viernes, 19 de febrero de 2010

Your Movie Sucks! (con perdón de Roger Ebert)/XVI


Va mi confesión en prenda: no le tengo confianza a mi memoria. Así que cuando veo una película que sé que no se va a estrenar dentro de poco, escribo, aunque sea a bote-pronto, algún borrador que me sirva posteriormente para la reseña respectiva. Así lo he hecho en el fallecido FICCO, en Acapulco, en Oaxaca y, por supuesto, los varios años que llevo cubriendo el Festival de Guadalajara. Es muy raro que no escriba el susodicho borrador: apenas que no haya visto completa la película o que haya sido tan abismalmente mala que consideré que nunca se estrenaría. O, en todo caso, que si se llegara a estrenar, nadie me encargaría que escribiera la respectiva reseña.

Por lo mismo, aunque vi completita Mujer Alabastrina (México, 2006) en Guadalajara 2006, hace casi cuatro años, no escribí ninguna línea sobre ella. Es un filme tan fallido que pensé que sus realizadores, Elisa Salinas y Rafael Gutiérrez, nunca se atreverían a exhibirlo. Me equivoqué: este viernes se acaba de estrenar con el nombre de Contracorriente y fue reseñado por el colega Rafael Aviña en el Primera Fila de hoy.

En el cuaderno de notas que guardo de esa exhibición -otra confesión: soy de los que toma notas en el cine- apunté que la cinta tiene tres protagonistas: Chuya, "la Güera" y Cata (Ana Claudia Talancón, Silvia Navarro y Dolores Heredia, respectivamente), que se trata de un melodrama femenino ubicado en Ciudad Juárez y que lo único que vale la pena ver es a un muy seguro Héctor Suárez en su encarnación de Natalio, un abusivo agente aduanal que toma como amante a la jovencita Talancón.

El único elemento positivo que rescato en los apuntes es precisamente la actuación de Suárez y la bien realizada escena en la que él le propina una soberana golpiza a la Talancón. Por lo demás, el ridículo y la misoginia campean en los diálogos que anoté ("No me digas que eras quintita") y en algunas de las líneas dichas por "la Güera" ("¿Yo volverme una madre soltera?") o por Cata ("Estoy harta de tanto pinche farsante") o por Chuya ("Yo no sé pensar, sólo sentir").

Un último apunte: al lado del título tengo anotado en mi libreta dos cruces. Es la clave que me dice que esta película es de lo peor que vi en ese año. Por fortuna la había olvidado casi por completo. Por fortuna tomo nota y pude rescatar algo de ellas.

7 comentarios:

Tyler dijo...

la película se ve nefasta nefasta nefasta...

es un insulto que estrenen cosas así y haya quien sin saber a lo mejor se meta a verla.

Kfer dijo...

Hola ernesto, te quiero felicitar por el blog me encanta aunque no escribo casi nunca, pero trato de estar al día.

Solamente quiero decir que estoy completamente de acuerdo con Tyler.

Diezmartinez dijo...

Kfer: Bienvenida a los comentarios.

zombidromo dijo...

Que terrible: Lo poco de cine que se hace aqui no se hace bien, no se hace con un buen guion, se ponen estrellitas de revista a engalanarlo creyendo que ellos son los que hacen la pelicula y los que la haran triunfar y tampoco. Y hablo de lo que llega a cartelera porque he oido de buenos productos pero que solo se proyectan en algunos festivales, incluso extranjeros, por otro lado que bueno que dejan que el arte cinematografico descanse en paz, ponerlo al servicio de improvisados hace que se vea muy mal.

Tyler dijo...

off topic,

eso que comentas de los infumables momentos del cielo personal de la niña esa en la ultima entrega de Peter Jackson en tu reseña de hoy Ernesto, me recuerda a los infumables cielos e infiernos de Robin Wiiliams en aquella jaladota llamada "What Dreams May Come"...

definitivamente no la veré, coincido con lo que Roger Ebert dijo sobre esa película

jo

Joel Meza dijo...

Yo no sé pensar, sólo escrebir.
Y Ana Claudia Talancón está bigotona (con perdón de nuestro compa de Tijuana).

Juan Carlos Romero dijo...

Pues la verá para reseñarla. Esa o la de Peter Jackson. Prometo comentario completo para el martes.