miércoles, 13 de enero de 2010

A los maestros con cariño/XXI


El primer libro dedicado a un cineasta en particular que leí fue "El cine de Hitchcock" (Ed. Era, 1968), de Robin Wood (1931-2009), quien falleció el pasado diciembre. Se trata, en mi opinión, no sólo del mejor libro que se ha escrito sobre Hitchcock -y he leído bastantes- sino el mejor texto que se haya escrito -o, más bien, que yo haya leído- sobre un cineasta en particular.

Aquí, los memorables párrafos iniciales de "El cine de Hitchcock":

"¿Por qué debemos tomar en serio a Hitchcock?

Es lástima que haya que hacerse la pregunta. Si cine fuera considerado verdaderamente como un arte autónomo, no como un simple apéndice de la novela o el drama -si todavía fuéramos capaces de ver películas en lugar de reducirlas mentalmente a literatura- la pregunta sería innecesaria. Dada la realidad de la situación, parece imposible empezar un libro sobre Hitchcock sin darle respuesta.

Hitchcock ha expresado reitaradamente su creencia en el 'cine puro'; para apreciar sus películas es necesario que comprendamos la naturaleza del arte cinematográfico...".

3 comentarios:

Joel Meza dijo...

... para apreciar sus películas es necesario que comprendamos la naturaleza del arte cinematográfico...

Mientras más vivo y aprendo, más me doy cuenta que esto es cierto para todo (o casi todo) el quehacer humano (¿arte, finalmente, por artificial?). Ahora que me aventé mi versión de Sideways por la tierra del vino ensenadense me encontré disfrutando indeciblemente todos los vinos que me dieron a probar, incluso vinos que alguna vez había probado antes y que no me habían gustado. ¿Qué cambió? Bueno, antes de cada vino recibí una explicación tanto del proceso para elaborar cada variedad particular, como de sus características y los maridajes indicados.
Al probarlo de esa manera, ahora con mis sentidos "informados", la experiencia fue mucho más disfrutable que cualquier trago que hubiera dado antes en mi vida a una copa.
¡Salud por Wood y por Hitch!

El Duende Callejero dijo...

Hey, hablando de libros ¿Ya tiene el libro de Bordwell del arte cinematográfico?

Diezmartinez dijo...

Duende: Sí, claro.