viernes, 20 de noviembre de 2009

Pídala Cantando/XII


Un lector de este blog me pidió, vía Twitter, la reseña de Femme Fatale que, en su momento, fue vilipendiada por la crítica gringa y alabada por su similar francesa. A mí, en lo particular, me gustó mucho y así se puede constatar en esta reseña publicada hace siete años, y como sigue:

Reflexiones postmodernas sobre las características propias del relato fílmico sobran y al pasto en los últimos años. Iniciando con las ingeniosas deconstrucciones genéricas de los hermanos Coen y Tarantino de finales de los 80 y principios de los 90, los últimos 15 años han sido un constante rizar el rizo del relato cinematográfico hollywoodense: narraciones construidas a partir de la mente de alguien con doble personalidad (El Club de la Pelea; Fincher, 1999), de cierto personaje que se escapa con nosotros a un mundo de fantasía (Bailando en la Oscuridad; von Trier, 2002), de alguien con esquizofrenia (Una Mente Brillante; Howard, 2001) o, de plano, filmes-provocación que buscan dinamitar toda narrativa clásica desde el interior de la misma y sin contemplaciones (la genial Mullholland Drive; Lynch, 2001).

De esta estirpe forma parte Mujer Fatal (Femme Fatale, EU-Francia-Alemania, 02), el más reciente thriller hitchcockiano dirigido por Brian de Palma, sin duda su más redondo filme desde el drama gangsteril Atrapado por su Pasado (1993). La trama, escrita por el propio De Palma, es una irresistible fusión de temas extraídos de la obra de Hitchcock (el voyeurismo y la obsesión romántica, específicamente) con una premisa filosófica buñueliana por excelencia, hecha explícita en Tristana (1970): frente a un camino que se bifurca, ¿qué pasaría si, en lugar de caminar por la calle de la izquierda, caminas por la de la derecha? O, dicho de otra manera, ¿cómo cambia tu vida cada pequeña decisión que tomas?

El filme de De Palma inicia en la noche de apertura en el Festival de Cannes, con el cineasta Regis Wernier pisando la alfombra roja del brazo de una suculenta mujer llamada Verónica (Rie Rasmussen), quien va caminando casi desnuda, apenas cubierta sus pechos con un brassiere de oro y diamantes en forma de serpiente. En el interior del baño, su amante, la no menos despampanante Laure (Rebecca Romijn-Stamos,), la espera para hacerle el amor frente a nosotros, mientras uno de los cómplices de Laure sustituye el preciado sostén (usted sabe, la pícara de Verónica se lo quitó) por una vil copia de metal y cristalitos. Como podría esperarse, el asunto sale mal, hay balazos, heridos, corretizas y una casualidad digna del mejor Hitchcock: Laure es confundida con una tal Lily, una pobre mujer que acaba de perder un hijo y que piensa quitarse la vida. Así, Laure tendrá la oportunidad de ocultar su verdadera identidad, salvar el pellejo y quedarse con el susodicho brassiere que, como en todo filme hitchcockiano que se precie de serlo, no es más que un simple McGuffin que, al rato, todo mundo olvida. La historia se complica aún más cuando, años después, entra en escena un paparazzi (Antonio Banderas), quien le toma una foto inesperada a Laure/Lily, descubriendo su identidad escondida.

Mujer Fatal, como de costumbre en la obra de De Palma, está lleno de referencias a la obra del Mago del Suspenso (en específico a Vértigo/1958), pero esta vez el relato logra integrarlas a la perfección en una película que resulta, en partes iguales, un brillante thriller con sexo, violencia y emoción bien dosificados; una meditación sobre el destino individual y las casualidades que rigen la vida; y un aviesa (¿traviesa?) deconstrucción genérica que monta con un impresionante cuidado una complicada trama de engaños y traiciones para, después, de un plumazo, iniciar todo de nuevo, desde una perspectiva diferente, cual perverso juego narrativo de inspiración buñueliana.

En el aspecto formal, De Palma se muestra tan efectivo (y adecuadamente efectista) como siempre. A la irresistible secuencia inicial (con dos bellísimas mujeres haciendo el amor, sinuosos movimientos de cámara, acción paralela en tres lugares distintos y un envolvente leit-motif musical extraído del Bolero de Ravel adaptado por Ryuchi Sakamoto) le sigue el brillante desarrollo de una historia tan increíble y arbitraria que solo bajo las expertas manos de alguien como De Palma puede funcionar. El filme, de hecho, necesita verse por lo menos un par de veces, pues ya descubierto el “truco” narrativo de De Palma, el filme se nos muestra en todo su esplendor, en los más pequeños detalles visuales y sonoros que, después, resultan ser los más importantes.

Para ser honestos, da gusto encontrarse a un De Palma que, cruzando los 60 años de edad y por lo menos en este filme, ha podido reinventarse sin traicionar su estilo ni sus obsesiones. Esperemos que este sea el primer paso en la recuperación de un cineasta que nos entregó algunos de los mejores thrillers hollywoodenses de inicios de los 80: Vestida para Matar (1980), Estallido (1981), Doble de Cuerpo (1984)… y, ahora, Mujer Fatal.

29 comentarios:

Tyler dijo...

hola enfermeeera!

Tyler dijo...

Hay planos secuencia en esta, por lo que puedo leer, brillante cinta Ernesto?

---

off-topic, ahora que lo mencionas, ya salió el BluRay de Fight Club y dicen que trae una broma que tiene que ver con Drew Barrymore

Sin embargo me sigo quedando con mi DVD edicion especial original que compré hace años con su cajita de carton y toda la cosa, una maravilla...

"i'd fight Gandhi"

"good answer!"

jo

Diezmartinez dijo...

Sí, claro. Tratándose de De Palma, por supuesto.

Paxton Hernandez dijo...

Excelente reseña. Muchas gracias.

Y qué caray, esta película y Mulholland Drive han sido las únicas de esta década que me han reventado los sesos. Una lástima que me tuve que esperar al cable y al DVD.

Femme Fatale fue mi película favorita del 2003.

marichuy dijo...

Hola Ernesto

No hace mucho, en cable, recién vi por vez primera “Vestida para matar", un peliculón. En cuanto a “Mujer Fatal”, qué película tan entretenida y dicho esto en el mejor sentido de la expresión. Desde la escena inicial (cómo abre la cámara), jamás pierde ritmo; una cámara que se mueve como guida por un genio.

Y cambiando de tema: gracias por volver a poner tus feeds completos (para quienes en la oficina tenemos denegado el acceso a blogger y demás sitios web de "entretenimiento", por lo menos te podemos leer).

Saludos

Joel Meza dijo...

Uf, yo fui de los que le tundieron en su estreno... aunque lo hice sin terminar de verla, porque no la aguanté. Obvia y aburrida. Aunque el inicio en Cannes (la escena en el baño) sí me divirtió y emocionó mucho.
Algún día la empezaré de nuevo y espero que entonces me atrape y la vea hasta el final. Si no, pos ya estaba de Dios. Creo que de lo poco que he visto de De Palma, nada me ha gustado. No sólo eso: me han parecido soberanas porquerías.

Champy dijo...

De lo mejor de la década en su género.... que nacionalidad le pondrías?

Veo con gusto que Miyazaki salió avante!!!

Cuando la reseña completa?

2046

Diezmartinez dijo...

Marichuy: De nada. Fue una petición de un lector. Cumplido.

Joel: A mí su cine de los 70/80 me gusta mucho. Últimamente no tanto. Eso sí: detesto Scarface.

Champy: Pues es cinta gringa, ¿no? Digo, en coproducción.

Tyler dijo...

a mi se me hace que el que no te cae bien es Pacino, Ernesto...

Diezmartinez dijo...

Bueno, este Pacino en particular y el del cieguito bailarín. Por lo demás, cuando le ponen bien las riendas, Pacino puede convertirse en el mejor actor de su generación, sin lugar a dudas.

adayin dijo...

¿Y cuando le han puesto sus riendas? En El Padrino todavía no se tildaba a si mismo de diva.

¿Michael Mann tal vez? Aunque sus desplantes histericos en pantalla me parece que funcionan miuy bien en Heat y sobre todo en Any Given Sunday

Diezmartinez dijo...

Bueno, el propio Coppola en El Padrino 3. Pero sobre todo Mike Newell en Donnie Brasco: una de las mejores actuaciones de Pacino en toda su carrera.

Joel Meza dijo...

Sí, ese ciego bailarín que gritaba: ¡WOOOHOOO!
(A quién me recuerda... a quién me recuerda...)

El Duende Callejero dijo...

Uh... Hace muuuuucho que no veo esta película. La veré hoy.

El Duende Callejero dijo...

Ah... La ya la vi. Qué hermosa escena lésbica esa del baño. Y ese choque... Tan detallado... Sólo un detalle, gracioso quizá: sí se siente "de otra época"... ¿Será porque no tiene esa manía de sangolotear la cámara y está filmada a la antigua?

Diezmartinez dijo...

Deja eso, Duende: muestra algo de Hitchcock -digamos, La Ventana Indiscreta- y parecerá que estamos ubicados en la prehistoria cinematográfica.

Anónimo dijo...

Excelente reseña, al igual que la película, DePalma en su mejor forma, es un gran maestro, ya compre el dvd, tiene algunas entrevistas y un detras de camaras, y eso que las actuaciónes de los protagonistas es muy baja, pero la clase de cine es magistral, thanks DiezMartinez, me voy tengo una cena en Dorsia, atte. American Psycho.

Carl Zand dijo...

Pacino, es cierto, en Brasco está genial (inclusive actuando fuera de cuadro en cierta escena). De Palma, sí, en efecto en Femme con todo y juego cinefílico al comienzo con una escena de Double Indemnity en la t.v. y Rebecca en la cama, hmmm hmmmm. Vamos, De Palma es bueno, Joel... Ve Doble de cuerpo.

Joel Meza dijo...

Carlos, no he visto nada de los 70s de De Palma, así que mi opinión de que el bato hace puras porquerías no está nada polarizada por una hipotética admiración a su obra previa. Con esa cosa de Misión Imposible, esa de Mi Marciano Chilloncito y esta aburrición con Banderas y RR no puedo decir otra cosa.

Ernesto, debo ser el único de nuestra generación que no vio Scarface en su momento y sigo sin verla. Sólo he visto pedazos sueltos en el cable en los últimos veintitantos años y no creo que me vaya a gustar. Está muy larga como para sentarme a averiguarlo.

Joel Meza dijo...

(... chin, creo que me albureé yo solito... no vuelvo a ver películas del Caballo Rojas y Lalo el Mimo en domingo en la noche en Galavisión...)

Diezmartinez dijo...

Joel: Creo que lo mejor de De Palma está en los 80, de hecho.

Con Scarface sucedió algo curioso: yo la vi, sí, en el momento del estreno y no me gustó mucho. Varios años después vi la original Scarface y, por supuesto, me gustó menos la de De Palma. Sin embargo, a lo largo del tiempo, creció una suerte de culto por el Scarface ochentero: en cualquier lado te puedes encontrar gente recitando los diálogos de Pacino. En alguna ocasión me tocó ver, hace unos años, un programa especial sobre la influencia del Scarface de De Palma en el hip-hop (o sea, en la forma de hablar y vestirse de varios raperos). Fue en VH-1 o MTV, no recuerdo. El asunto es que con esa película me siento sólo ante el peligro: la mayoría de la gente delira con el Scarface de Pacino/De Palma.

Joel Meza dijo...

Yo me sé dos citas de Scarface de De Palma (no he visto "la viejita"):
"Say hello to my little friend" y
"No te muevas, cabroncito..."

Y ambas líneas tendrían perfecta cabida en una película del Güero Castro.

Diezmartinez dijo...

Sí, bueno, resistí la tentación de completar el auto-albur.

Bueno, has citado las palabras míticas de Pacino en la película. Las primeras: "Say hello...". Con fuerte acento cubano o algo por el estilo y escupiendo harta saliva...

Joel Meza dijo...

Sí, más bien es:
"Sey jeló tu mai lirol frend, WHOA!"
(Bueno, eso último es de la otra película donde sale Robin pero es igual de patético.)

El Duende Callejero dijo...

Ah... Scarface... Me gusta más Carlito's Way... Quizá por Penn... Y fíjaos que en caso de meta-cinefília, De Palma no es tan cargado como bien lo dice My Nigga... En Carlito's Way están esos homenajes que no incomodan, entre ellos el dedicado al Resplandor de Kubrick pero en un contexto diametralmente opuesto.

Y sobre las citas de Scarface, la que más recuerdo nadie la hace en el mundo:

Pacino se sangolotea enfrente de la Michelle flaca que sale ahí, y le suelta, escupiendo. obvio:

"Hey baby what is your problem? You got a problem? You're good looking... You got a beautiful body, beautiful legs, beautiful face... All these guys in love with you. Only you got a look in your eye like you haven't been fucked in a year!"

A lo que la Michelle flaca le contesta:
"Hey, José, who, why, when, and how I fuck is none of your business... Okay?"

Y el otro, sacando la lengua y sin dejar de sangolotearse, le dice:

"Now you're talking to me baby! That I like, that I like! Keep it coming, baby! WHOA!!"

Diezmartinez dijo...

Otro que recita Scarface... No les digo.

Anónimo dijo...

Siempre digo la verdad, incluso cuando miento, atte. American Psycho.

Tyler dijo...

yo no la he visto (scarface de pacino) y nada mas de ver algunas frases ya se me antojó

"you what capitalism is? getting fucked!"

jajaja

Joel Meza dijo...

Poesía pura.