martes, 29 de septiembre de 2009

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CIV


Entre los Muertos (Seki, Macedonia-España-Alemania-Italia-Bulgaria, 2007), de Milcho Manchevsky. Un pretencioso churro que fusiona las preocupaciones político-históricas del cineasta macedonio Manchevsky con las claves del cine de fantasmas. La cinta se redime, en parte, por su repertorio de despampanantes bellezas femeninas. Mi comentario, cuando la vi en la 50 Muestra Internacional de Cine, aquí.

Los Herederos (México, 2008), de Eugenio Polgovsky. Esto fue lo que escribí de esta cinta cuando se exhibió en Guadalajara 2009 y acá está lo que pergueñé cuando este notable documental se presentó en el 29 Foro de la Cineteca Nacional. Para recordar a Don Fernando Marcos y sus editoriales de poquísimas palabras: una de las mejores películas mexicanas del año.

El Solista (The Soloist, EU, 2009), de Joe Wright. Después de sus dos grandes adaptaciones literias y de época, Sensatez y Sentimiento (2005) y Expiación, Deseo y Pecado (2007), este melodrama basado en un hecho real -un periodista angelino "rescató" de la calle a un talentoso músico esquizofrénico- puede ser visto como un paso atrás por parte del cineasta británico Joe Wright. Sin embargo, las comillas usadas en "rescató" nos indican que el melodrama no es tan simple. Además, no faltan las florituras visuales de Wright, y Jamie Foxx y Robert Downey Jr. se lucen, como de costumbre, en la intepretación de sus respectivos personajes. Puede ser que Foxx alcance su tercera nominación al Oscar aunque lo considero poco probable: la cinta no hizo tanto ruido como se esperaba. Mi reseña, en REFORMA.

Rescate en el Metro 123 (The Taking of Pelham 1 2 3, EU-GB, 2009), de Tony Scott. La sencilla pero vibrante película de policías y ladrones Taking of Pelham One Two Three (1974), de Joseph Sargent, es convertida por el destajista con estilo Tony Scott en un mareador thriller con tintes melodramáticos en el cual un buen padre de familia (Denzel Washington) buscará redimirse de un pecadillo anterior que lo apartó del buen camino. Va la pregunta retórica de rigor: ¿no sabe hacer Tony Scott una mera cinta de policías y ladrones? Escribí largo y tendido ayer sobre esto

La Era de la Estupidez (The Age of Stupid, GB, 2009), de Fanny Armstrong. 2055, el Ártico. Un solitario archivista (Pete Postlethwaite) prepara un documento visual sobre la forma en el que el género humano se suicidó. Estamos ante un lúcido falso documental verdadero sobre esa plaga en la que nos hemos convertido los seres humanos, que destruimos y consumimos todo lo que encontramos a nuestro paso. Más sobre esta película en la semana.

9 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Jo.. Alguien se quejará..

Diezmartinez dijo...

Oh, pues... Aunque parezca mentira, no puedo ver todo. Pero ya me emparejaré en las próximas semanas (bueno, en noviembre, porque octubre es el mes de los playoffs y la Serie Mundial).

fritzio dijo...

No vi nada el fin de semana pasado, como no fuera la grabación aludida en otra entrada. No era fin de semana mes para el cine. Siempre hay modo de encarrilarse con lo que se vaya pudiendo. Tomo nota de cualquier modo. Hay cosas que recuperar, sin duda. Antes de los juegos o en dias en que no haya, igual habrá modo de escaparse al cine. Noviembre significa casi el cierre del año. Quién sabe si la Muestra... Entonces...

El Duende Callejero dijo...

No se ha quejado quién se debe quejar...

Paxton Hernandez dijo...

¿Uh?

El Duende Callejero dijo...

No... No se quejó quien se debía quejar. jo.

Anónimo dijo...

tan buena que le salio a Manchevski su primera pelicula. pura chiripa creo
leo

Diezmartinez dijo...

Leo: Lo que está buena (más bien: buenas) de la cinta de Manchevsky son las mujeres que aparecen en ella. Qué desfile de preciosidades.

Juan Carlos Romero dijo...

Pues a mí me entra la ansiedad cuando se me acumula la chamba de ver películas; no vi ningún estreno este fin, tengo pendientes de otras semanas y quién sabe si esta semana pueda dedicarle tiempo... ¿No es horrible?