viernes, 23 de octubre de 2009

De chile, de dulce y de manteca...


El fin de semana con mayor cantidad de estrenos en el año (once) y con una variedad nada desdeñable: dos cintas nacionales -una de ellas, de lo mejor del año-, el re-estreno de un clásico de la animación, dos secuelas de cine de horror, una meritoria película apocalíptica animada, un documental-concierto, la arrinconada película de arte y los churros de rigor. La cantidad apabulla, pero la calidad sufre. Menos mal que ya viene el Séptimo Festival Internacional de Cine Judío y la 51 Muestra Internacional de Cine.

8 comentarios:

Joel Meza dijo...

¡JUGUETES! ¡JUGUETES! ¡JUGUETES!
---
Hablando de cine judío, ¿qué habrá pasado con Daniel Goldberg, el director de Un beso a esta tierra? Cómo tengo ganas de volver a ver ese documental.

Paxton Hernandez dijo...

¿La verdad, la verdad? No se me antoja ver ni madres.

Eso sí, ya me confudí. ¿Esa del Niño Fidencio cuál es? ¿La que estrenaron en Morelia o en Guadalajara del año pasado? Ya parece franquicia...

Diezmartinez dijo...

Es Niño Fidencio: De Roma a El Espinazo, de Farré. La vi en Guadalajara en 2008. Gran documental.

Paxton Hernandez dijo...

Ah, es verdad. La otra se llama Niño Fidencio y sus hermanos de luz, o un rollo así.

Y la de Nicolás Echeverría, Niño Fidencio: El taumaturgo de Espinazo.

Joel Meza dijo...

... y aquella novela de televisa donde salía el Bichir...

Diezmartinez dijo...

¿Eh?

Joel Meza dijo...

Hubo una telnovela basada en el Niño Fidencio hace unos veinte años, con Demián Bichir y Alma Delfina. Ví algunos capítulos y recuerdo que el asunto me intrigó, pero el formato de culebrón me dio güeva y no la seguí.

El Duende Callejero dijo...

Yo me veré el espejo y lloraré. Nomás.

Ah... Y falta algo:

¡Soy la morsa!