en películas de todo tipo y clasificación. Recordarás a César, el testigo de la sesión "careconejera" de hace unos meses. Me escribió el fin de semana, muy entusiasmado porque acababa de ver en el cine Dude where's my Gatorade (La Cruda, pues) doblada en Español mexicano y la recomienda ampliamente. No dudo que me reiría, pero me niego a patrocinar esa política de las distribuidoras, de apelar al analfabetismo del país para seguir ganando dinero en taquilla con películas dobladas que no sean para menores de seis años.
Que les den dinero los burros.
---
Bueno, ya hemos visto que la maistra debe ser cliente, en vista de lo güena que's pa' leer.

El Duende Callejero dijo...

Pero... Eso sí, cuando películas como SNY se proyecten dobladas será, alegóricamente, el nuevo talán talán de las campanas de juicio final.

Por ende, mientras Dude Where's My Gatorade? (buen título, imprecaré a unos que me la recomiendan con algo que parece lágrimas en los ojos), sigan siendo objeto de "doblajes regionalizados"... Pero las otras, apenas proyectadas por semana, en funciones de 6 de la tarde en adelante, luego de la última última corrida de Tranvesties 3 Da Movie... También doblada, of course... Sigan siendo en "su idioma original".. Yo no problemo vato.

Joel Meza dijo...

Más bien sería el sonido de la trompeta, ¿no?

El Duende Callejero dijo...

Ah Joel... Depende de tu copia del Apocalipsis. Yo ando con la campana... Porque ando leyendo precisamente sobre la campana del Juicio... ¿Y por quién dobla la campana?