miércoles, 25 de noviembre de 2009

51 Muestra Internacional de Cine/VIII y último


¿Qué quiere demostrar el versátil cineasta británico Michael Winterbottom? Según mis cuentas, en sus 20 años de carrera, ha hecho casi de todo –incluyendo musicales, un western y una cinta de ciencia-ficción-, por lo que, para llenar el expediente, creo que lo único que le falta es dirigir algo para Pixar y alguna película de fantasmas. O, mejor dicho, le faltaba, porque Génova (Genova, GB-Islas Caimán, 2008), es precisamente eso: un melodrama familiar contenido en un intrigante filme de fantasmas...

La reseña completa de Génova se publica hoy en REFORMA.

Génova se exhibe hoy en la Cineteca Nacional, a las 11 y a las 18 horas.

12 comentarios:

Tyler dijo...

me sigo quedando con '24 Hour Party People', joy division, los happy mondays, new order, manchester, tony wilson, factory records uff

En vez de andar experimentando debería hacer 24 hour party people 2 con la historia de Oasis su eterna competencia con Blur, los eternos problemas del par de hermanitos pedantes, la escena musical en manchester después de 'madchester', en fin, una suerte de saga al estilo de 20 años después...

Tyler dijo...

Ya leí tu reseña. Se ve ruda la película, sobretodo por eso de que la niña causa la muerta de la madre. Así cualquiera queda espantado y traumado de por vida, no hace falta ver fantasmas...

Por cierto, eso me recordó que el otro día ví el trailer de la nueva de Peter Jackson y se ve muy interesante, sale la niña móndriga jija de su pink floyd de Atonement. La cinta se llama The Lovely Bones o algo así y también es como de fantasmas

muffaaaasa...

Joel Meza dijo...

La niña de Atonement no es la móndriga jija de su pink floyd, sino quien escribió la historia de ese personaje móndrigo jijo de su pink floyd y de paso Wright por ponerla en la pantalla.
La niña nomás es güerita y ya.

El Duende Callejero dijo...

Joel... Joel... Lo dice en la Biblia o en algún lugar similar: no debes mencionar el nombre de Dios en vano... O algo así. "Disculpadte" por seguir los pasos de esos fresas televisivos al mancillar a los siempre añorados Pink Floyd.

Joel Meza dijo...

Por eso lo puse con minúsculas, Duende, pero es cierto, debí escribir algo como jija de su pinfloit, que es como suena.
---
Chin, yo no he visto ninguna de este tipo (Winterbottom). Y en vista de las listas ya publicadas, creo que no podré opinar mucho de los últimos 10 años.

El Duende Callejero dijo...

Bah... Si la década inició con una mamada: eso del problema del milenio, que pararía todo y la madre ¿Qué podríamos esperar de ella?

Digo, ganó Fox... Y luego vino el * hic * Calderash... * hic *.

Qué importa lo que se vea o no en esta década. Sobrevivimos al cometa. De momento.

Diezmartinez dijo...

Joel: De Winterbottom hay mucho en DVD y de Región 4 y en botaderos.

El Duende Callejero dijo...

Vaya, Winterbottom además de tener un apellido que parece ser un albur inglés, tal parece que se hará cargo de un proyecto que ya ha pasado por tantas manos que hasta se antoja verlo completo, con todo y que sabemos que es un riesgo absoluto: la adaptación de London Fields de Martin Amis. El último que tuvo ese proyecto en sus manos fue Cronenberg y nada... Mejor hizo Eastern Promises. Algo tiene Amis que no se logran sus adaptaciones... Tanta carrera y tanto libro y sólo han sido dos... Y para nada sobresalientes: Dead Babies (2000, que salió más como un Trainspotting 2 con Paul Bettany y de nombre Mood Swingers) y The Rachel Papers (de 1989, que convirtieron en una comedia romántica ochentera de cabo a rabo). En fin, a ver si esta no se queda como un proyecto indefinido más. Pues la adaptación de la novela de Thomas Hardy que hizo este amigo me gustó.

¿La de la foto es Willa Holland?

Diezmartinez dijo...

Exacto, Duende.

El Duende Callejero dijo...

Ella es como al agua del rancho: potable y se puede tomar de la llave.

Tyler dijo...

Duende, no mencioné el nombre de Dios en vano, que yo sepa no dije, "Los Beatles" así como así...

:)

El Duende Callejero dijo...

Ah los Viteh... Oasis es más grande que ellos, dijo uno de los hermanos mamones... Y yo le creo.

Pero Pink Floyd es Pink Floyd y habrá que quemarte en la hoguera en día del juicio final, nomás por la alusión malsana.

Arrepentios.