sábado, 27 de marzo de 2010

Los Niños


Aunque apenas queda en unas cuantas salas defeñas, aún es tiempo de revisar el vigoroso filme de horror Los Niños (The Children, GB-Islas Caimán, 2008), segundo largometraje del ascendente especialista británico Tom Shankland, de quien escribimos por aquí sobre su notable opera prima WAZ: El Amor No Muere... Mata (2007).
Sobre un relato de Paul Andrew Williams adaptado por el propio cineasta, Los Niños abreva de la no tan escasa tradición de los niños maléficos que atacan a sus sorprendidos y abnegados papases. El asunto aquí es que los escuincles de esta cinta no son malos de nación (como en La Mala Semilla/LeRoy/1956) o porque sean hijos, literalmente, de Satanás (La Profecía/Donner/1976, con sus secuelas y remakes), sino porque una infección los convierte en una suerte de pequeños zombies asesinos, como la niña que, hacia el desenlace de La Noche de los Muertos Vivientes (Romero, 1968), está almorzando las tripas de sus progenitores.
El planteamiento argumental es muy sencillo pero efectivo: la pareja matrimonial de Elaine (Eva Birthistle) y Jonah (Stephen Campbell Moore) viajan con sus tres hijos a la idílica casa del bosque propiedad de Chloe (Rachel Shelley) y su marido Robbie (Jeremy Sheffield). Elaine y Chloe son hermanas y, aunque es obvio que sus lazos fraternales son sólidos, no faltan las tensiones típicas de cualquier familia más o menos común: la alcohólica mamá de ambas permanece alejada de la familia, hay ciertos resquemores entre las dos hermanas por roces que han tenido en el pasado, el relajado Robbie es visiblemente mejor proveedor que el el estirado Jonah, la hija mayor de Elaine, la potable adolescente Casey (Hannah Tointon), es producto de un anterior matrimonio, así que la relación de ella con su nuevo papá Jonah no ha sido completamente resuelta... A todo esto hay que agregar que los primitos -los tres hijos de Elaine/Jonah y los dos de Chloe/Robbie- tienen también sus pleitos infantiles típicos, sus desconfianzas, sus diferencias. En realidad, nada del otro mundo, así que la reunión familiar para celebrar la llegada del Año Nuevo no puede ser más típica... hasta que el horror inicia para los adultos: piernas quebradas, destripamientos, perforaciones de cráneos, mutilaciones de ojos... Y cuando es evidente que los niños se han transformado en mini-zombies asesinos, el dilema central de la cinta: ¿qué padre mataría a su propio hijito para salvar su vida?
Como ya lo había demostrado en WAZ..., Shankland no tiene empacho en montar algunas buenas escenas de horror gore -como la que tiene que ver con el terrible "accidente" de Robbie- pero también es un cineasta con recursos que van más allá del mero shocking, como puede constatarse en una espléndida secuencia de narración paralela en la que Elaine es acosada por su propio hijito Paulie mientras Chloe descubre cómo han "adornado" el estómago de Robbie.
Es una pena el ninguneo que ha sufrido Shankland, pues su cine no ha salido de los festivales especializados de horror y fantasía y porque en el gran mercado estadounidense Los Niños se distribuyó sólo en DVD. Disco que, por cierto, se encuentra en amazon, aquí a la derecha (bara-bara-bara).

7 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Y el beso de la muerte: lo distribuye Ghost House, casa de quizá las peores películas de horror directo-a-DVD de Estados Unidos. Por cierto, la acabo de re-ver en televisión, esta de los nenes, junto a esa otra película de Ghost House: The Thaw. No recuerdo en canal, pero es de esos que pasan película y aún las dejan subtituladas. Y fue de madrugada.

Anónimo dijo...

Ernesto, ¿no se te hace que las películas se ven mejor en DVD y pantalla LCD que en el cine? He visto películas que en el cine se ven oscuras, grisaceas, mientras que si las ves en tu pantalla (y si pones unas bocinas de paso) se ven mucho mejor, se escuchan mejor, etc.

Diezmartinez dijo...

Anónimo: Sí, para algunos es una herejía, pero yo estoy convencido que el cine se ve mejor donde se pueda ver. Y, a veces, las salas de cine no es necesariamente el mejor lugar para ver cine.

Duende: Ah, mira. Hasta en la tele de paga ya está. Pero aquí la traen con dos años de retraso. Qué remedio.

zombidromo dijo...

Esta la vi desde mayo del año pàsado y esta bien, el planteamiento de la situacion esta bien narrada, las actuaciones son naturales y no forzadas como debe de ser, (de veras te preocupas por lo que pase con los adultos y la chica) y la amenaza infantil esta bien planteada, hasta que llega toda la accion y el climax te tiene entretenido, solo que tal vez debieron llevar la accion de la casa al bosque (para cambiar de set un rato) y el final debio ser en la noche; pero quedo bien como lo hicieron, el enigma de lo que contamina a los infantes añade mas al suspenso y el terror pero no se me hizo mejor a Eden lake, sera por que eden lake tiene una edicion y un ritmo mas rapido, aparte que te lleva de un escenario a otro muchas veces durante su visionado. Pero eso si, me gusto mas que La huerfana, y ahora estoy viendo The Reeds, bendiciones para Inglaterra...

Diezmartinez dijo...

Bueno, Zombidromo, Los Niños es abismalmente mejor que La Huérfana, esa ridiculez en donde resulta que la malosa ¡era una enana jariosa! Quema-mucho-el-Sol-en-Semana-Santa.

Tyler dijo...

'como entrenar a tú dragón'

WOW!

El Duende Callejero dijo...

Revisando un panfleto de programación, resulta que Los Nenes ya carga la maldición de la B-Direct-to-DVD-Movie: también es conocida como "Bendiciones Mortales" (¿Uh?).