lunes, 5 de octubre de 2009

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CV


El Expreso de Medianoche (Transsiberian, EU-Alemania-España-Lituania, 2008), de Brad Anderson. El más reciente largometraje del buen artesano Anderson (inédita en México Session 9/2001, El Maquinista/2004 y varios episodios de The Wire, The Shield y otras teleseries de calidad) es un thriller con más de una deuda al inevitable Alfred Hitchcock. La cinta inicia como una versión corregida y aumentada de La Dama Desaparece (Hitchcock, 1938) pero termina con la ambiguedad moral de Sabotaje (Hitchcock, 1936). El reparto masculino es intachable (Ben Kingsley, Woody Harrelson, Eduardo Noriega), pero el centro dramático e interpretativo de la cinta le pertenece a Emily Mortimer, mejor que nunca. Mi reseña en REFORMA.


La Transmisión (The Signal, EU, 2007), de David Bruckner, Jacob Gentry y Dan Bush. Una suerte de omnibus-film que inicia dirigiendo Bruckner, continúa Gentry y termina Bush. La cinta es dispareja, como toda cinta de episodios tiene que ser: el primero, de Bruckner, es espléndido; el segundo, de Gentry, no lo es tanto; el tercero, de Bush, es redundante. La transmisión del título provoca que los habitantes de una ciudad gringa llamada Terminus se dediquen a matar al primero que se encuentran. Una película derivativa del mundo apocalíptico de George A. Romero pero bastante visible, especialmente en su primer segmento. Mi reseña, escrita hace un par de días, aquí.


Diabólica Tentación (Jennifer's Body, EU, 2009), de Karyn Kusama. Ok, ok. Supongo que debería darme vergüenza por tomarme el tiempo de ver a Megan Fox como devoradora de adolescentes en lugar de reseñar, por ejemplo, la última parte de La Condición Humana, que todavía tengo pendiente. Pero, bueno, no tengo vergüenza. Mi disculpa es que un colega escribió que Diabólica Tentación era una posible cult-movie, algo que también leí en alguna reseña publicada en el país del norte. Y, la verdad, me ganó la curiosidad: ¿realmente hay algo más que el cuerpazo de Miss Fox en esta película de hormonales adolescentes depredadoras? Pues sí, hay algo más, pero muy poco, para ser francos. Ya volveré sobre la cinta en la semana.

8 comentarios:

Juan Carlos Romero dijo...

Atrasado como voy con los estrenos, esta semana los horarios sólo me permitieron ver 5 días sin Nora y Secretos de familia. Hay que decirlo, Paco del Toro es buen material para una tesis de comunicación aunque sus películas sean un tormento.

adayin dijo...

¿La película de la semana? Sigo sin encontrarle ninguna gracia a Diablo Cody y la Fox me trae vomitivos bay-recuerdos.

Espero tu comentario para lanzarme el miercoles 2x1. Oye ¿y The Surrogates? Esperaba encontrarme con algún comentario, especialmente porque en todo lo que he leído se dedican a criticar a Mostow y su Terminator 3 (que aca a la mayoría nos gusto) La novela gráfica no era mala y el final era memorable. ¿Pudiste revisarla?

Diezmartinez dijo...

Adayin: No, para mí no es la película de la semana. Es una cinta muy menor, la verdad. Tiene un par de buenos momentos y muy poco más. En cuanto a The Surrogates, no la vi. Creo que Joel Meza ya la reseñó en su blog, si mal no recuerdo.

El Duende Callejero dijo...

¿Qué tiene que ver esa genial película transiberiana con una película carcelaria de hace añotes? Nada... Sólo el alucine regiomontano de un respetado distribuidor, supongo.

Diezmartinez dijo...

Duende: Sí, por supuesto. La cinta no tiene nada que ver con El Expreso de Medianoche ochentero, con guión de Oliver Stone.

V. dijo...

Pues a mi me gusto mucho mas el Expreso de Medianoche ochentero (oportunista la repeticion del titulo traducido). Se que le diste tres estrellas a la actual -no acabe de leer la reseña de Reforma..- pero, no te parece que en esta pelicula el guion es bastante inverosimil? el suspenso ylos "dilemas morales" estan muy bien, pero -no quiero sonar mamila- a media pelicula parece que todos se vuelven estupidos y toman las peores decisiones posibles. No pude apreciar el filme en su debida medida.

Joel Meza dijo...

En efecto, a'i'tá la reseña de los surrogueits.
(¿El Expreso de Medianoche? Qué poca m...)

Diezmartinez dijo...

V: El thriller -y especialmente el de influencia hitchcockiana- no tiene en lo plausible su fuerte. Ni Vértigo/De entre los Muertos es creíble. Lo que me llamó la atención de Transiberiano es su buena ejecución en el terreno de la puesta en imágenes, en especial en el manejo del encuadre en los espacios cerrados del tren. Y la actuación de Mortimer, es especial. La amoralidad de todo el asunto me hizo recordar otro Hitchcock: Sabotaje.

Eso de las estrellas... El cuento de nunca acabar. Digamos que Transiberiano es, para mí, la película de la semana... Aunque esta semana ha sido particularmente floja.