lunes, 16 de noviembre de 2009

51 Muestra Internacional de Cine/IV



La confusión reina en El Divo (Il Divo, Francia-Italia, 2008), cuarto largometraje del ascendente –y, por desgracia, desconocido en México- Paolo Sorrentino. Pero, aclaro, esta dispersión no es un defecto de la película: es la característica central que la define y que la convierte, de hecho, en uno de las más absorbentes cintas políticas que he visto en mucho tiempo.
Estamos en Italia, a inicios de los 90, en el último periodo del siete veces primer ministro italiano Giulio Andreotti (formidable Tony Servillo). En apretadas dos horas de duración, Sorrentino nos mostrará al inexpresivo e inescrutable político demócrata-cristiano a través de una impresionista crónica acusatoria/analítica/expiatoria del auténtico “innombrable” de la política italiana en el último medio siglo, el hombre que, a los 90 años de edad y desde su escaño de senador vitalicio, sigue siendo hoy en día un punto de referencia en el Estado italiano...

La reseña completa de El Divo... se publica hoy en la sección cultural de REFORMA.
El Divo se exhibe hoy en la Cineteca Nacional.

No hay comentarios: