sábado, 8 de mayo de 2010

30 Foro de la Cineteca/I


Ya lo hemos escrito un servidor y alguno que otro participante en este mismo blog: la originalidad está sobrevalorada. El hecho de ser el primero en algo es un mérito indudable pero no necesariamente el único ni el más importante. Tómese el caso de la película de ciencia ficción Luna: 1095 Días (Moon, GB, 2008), opera prima de Duncan -hijo de David Bowie- Jones: en sentido estricto, nada de lo que nos muestra es novedad.
Las referencias cinematográficas, a bote pronto, son inocultables: una computadora de tersa voz masculina que interactúa con un solitario astronauta (cf. 2001: Odisea Espacial/Kubrick/1968), una compañía que lo que menos le interesa son sus trabajadores espaciales tan sacrificables (cf. Alien, el Octavo Pasajero/Scott/1979), una reflexión sobre lo que significa el ser humano en un mundo futuro en donde ya no es muy claro qué es la humanidad (cf. Blade Runer/Scott/1982)... Las referencias literarias son, sospecho, tan abundantes, aunque eso se lo dejo a los especialistas (¿Duende?) que de vez en cuando caen por aquí.
La trama, que parte de un argumento escrito por el propio cineasta debutante, nos ubica en un mundo futuro en donde todos los problemas energéticos han sido resueltos. Lunar Industries, una poderosa megacoporación terrestre, envía el Helium-3 a nuestro planeta, elemento que obtiene de una minas que se encuentran en el lado oscuro de la Luna. Ahí, solo y su alma, se encuentra el astronauta/ingeniero Sam Bell (impresionante Sam Rockwell), quien maneja el proceso automatizado de extracción del Helium 3, ayudado por la servicial computadora Gerty (voz perfecta de Kevin Spacey). Bell, quien está a punto de cumplir su contrato de tres años y ya se le cuecen las habas para volver a la Tierra, no tiene mucho qué hacer además de asegurarse que las máquinas estén funcionando: en los casi 1095 días del título en español se ha entretenido tallando una ciudad en miniatura, regando unas plantas con las cuales habla continuamente, viendo viejos programas de Hechizada y, por supuesto, recibiendo los mensajes de su adorada esposa desde la Tierra.
Pero usted ya se imagina: ese inminente regreso a la Tierra presentará algunas dificultades. Sam tendrá que salir a la superficie lunar a resolver un desperfecto técnico y sufrirá un accidente que lo dejará inconciente. El problema es que cuando despierta no se encuentra en el automóvil espacial sino acostado, en una bata, conectado a un suero, con Gerty cuidándolo cual fiel y preocupada enfermera. ¿Cómo llegó ahí? ¿Hace cuánto que pasó el accidente? ¿Por qué se siente tan confundido? Pero mejor dejémoslo así. Aunque lo que sigue es más o menos previsible, no quiero echarle a perder a usted el placer de descubrir qué le sucede a Sam, qué es lo que está pasando en la Luna y cuáles son las implicaciones de todo ello.
Jones ha dirigido una temprana obra mayor con un presupuesto mínimo -5 millones de dólares- un solo actor que fue injustamente ninguneado en la entrega del Oscar y el BAFTA, y unas cuantas ideas que, si bien no son exactamente originales, sí supo apropiarse de ellas de la mejor manera posible. Habrá que seguirle la pista de aquí en adelante.

Luna: 1095 días se exhibe hoy en la Cineteca Nacional, dentro del 30 Foro de la Cineteca.

14 comentarios:

Joel Meza dijo...

¿Ese es Sam Rockwell? Yo creí que era el morro de Amar te duele...
---
Otra película para ver bichi en la sala. Chinches distribuidores.

William Saints dijo...

Pues la vi y hueeeeva. Aunque suscribo lo que dice, mi estimado (vaya que sí: la originalidad está muy sobrevalorada), en verdad esta película no me movió nada y, al igual que la mencionada originalidad, muy sobrevalorada por ciertos sectores que la encumbraban como lo mejor que ofrecía la ciencia ficción desde Blade Runner (ejem, ejem).

Mi problema con ella es que, en todo caso, se pierde en sus propias referencias y no aporta nada nuevo al género por lo que a mí, que soy fan de 2001 y BR, me parece como si fuera la enésima vez que veo aquellas películas. Y Sam Rockwell está fenomenal, sí (especialmente con ese aspecto de "dualidad"), pero ni su gran actuación sustentan la película que, aunque bien ejecutada, no llega nunca a ser sobresaliente.

Omarsaurio dijo...

Gracias por la recomendación ya la voy a baj... la voy a comprar para ver que tal :D

Me llamo la atención la trama, que aunque comentan que es aburrida le voy a echar un ojo.

Diezmartinez dijo...

Omar: Lo interesante de todo esto es que William y yo vimos la misma película. Vimos las mismas referencias cinematográficas y elogiamos igualmente a Rockwell. Pero a él le dio hueeeva y a mí me entusiasmó. Cuestiones de percepciones y juicios de valor: ahí luego opinas tú, cuando la veas.

El Duende Callejero dijo...

Pues yo sigo sin verla. A ver si en este año se le hace. La distribución ha estado re-pinche. Pero creo que ya salió en DVD ya salió, así que como es un sueño pensar que la veré en el cine, nomás no. La que sí vi y me gustó es otra película con el Rockwell, independiente. No recuerdo el nombre, pero está basada en una novela del Palachuck o como se escriba.

William Saints dijo...

No quisiera spoilerear nada, pero sí: ver a Rockwell nuevecito y pudriéndose al mismo tiempo está increíble.

Y sí, vale el visionado. Mala no es. Como dice Diezmartinez, creo que aquí particularmente entra mucho en juego la percepción y el mood a la hora de verla.

Joel Meza dijo...

Claro, Duende: Iron Man 2, ¿no?

Anónimo dijo...

Yo la vi hace unos meses y, si bien no la considero una obra maestra del scifi, al menos sí una bien lograda dentro del género. Coincido con ud Sr Diezmartinez, la peli no solo es efectista en cuanto a la historia, sino en cuanto a las ideas que la originaron y a sus consecuencias. Para mi, la ultima gran obra de scifi es SECTOR 9. Saludos!!

Javier C.

William Saints dijo...

Jajajajaja, pinche Joel xD

El Duende Callejero dijo...

No, Joel, ya me acordé: Choke. Dirección y adaptación del agente mamila que sale en los dos hombres plancha, por cierto.

Guillermo dijo...

"Para mi, la ultima gran obra de scifi es SECTOR 9. "


A ver esperen, dejen me pongo primero el sofá de escudo.

...

¿Y Avatar?

kolinazo dijo...

Totalmente de acuerdo Ernesto, temprana obra mayor de Duncan; perdón por la promoción desvergonzada, pero aca dejo mi comentario, de cuando la vi el verano pasado: http://kolinazo.wordpress.com/2009/08/09/moon/

Joel Meza dijo...

Espero que sea sarcasmo (Guillermo).

Guillermo dijo...

"Espero que sea sarcasmo"


Es. Por eso dije que me ponía el sillón de escudo.