jueves, 6 de mayo de 2010

Iron Man 2


Releo la reseña que escribí hace un par de años ante el estreno de Iron Man: el Hombre de Hierro (Favreau, 2008). Con todo y mi entusiasmo por aquella cinta veraniega de súper-héroes –“la mejor desde Spiderman 2 (Raimi, 2004)”, anoté-, no dejé de lamentar que los ruidosos F/X y las confusas escenas de acción terminaran minando lo mejor del filme que, a mi ver, era la perfecta interpretación de Robert Downey Jr. como el insoportable pero heroico narcisista Tony Stark y su rapport neurótico-romántico con su novia/secretaria Pepper Pots (despampanante Gwyneth Paltrow).

En la inevitable secuela, Iron Man 2 (Ídem, EU, 2010), lo mejor de la franquicia sigue presente. Los momentos más logrados son los que están alejados de los efectos especiales y de las peleas entre Iron Man y cierto ejército de hojalata. Así, la primera secuencia, cuando Stark, dueño del escenario, inaugura su exposición mundial de tecnología, es de los más disfrutable: la egolatría de Stark/Downey Jr. son intercambiables, como si el actor que hasta hace poco era considerado una elección peligrosa para protagonizar cualquier película –nadie sabía cuándo podía volver a las andadas de sus múltiples adicciones- estuviera disfrutando de verdad su condición no tanto de súper-héroe invencible, sino de súper-estrella veraniega.

Luego, sigue la secuencia del Senado, cuando un oleaginoso politicastro de tercera, el Senador Stern (Garry Shandling, muy convincente: hasta parece político mexicano) quiere acorralar al libertariano Tony Stark, quien no quiere soltar su traje de Iron Man a nadie, mucho menos a un Estado potencialmente corrupto como el que representa Stern. En lugar de quitarle su juguetito, dice Stark, todos deberían de agradecerle a él que el mundo viva un periodo de paz absoluta desde la aparición de la susodicha hojalata voladora, hace seis meses.

Todo hasta aquí resulta divertido, ingenioso, entretenido. Uno espera lo mejor cuando queda claro que el villano será un Mickey Rourke tatuado, musitando en ruso, con un loro blanco a un lado y un infaltable pica-dientes en los labios, cual mánager de beisbol de Grandes Ligas. La motivación del maloso de marras, Ivan Vanko, es nebulosa –quesque el papá de Stark fue el culpable de la desgracias del papá de Vanko, pero ¿hasta ahorita pensó en la venganza?-, pero no me voy a quejar por esto. Me queda claro que estoy viendo una película gringa de súper-héroes, no una adaptación shakespeariana.

Sin embargo, a partir de este planteamiento y con todo y que hay otros elementos atractivos en el filme, Iron Man 2 se estanca en las meditaciones existenciales de Stark: ¿qué haré ahora cuando lo que me salvó la vida, el paladio, me está matando?, ¿le diré a Pepper que se me está acabando la batería? ¿Y por qué mi papá no me pelaba? Y nosotros, mientras tanto, hurgando en el vaso de palomitas, nos preguntamos: ¿y ora, qué está haciendo Don Cheadle en lugar de Terrence Howard? ¿Y qué hace Samuel L. Jackson además de cobrar un jugoso cheque? ¿Y por qué no aparece más tiempo y con menos ropa Scarlett Johannson?

Apunté arriba que, independientemente de las aburridas peleas entre Iron Man y el villano, Iron Man y un ejército robotizado, Iron Man y su amigo Rhodey, la película aguanta el palomazo no sólo por la presencia del mejor Downey Jr. –cuando no está sufriendo por ser incomprendido, claro está-, sino por la gozosa parodia que realiza Sam Rockwell de él, quien encarna a un detestable competidor de Stark cuyo sueño no es tanto ganarle a él sino convertirse en él.

Otro momento notable llega en el desenlace cuando, en pleno clímax de acción, Stark y Pepper se pelean a larga distancia como si estuvieran en una película distinta, acaso en una ingeniosa screwball comedy protagonizada por un hombre encantador pero egocéntrico y una mujer inteligente y voluntariosa. Ojalá que en Iron Man 3 los hacedores de esta franquicia se dediquen un poco más a esto: en el par de epílogos de la película –antes y después de los créditos finales- queda claro que en las próximas entregas habrá más acción, más súper-héroes y más villanos. Ojalá, también, más Miss Paltrow. Y más Miss Johansson, si no es mucha molestia.

21 comentarios:

Tyler dijo...

hola enfermeeera!

Joel Meza dijo...

Mi experiencia con la primera de Iron Man: las partes chistosas me hicieron reir y las partes de acción me gustaron.
Mi experiencia con Iron Man 2: las partes chistosas me hicieron reir, las partes de acción me gustaron y las partes aburridas me aburrieron.
Espero que para la 3 no le pongan partes aburridas.

William Saints dijo...

Pues yo comparto la opinión de Joel, aunque he de decir que no le encontré tantas partes aburridas como (creo) le encontraron muchos.

Mi único pedo fue el taaaaaaaan mentado en el post pasado "nuevo elemento" y la maqueta y eso. Pero fuera de eso, nah.

La que si amé fue la secuencia de pelea de borracho con música de Queen/Daft Punk.

Joel Meza dijo...

Saints, creo que tuvieron el buen tino de mantener el tono de humor durante la acción como en la primera, con escenas como esa entrada del baile del principio, esa pelea de borrachos o el cotorreo entre Downey Jr., Paltrow y Cheadle durante la pelea con los robots.
Algo que me gustó también es cómo manejaron el asunto de que es una secuela (aunque la historia es prácticamente la misma) usando, en tono de comedia, el primer diálogo de cada personaje de la película anterior para decir "¿te acuerdas de mí?" o, en todo caso, "sí, soy otro actor pero soy el mismo personaje".

Tyler dijo...

Daft Punk dices William!!??

i'm there!

William Saints dijo...

Es un mash-up entre Another One Bites The Dust con Robot Rock, Tyler.

El Duende Callejero dijo...

No habrá Hombre Plancha 3 mi estimado, el plan es hacer The Avengers en el 2012, donde salgan un chingo de estos personajes. Saldrían Capitán América, Thor, el Hombre Plancha, Hulk (con o sin Norton), Nick Fury (el Samuel L. Jackson en su cameo de siempre), Black Widow (o la Scarlet con el cuerpo de CGI), El Hombre Hormiga (aún sin película, pero ya habrá), y los que se les vaya ocurriendo. El chiste será si no será una película de cameos nada más.

Tyler dijo...

uorales Ernesto, calificación perfecta para Camino!

Diezmartinez dijo...

Tú lo has dicho. Calificación perfecta, aunque no es una película perfecta. Pero sí arriesgada, poderosa, provocadora...

Joel Meza dijo...

Duende: ¡VIVA EL CGI!
---
Ernesto, ya te ví tuiteando lo de Paulina Rubio. Me decilucionas.

Diezmartinez dijo...

Ese tuit lo hiso mi azistente... Este tamvien.

Joel Meza dijo...

Se nota: no se escribe tamvien, se escribe tanvién.

Anónimo dijo...

http://www.opusdei.org.mx/art.php?p=38316

Otra opinión sobre Camino.

Diezmartinez dijo...

Anónimo: Todas las opiniones son bien recibidas aquí con respeto. No es necesario el anonimato.

Joel Meza dijo...

Perdón por la pregunta pero me perdí: ¿Ya se discutió aquí esa película "Camino" sobre el Opus Dei? Según yo, no.

Diezmartinez dijo...

Bueno, aquí arriba Tyler trajo a colación la película. Se estrenó comercialmente hoy en el DF, aunque ya se había presentado en Guadalajara el año pasado. La reseñé ahora en Reforma.

Tyler dijo...

es que me llamó la atención que tuviera 4 estrellitas y mas siendo reseñada por Ernesto...

Tyler dijo...

es idea mia o la niña esa de Camino también pela chicos ojotes como la de The Lovely Bones Ernesto?

jo

Juan Carlos Sierra dijo...

Querido Ernesto: ¿Podrías checar los enlaces del señor de los anillos en Oxigenial? Están caídos y quiero leer tus reseñas de nuez. "Revisité" la trilogía, y se me hacen una verdadera maravilla, sobre todo la última. También quería pedirte un favor: ¿Tendrás algo escrito sobre la película Sebastiane? Estoy aprendiendo latín y me merqué la movie, que había visto hace unos 8 años es un maratón de cine de esos del Ex-Covento Teresa en el Centro histórico, pero no me dí cuenta que era latín lo que hablaban, pensé que era italiano. En fin, creo que es una película es muy muy buena: el manejo de la fe de Sebas, la obsesión del general con que el sebas afloje, los soldados desmadrosos. Bueno, hasta el manejo de la homosexualidad esta hecho con estilo y no para incomodar. A parte de esta muvi y "la pasión...", ¿conoces otra en que hablen latín? Gracias señor, siempre un gustazo saludarlo y leerlo!

Juan Carlos Sierra dijo...

Hola Ernesto. La de los militares y las cabras, que reseñaste hoy en reforma, si coincido en que a veces esta media sacada de onda, da vueltas como de drama en lo que es una comedia. En lo personal, me hizo reír mucho, sobretodo el ojete de Kevin Spacey y la secuencia final de la película, donde el trío decide ponerle fin a los experimentos. Y cierto: la autoparodia de McGregor preguntandose lo que es un jedi no tiene madre, jajajaja. Y la escena final también se me hace una maravilla, un auténtico final feliz.

Diezmartinez dijo...

Juan Carlos: Deja ver qué puedo hacer. La primera liga sí funciona; las otras dos, no, en efecto.

En cuanto al latín... Pues está La Pasión de Cristo, por supuesto. Y Satiricón, de Fellini (aunque en este caso creo que son sólo algunas frases sueltas). Ah, y en La Vida de Brian un centurión le enseña gramática latina a un judío rebelde.

Así, a bote pronto, no se me ocurre otra más. Y no, no tengo nada escrito de esta cinta de Jarman. Pero no sería mala idea revisarla.