martes, 24 de noviembre de 2009

51 Muestra Internacional de Cine/VII


Al adaptar a la pantalla grande la novela Desgracia (Ed. Mondadori), del Premio Nobel 2003 J. M. Coetzee, la pareja matrimonial formada por el actor vuelto cineasta Steve Jacobs y su productora/guionista Ana Maria Monticelli, enfrentó un reto descomunal: traducir la complejidad dramática y moral del libro al lenguaje visual del cine que, por fuerza, resulta ser más prosaico.
El resultado, contra todo pronóstico, es muy satisfactorio, pues Desgracia (Disgrace, Sudáfrica-Australia, 2008), la película, transita por el mismo camino del texto de Coetzee: una ruta difícil que no ofrece atajos salvadores a sus personajes ni a los espectadores.
Estamos en Ciudad del Cabo, en la Sudáfrica del post-apartheid. El cincuentón profesor de poesía David Lurie (John Malkovich, en un papel que parece haber sido escrito para él) es obligado a renunciar a su plaza en la Universidad después de que se hiciera público su affaire sexual con una joven estudiante negra (Antoinette Engel)...

La reseña completa de Desgracia se publica hoy en la sección cultural de REFORMA.

Desgracia
se exhibe hoy en la Cineteca Nacional.

15 comentarios:

Joel Meza dijo...

Estaba tratando de recordar algún papel de John Malkovich que no pareciera escrito para él, pero me doy. Bueno, hasta Kaufman escribió toda esa película alrededor de Malkovich. El bato encarna sus personajes con una naturalidad pasmosa. Hasta Biff, de Death of a Salesman, en esa adaptación para el cable, o bien, el prisionero de Con Air, que me convenció de que la elección de Nicolas Cage como Superman no estaba nada fuera del hoy, siempre y cuando Malkovich hubiera sido su Lex Luthor.

¿Cuántos actores/actrices más, de alto perfil, parecen nacidos para los papeles en que son escogidos y viceversa?

Diezmartinez dijo...

Sí, tienes razón. No recuerdo ningún miscast por parte de Malkovich. Lo que sucede es que el personaje de la cinta -y de la novela, claro- es un casanova, intelectual, distante, misántropo. Y esas características se empatan con la personalidad fílmica de Malkovich y su propia historia actoral, iniciando con su joven perverso de Relaciones Peligrosas.

Tyler dijo...

hasta su corta aparición en esos anuncios de Nesspreso, donde sale haciendola de San Pedro o San Pablo o San el que sea que guarda las puertas del cielo, esta genial...

"make an educated guess"

jajaja

Diezmartinez dijo...

Sí, es cierto, acabo de ver el comercial ayer. Chistosón.

Joel Meza dijo...

¿Qué no el que guarda las puertas del cielo es James Mason?

Paxton Hernandez dijo...

¿No va a haber "Sé lo que viste el fin de semana pasado"? ¿De plano?

Yo ya iba a gritar "wooohoo!" porque Luna Nueva juntó 140 millones de dólares en 3 días. 18 millones menos que The Dark Night.

Diezmartinez dijo...

Paxton: lo que sucede es que me falta de ver una película de la semana, Crepus Culo 2 y pues tengo que ver Crepus Culo 1 y leer la novela... Hasta que no cumpla con eso, no volverá Sé lo que viste el fin de semana pasado...

Joel Meza dijo...

Yo quiero ver Crepus Culo 2: Full Moon, sólo para escribir la reseña e incluir un apunte que hizo uno de mis alumnos de la uni, que sintetizó su frustración con la película así (va de paso un cliché identificado por mi alumno): "En cualquier película, cuando la muchacha se lastima una mano, el muchacho se arranca un jirón de la camisa y le hace un vendaje. En Crepus Culo 2, cuando la muchacha se lastima la mano, el muchacho se quita la camisa completa y así se queda por el resto de la película, entre aullidos del público femenino asistente a la sala, evidentemente puras albañiles." Cito textual.

Paxton Hernandez dijo...

Ah, pero qué "gracioso" el alumno "universitario".

Diezmartinez dijo...

Bueno, el fraseo me parece gracioso,la verdad. Misógino, sí. Pero gracioso.

Joel Meza dijo...

En todo caso, ofensivo para los albañiles.

El Duende Callejero dijo...

Ejem... Ejem... Paxton, lo de Crepus Culo 2: Full Moon: Thw Twilight Syndrome es un logro lo vean como lo vean: se estrenó con 800 y tantas salas menos que la película de The Joker (ah, sí, es de Batman, pero me doy cuenta que nadie habla de él... Y eso que ahora puede voltear pues su armadura es nueva), además que costó apenas la compra de la bola de páginas que la Warner lleno de información para la campaña viral, y quizá de la mitad de los carteles. Por tanto ¡Whoooohooooohooooohoooohoooooooooo!... Mis ojos se llenan de lagrimitas pues una película que está tan de la ver... sE!, gane tanto tanto dinero ya nos avisa qué nos depara el futuro del cine comercial.

Pues... Oh yes!... El año entrante y más temprano, tendremos Crepus Culo 3: Eclipse The Twilight Syndrome Continues... Y la dirección es del amigo que hizo Hard Candy... ¡Whohooooohoooooo!... Que la tercera la haga Tarantino...

El Duende Callejero dijo...

Ah pero qué babas soy... De lo que quería comentar: entonces Coetzee ha tenido buena suerte con sus adaptaciones cinematográficas (no como otros Nobeles...)... Dust, de 1985, adaptación algo libre de su novela In the Heart of the Country, es una belleza... Y vaya que esperaba ver esta. La novela, Desgracia, es arrebatadora.

No sé... Siempre me ha parecido que don Guille Arriaga lee mucho Coetzee y luego se pone a escribir sus problemas de probabilidad básica que pasa por guiones.

Eso sí, espero no hagan Esperando a los Bárbaros... La pueden desgraciar entera.

Diezmartinez dijo...

Dust no la he visto. Otra más para revisar. Y, sí, esa novela es extraordinaria, la verdad.

El Duende Callejero dijo...

Recuerdo una entrevista con Malkovich... Y es cuando hacía esa cosa de los Mosqueteros con el Leo... Que decía cómo se preparaba en una escena en la que debía llorar por la muerte de su hijo... Y él entrevistador le pregunta algo así como: ¿Y en qué piensas para provocar esas lágrimas y ese rictus? Y el Malkovich se queda pensando y dice: pues en mi cabeza sólo está que mañana debo ir a lavar mi ropa, luego a plancharla... Y quizá que deba comprar leche. Es un trabajo... Nada más... Tenemos horario, seguro médico, nos pagan... El entrevistador se queda serio un rato y luego le dice: Sabes, eres un hijo de puta ¿Eso tienes en tu cabeza? ¡Nosotros estamos sufriendo y tú tienes eso en la cabeza!... Y Malkovich le dice: ah gracias, seña que hago bien mi trabajo. Y se disculpa y se va riendo.

Gran tipo. Y supe que quería dirigir una de mis novelas favoritas: Sobre Héroes y Tumbas... Tiene algo con lo "latinoamericano".