miércoles, 23 de septiembre de 2009

Pídala Cantando/X


Hace una semanas, discutiendo sobre la más reciente cinta de Sam Raimi, Arrástrame al Infierno (2009), el Exigente Duende Callejero apuntó en algún momento sus buenos recuerdos sobre una temprana cinta de Raimi que en México pasó, para variar, con más pena que gloria. Me refiero a Crimewave (1985), segundo largometraje de Raimi, que se estrenó en nuestro país con el título de Academia de Locos en septiembre de 1986. Yo no recuerdo haberla visto en pantalla grande: seguramente la renté en 1987 en VHS y luego la vi programada en la televisión de paga en un par de ocasiones. Ante la petición del Exigente Duende Callejero que reseñara la susodicha película, me di a la tarea de volver a verla y constatar qué tanto había cambiado mi opinión de esa energética comedia de historieta escrita por el propio Raimi en colaboración de, nada menos, Joel y Ethan Coen.

Vista dos décadas despúes, la cinta se sigue sosteniendo en su negrísimo, violento y desbordado slapstick con la incansable cámara de Robert Primes en perpetuo movimiento, un registro interpretativo de todo el reparto digno de los dibujos animados de la Warner y unos encuadres que nos remiten a la estética del cómic. Raimi echa mano de todos los recursos narrativos que puede (incluidos cortinillas e iris anacrónicos); usa a la perfección la ingeniosa y saqueadora banda sonora de Arlon Ober que ofrece acordes a lo Bernard Herrmann o a lo John Williams y como leitmotiv algún ritornello que parece provenir de un dibujo animado; y cita con juguetona admiración a los clásicos irrebatibles de siempre (el Hitchcock de La Ventana Indiscreta/1954 y el Welles de La Dama de Shanghai/1947, por ejemplo) y la obra reciente o futura de sus propios camaradas co-guionistas (hay una escena que nos remite directamente al desenlace de Simplemente Sangre/1984 y el tono humorístico del filme prefigura Educando a Arizona/1987, ambas de los Coen).

La película está construida como un extenso flashback en el que nuestro bobalicón héroe, Victor Ajax (Reed Virney), a punto de ser llevado a la silla eléctrica por una serie de crímenes que no cometió, trata de convencer a sus burlescos carceleros y verdugos que él es inocente. Así, vemos cómo el amor a primera vista por la guapita Nancy (Sheree J. Wilson) lo llevó a toparse con una par de sicópatas asesinos (Brion James y Paul L. Smith, desorbitados) que, contratados para eliminar al socio de una empresa de seguridad, no se contentan con matar al susodicho, sino que se siguen de largo matando todo lo que se mueva.

¿Es Academia de Locos la auténtica y temprana opera-summa de Raimi? Probablemente: en ella podemos encontrar el humor chocarrero de El Despertar del Diablo (1981) y secuelas, la inclinación estilística hacia el cómic de Darkman, el Rostro de la Venganza (1990), el seguro clasicismo de Testigo (2000) -en esa larga toma de casi dos minutos en la que Vic y Nancy se conocen- y hasta los caprichos musicales y/o de slapstick de El Hombre Araña 3 (2007), esa secuela tan vilipendiada que a mí, en lo personal, me gustó mucho. Recuerdo que cuando el Peter Parker contaminado de maldá se suelta bailando en la calle cual Travolta chaparrito y cachetón, no pude resistir la carcajada: Raimi había vuelto al relajo por el puro gusto de hacerlo. Como, en menor medida, en Arrástrame al Infierno.

18 comentarios:

Joel Meza dijo...

Uh, pos no la he visto. Sacando cuentas, de Raimi sólo he visto Darkman, A Simple Plan los Hombres-Araña (la 2 favorita y todo ese desmadre de la 3 me hizo reir mucho) y Drag me to hell. Una vez ví en la tele un pedazo de Army of Darkness (creo: sale Bruce Campbell y unos esqueletos a la Harryhausen) pero no lo suficiente para decir que la ví.
Más para el netflix...

El Duende Callejero dijo...

Ah qué belleza de película... Y ese nombre, no lo recordaba... "Academia de Locos"... Ah, esa fue la época en la que todas las películas de comedia o parecidas eran "Academias de..." o "¿Y dónde está...?"... Y sí, también la acabo de re-revisar y... Sigo pensando lo mismo: eso es todo Raimi... Ahí está la "suma" de la que se habla. Luego del chocarrerismo de los Evil Deads, Raimi logra una madurez impresionante y saqueadora pre-Coen, que sí, deja con la boca abierta... Luego, pura pura pura repetición. Quizá la que ya apunta hacia otros linderos, por los que luego no siguió (A Simple Plan, por ejemplo... O la propia The Gift).

Ahora bien... Muy cierto ese asunto: la cámara jamás está quieta... Barridos, booms, izquierda, derecha, acercamientos ¡Pero no marean! Oh, esos eran los días. Para estudiarse, para recomendarse... Y ese diseño de producción retro-caricaturesco. Lo lamentable, su fracaso... Quizá eso hizo que Raimi dejara estas "formas" y se fuera sobre otras.

Pero en fin... Ahora a esperar más remakes y más Spider-mans... Total... Crimewave, Darkman y los Evil Deads seguirán en nuestras colecciones como vacunas perfectas para lo que este señor se empeñe a hacer de aquí en adelante.

Jo.

el ojo en la cerradura dijo...

Qué recuerdos... Esta yo la vi en uno de los cines viejos que más frecuentaba en el rancho y que lamentablemente ahora no existe. No la he vuelto a ver y daría cualquier cosa por hacerlo ¿Hay edición en dvd?

Diezmartinez dijo...

Duende: Y con todo y la cámara inquieta, Raimi se da lujo de una toma estática de 2 minutos cuando Vic y Nancy se conocen. Y una toma compleja por los diálogos y las acciones que suceden atrás de ellos. Estilísticamente, es una cinta bastante compleja.

Ojo: Sí, pero no en Región 1. Es bastante dificil conseguirla.

El Duende Callejero dijo...

Sí... Impresionante película. Para los clavados de Welles-Gilliam-Coens... Cada parte del encuadre con una acción determinada.

Y también qué lástima que no se rescate aún en un DVD fácil de conseguir. Uno debe andar hablando alemán para tenerlo. Jo.

Joel Meza dijo...

Ach mein Gott!

HCos dijo...

Relájense chavos, en la tv la pasan por ahi en Maxprime y en el glorioso Golden.
Aparte pues estaba pensanado en lo aburrido de las listas top. Para mi el top 100 son estas Dr Zhivago, La lista de Schindler,Padrino,Rocco y sus hermanos, Casablanca, Deer Hunter,Gandhi, Amadeus y que Los 7 samurais, Tokyo story, etzzzzera,etzzzzzera.
Son tan largas y de hueva(flojera)(zzzz) que constituyen mi top 100
¡Por qué las más kilométricas siempre están en los mejores puestos Don Ernesto?

Firma Butterfly girl.

Diezmartinez dijo...

Gracias por la información, Butterfly Girl. Hace rato que no veo esa cinta programada en la tele.

Esa pregunta es interesante. Es cierto que algunas de las canónicas son muy largas. Pero no todas. Citizen Kane dura sólo dos horas, por ejemplo. Lo que sucede es que el cine épico o de gran aliento (para usar un término snob) sí tiende a las tres horas o más de duración. Yo debo confesar que, con el paso de los años, tengo cada vez menos paciencia con el cine que dura más de dos horas. Debe ser una gran película para que justifique más de dos horas: como La Condición Humana de Miyazaki; los Padrinos de Coppola; Amadeus, de Forman, por dar algunos ejemplos a bote pronto. De hecho, muchos de los grandes maestros han hecho cine que no pasa de los 120 minutos: Buñuel, Hitchcock, Ford, Hawks, Allen...

alonso ruvalcaba dijo...

nunca la volví a ver, qué triste! recuerdo mi casetito beta con los personajes dibujados en "caricaturas" bastante pinchonas, pero qué diversión extrema era esta peli.

por cierto, hablando de prefiguraciones, si no recuerdo mal acá un personaje le lanza un plato o dos a otro y la cámara se sube al plato y vuela montada en él. según yo, hay otro plato volador con cámara en la guerra de los rose de danny de vito que por muchos lados* le debe a esta peli de raimi.

saludos

*pero no en el humor: el de danny de vito era negro pero sardónico, como si en efecto se riera un juez de lo civil; el de raimi era negro pero alucinado, como si se riera un poltergeist.

ah ps. ya después obvio el truco de hacer volar la cámara se volvió equis o enfadoso. la primera vez que dije ya no mamen fue en la de robin hood con kevin costner. wákala.

Diezmartinez dijo...

Así es, Alonso, la exesposa de Woody Allen, Louis Lasser, le lanza unos platos a uno de los psicopátas y la cámara acompaña a los platos en su vuelo. Raimi ya había tomado el punto de vista del demonio en El Despertar del Diablo (¡esa cámara voladora!) y a partir de ese instante todos lo copiarían. Hasta en esa mamada de Robin Hood, con el punto de vista de la flecha. Guácala, en efecto.

El Duende Callejero dijo...

El el hombre patraña, cuando el duende aguacate le lanza una madriola de esas que parecen calabaza o lo golpea al buey (ya ni me acuerdo y me tiraría al dren más cercano si tuviera que verla nomás para salir de dudas), la cámara sigue la perspectiva de ese pedazo de ñoño volando enfundado apenas en el trajo rojo y azul y negro de rigor, como el tal plato... Y zas, rompe una pared... Y le caen terroncitos de dizque cemento. Y luego, no han pasado ni dos minutos, el duende aguacate ese le lanza su patineta voladora y SÍ... La cámara sigue la perspectiva, como esa de Robin Hood con negro incluido... ¡Guacala!

Joel Meza dijo...

En cambio, qué belleza de homenaje a la cámara subjetiva en la entrada de The Naked Gun.
(¿Robin Hood con Costner? Se les van a secar los ojos por andar viendo esas cochinadas...)

El Duende Callejero dijo...

Por cierto ¡Ahora Robin Hood es Gladiator!

(¿Habrá negro incluido?).

Diezmartinez dijo...

¿Cómo? ¿Costner es Maximus? ¿Crowe es Robin Hood? ¿Costner quiere con Crowe? ¿Morgan Freeman quieres con los dos?

El Duende Callejero dijo...

Crowe es Robin Hood... O sea, le hace al Costner.

HCos dijo...

Cierto, cierto, gracias por responder ésta!

Diezmartinez dijo...

Fe de erratas: La Condición Humana, de Kobayashi, no Miyazaki, but of course... Lapsus pendejus.

El Duende Callejero dijo...

Joder... Nadie me ha dicho si habrá negro incluido.