miércoles, 18 de noviembre de 2009

El cliché que yo ya vi.../LVI


Joel Meza, que quiso cooperar para que Ronald Emmerich se compre un nuevo yate, propone:

"¡Te salvaste, mano!": En las películas de acción, cuando el malo cae por un precipicio siempre se muestra su caída, generalmente hasta el momento en que se estampa en el suelo. En cambio, cuando es el héroe el que pierde el piso, nunca vemos cuál fue su suerte y por si fuera poco, sus amigos en pantalla siempre lo creerán irremediablemente muerto... hasta que, por supuesto, de la nada aparezca la proverbial y temblorosa mano que se aferra al borde del precipicio, seguida de la otra mano y finalmente, por supuesto, el héroe completito, sano y salvo, entre risas y abrazos de quienes ya se veían cafeteándolo. Tres ejemplos rápidos: Indy ciscando a su papá en La Ultima Cruzada; Kirk niño en Star Trek y esta semana John Cusack se agrega al selecto grupo mientras el mundo se acaba en 2012.

1 comentario:

El Duende Callejero dijo...

Ehmmm... Nadie... Yo pongo otro, que Joel Mythbuster ya me explicó, pero necio, sigo con él: los edificios caen leeeeeeeento... Y todo lo demás va a velocidad normal. Y eso incluye un puente que de lo leeeeeento que cae nada más achata la limosina que va en freta, quemando llanta.