martes, 3 de noviembre de 2009

Cuando el destino no nos alcanzó... todavía


Hojeo un Sight and Sound de hace casi una década -marzo de 2000, para ser exactos- y leo el editorial de la página 3. En él se daba cuenta del estreno británico de Toy Story 2 (Lasseter et al, 1999) en proyección digital en una que otra sala elegida especialmente para ello. El DLP Cinema, auguraba el editorialista de Sight and Sound, ha llegado para quedarse: muy pronto todas las salas del mundo exhibirán cine de esta manera y acaso en una década, apostaba el redactor, las latas de cine serán parte de la historia. Todos los cines tendrán proyectores digitales de la última generación, las películas serán enviadas a través de la red, los dueños de las salas fílmicas descargarán el archivo respectivo del filme y, luego, con una calidad prístina, sin rayaduras ni quemaduras de ninguna especie, podremos ver la cinta en una enorme pantalla digital. Y esto no es nada, dice el optimista redactor de hace diez años: esta facilidad para distribuir el cine a través del ciberespacio, hará posible que el cine arriesgado, independiente, no comercial, pueda llegar a más salas a cualquier parte del mundo.
Leo de nuevo el susodicho editorial y encuentro un elemento que se ha cumplido al pie de la letra: la distribución a través de la red de casi cualquier tipo de cine... aunque no siempre de forma legal y sólo en los hogares de los más tecnológicamente adelantados. Y encuentro otro que todavía no se cumple y que, por lo visto, no se cumplirá tan rápidamente como se auguraba: la desaparición del celuloide y el dominio de la producción y exhibición digital. Pero, bueno, ya lo dijo Mark Twain: no es sabio hacer predicciones, especialmente acerca del futuro.

9 comentarios:

Joel Meza dijo...

En el cinemark del rancho al otro lado creo que todas las salas son DLP. He visto varias en ellas y en particular las que tienen mucha "acción" y movimientos de cámara (léase Bourne 3) se ven jodidonas. Muchos efectos especiales, como Superman Regresa, no me gustó. La reciente Toy Story se vio bien.
¿Más cine independiente proyectado en salas de cadenas? Cuando los pericos mamen.

El Duende Callejero dijo...

Jo... Fui a una sala DLP... Ahora ver películas en mi laptop es lo mejor del universo. Sólo eso logró la experiencia. Adieu sala de cine, adieu. Vivimos muchos momentos felices juntos, pero la tecnología te ganó. Tantas butacas vacías, y en las llenas tanta gente tan ocupada en tantos asuntos... Bienvenido streaming HD.

Y muera ese fiasco llamado Blue Ray. Larga vida a la Nueva Carne... Y ya, metámosnos viejos VHS's en nuestro cuerpo...

Diezmartinez dijo...

¡Larga vida a la nueva carne cronenbergiana! (aunque eso de meterse no sé qué en sé dónde... respetuosamente paso).

Diezmartinez dijo...

... en NO sé donde... aclaro

Joel Meza dijo...

Yo también paso con los VHS... todavía si fueran Betas...

Josafat M. dijo...

¿Los pericos no maman?

El Duende Callejero dijo...

A ver si no me equivoco, pero amazon, hará un año o dos, comenzó a "producir" cortos con la intención de realizar un experimento que entendí exitoso: la producción de cintas exclusivas para su comercialización en Internet. Luego vino 10 Items or Less de Brad Siberling, que fue algo así como el primer largometraje disponible para descarga o verlo en streaming... De ahí, varias propuestas... Pero todavía falta una: la película de estudio que se estrene y distribuya exclusivamente en la red ¿Cuánto faltará para eso? Uno o dos años quizá... Habrá que esperar... Sí...

El Duende Callejero dijo...

Acá hay más para leer: http://newteevee.com/2008/08/12/clickstar-down-hoping-on-a-sale/

Joel Meza dijo...

Bueno, al otro lado netflix, blockbuster, et al tienen la renta por descargas desde hace un par de años al menos, así que ya se hace, pero obviamente es hasta que la película es distribuida en video. Ahí es donde la anda regando la industria, como propuso Soderbergh hace rato. Qué insistencia de estrenar exclusivamente en salas de exhibición y luego esperar meeeeeeses para el video, dando pie a la piratería. O como has dicho antes, Duende, pos hasta parece sospechosamente a propósito.
(Josafat, tal vez los pericos sí mamen, pero encontrarle las chichis a las pericas, eso sí no está tan cuichi...)