miércoles, 10 de febrero de 2010

Pídala Cantando/XIII


Un lector de este blog me preguntó si había escrito sobre Antes del Atardecer, la cinta que eligió el maestro Andrew Sarris como el filme de la década -elección que, por cierto, también comparte en el mismo número de Film Comment, la veterana e influyente cinecrítica Molly Haskell. He aquí lo que escribí de Antes del Atardecer en el momento del estreno:


Varios años han pasado desde que los veinteañeros Jesse (Ethan Hawke), el americano, y Céline (Julie Delpy), la francesa, permanecieron 14 horas paseando, caminando y platicando por las calles de Viena. Nueve años después, el estadounidense se ha casado, tiene un hijo, se ha convertido en escritor y está en París promocionando su best-seller, basado en aquella mágica noche en la habló, habló y habló con Céline. Ella, por su parte, sigue soltera, trabaja para una organización ambientalista y se ha convertido en una “activista maniática, enojada y neurótica” que, de cualquier manera, sigue teniendo una sonrisa irresistible. Céline y Jesse se vuelven a encontrar, esta vez en París, y sólo tienen hora y media para recordar sus viejos tiempos antes que él tome su avión y regrese a Estados Unidos.

Antes del Atardecer (Before Sunset, EU, 2004), la bienvenida continuación de Antes del Amanecer (1995), acaso el filme independiente/hollywoodense más encantador de los 90, nos muestra a Jesse y Céline como dos ajados treintañeros (él tiene infinidad de patas de gallo, ella está más delgada de lo que debiera) que tienen la oportunidad de hacer un pequeño alto en el camino para ver cómo están, cómo se sienten, qué han hecho, qué quieren hacer, en qué siguen soñando, a qué han renunciado…

Los dos no se habían visto desde aquella tarde/noche vienesa –ella no asistió a la cita concertada seis meses después debido a la muerte de su abuela—y, por lo mismo, parecen ansiosos de continuar con lo que mejor saben hacer: hablar, hablar, hablar… y seguir hablando. En seis fascinantes secuencias (en la calle caminando hacia un café, sentados en una mesa, paseando en un parque, viajando en un bote en el Sena y luego en un auto, conversando en el piso de ella) Jesse y Céline se interrogan mutuamente, se burlan uno del otro, se confrontan, se confiesan, se abrazan y se re-conocen/reconocen mientras platican de Dios, la muerte, la magia, el budismo, el amor, el matrimonio, la vejez o las canciones de Nina Simone.

Richard Linklater, en su décimo largometraje, ha vuelto a ejecutar el mismo truco fantástico de Antes del Amanecer: dirigir un filme inteligente y divertido, intelectualmente demandante y realizado de forma impecable, sea en los elegantes plano secuencia en tracking-shots por los exteriores parisinos, sea en los funcionales plano/contraplano en interiores, sea en los eficaces cortes directos en close-up que captan a la perfección tanto el ritmo dialógico como las reacciones de Jesse y Céline. Escrita por Linklater con la colaboración de los propios actores Delpy y Hawke, Antes del Atardecer retoma a los inolvidables personajes de hace una década y nos lo muestra un poco más escépticos, un poco más tristes, un poco más sabios, un poco más humanos. Un poco más como nosotros, uno quisiera pensar.

Y, por supuesto, al igual que hace nueve años, Linklater le deja al espectador la responsabilidad de construir el desenlace. ¿Qué cree usted? ¿Se encontraron para nunca más abandonarse? ¿Fue una visita fugaz a un inasible presente paralelo, una digresión inofensiva que cada uno de ellos guardará en la memoria? Esperemos que Linklater despeje nuestras dudas y que, por favor, no se tarde otros nueve años más en hacer la inevitable continuación.

16 comentarios:

Joel Meza dijo...

No he visto ninguna de las dos pero a mí sí me parece atractiva la idea de esperar nueve años para recibir una actualización de los personajes. Es decir, un encuentro cada nueve años les daría mucho de qué hablar. Y hablar. Y hablar. Lo malo es si uno como espectador, se muere antes del siguiente encuentro...

El Duende Callejero dijo...

Películas, ambas, nada recomendables para el ciclo "bichi" de Joel Meza. La razón: uno termina sintiéndose sucio al verla en tal estado "fisiológico".

Curioso que estas películas no sean parte del maremagnum valentinero de su preferencia. Siempre se preferirá cosas más gaga, como Historia de Amor o Titanic y sus chorrocientas horas, que una simple película sobre el encuentro de dos personajes, su reconocimiento, su afinidad de pronto manifiesta y luego, el descubrimiento del verdadero personaje> el tiempo.

Curioso, de haber publicado la lista, esta se leería como la número dos. Cine en estado puro en cada una de sus secuencias y sin más esquizofrenia de edición que unos simples cortes. El encuadre y lo que sucede ahí dentro y fuera de él siempre será el rey.

tomasinjaja dijo...

Amé Antes del amanecer, la tuve en VHS, la tengo en DVD y algún día la tendré en blueray, pero en su secuela me hizo mucho ruido, en especial el: "se ha convertido en una “activista maniática, enojada y neurótica”" ... sí, demasiado, por momento creí que estaba leyendo La Jornada en la pantalla.

Slds!!!

kolinazo dijo...

Gracias Ernesto..y comparto con el duende callejero la duda: ¿porque no son estas dos peliculas parte del basico canon del dia de san valentin? Las considero infinitamente mas romanticas que algo como "love actually" o cualquier otra de las de siempre.

Joel Meza dijo...

Mi opinión es
1. Porque no son tan conocidas entre el populacho.
2. Porque en ambas los personajes conversan y conversan. Cuando uno hace una encuesta de gustos entre el público, la mayoría contesta que no van al cine a pensar, sino a entretenerse (traducido por mí: a perder el tiempo). Eso, en consecuencia, nos lleva de regreso al número 1.
3. Love Actually es muy divertida y sí es lo suficientemente romántica para una buena cita de San Valentín. Pero en un nivel superficial, por supuesto. Lo cual cumple con el canon de este festejo, ¿no?

Joel Meza dijo...

Ahora, una película ideal para mi esposa y para mí de San Valentín sería (de ponernos a elegir y ver una) Sense and Sensibilty, de Ang Lee o The Remains of the Day. Ya entrados en gastos, Une liaison pronographique. Pa' derretirse (qué quieren, es por la fecha...).

El Duende Callejero dijo...

La mía es The Hidden.

Tyler dijo...

...Fortress?

Diezmartinez dijo...

No, Tyler. Conociendo al Duende, se me hace que es una de un mostro extraterrestre...

Joel Meza dijo...

... mostro extraterrestre zombi sátiro...

El Duende Callejero dijo...

No es mostro, es una babosa que se les mete por cualquier cavidad y los hace "matones" hasta a las viejitas. La relación entre el otro extraterrestre, el bueno, y el policía humano que no sabe que el otro es extraterrestre, es muy romántica. Y bueno, la babosa "quiere" mucho a los cuerpos que va usando.

Tyler dijo...

jajaja!

(por los comentarios de The Hidden)

---

por otro lado,

esplendida reseña para una esplendida película Ernesto. Hablo de tu rseña publicada hoy en Reforma sobre 'Zona de Miedo'

Sobre tu última frase, esa escena es tremenda... con una simpleza apabullante muestra el desasosiego del protagonista...

como le dije al Duende: peliculón.

Tyler dijo...

acabo de ver el nuevo trailer de 'Toy Story 3'

tengo miedo, tengo miedo...

Paxton Hernandez dijo...

Yo tengo hueva.

Diezmartinez dijo...

Kolinazo: Y otra razón más: no son felices para siempre. Por lo menos no juntos.

Anónimo dijo...

Me encantó Antes del Amanecer, aún no veo la secuela, pero me animan a verla los buenos comentarios, buenos actores y buenos diálogos....

Lo que me atrae es la idea es que tanto los personajes como nosotros hemos cambiado, la juventud se ha ido desvaneciendo, aunque todavia le queda agua al bule...!!!

Tito, 39
Cln,Sin.