viernes, 14 de mayo de 2010

Pídala Cantando/XVI


No tenía la intención de dedicarle más líneas de las que escribí aquí y acá, pero un par de lectores me pidieron que me extendiera un poco más acerca de Euforia (México, 2009), tercer largometraje de Alfonso Corona (Preparatoria/1983, Extraños Caminos/1993, no vistas por mí), cinta exhibida fuera de concurso en Guadalajara 2009 y estrenada en la ciudad de México el fin de semana pasado.

Realizada con una solvencia apreciable -los recursos de producción están por encima del promedio, la fotografía de Arturo de la Rosa destaca como de costumbre-, Euforia tiene un lastre imposibles de soslayar: un argumento absurdo que cae una y otra vez en el humor involuntario. En este contexto, ante una trama tan gratuita, sería injusto reprocharle algo a sus actores: más bien, uno termina sintiendo pena por ellos.

Pat Corcoran López -sí, así se llama- es un rockero has-been que ahora canta -o intenta hacerlo- en bares de quinta categoría. En uno de ellos, Corcoran -interpretado por Humberto Zurita en piloto automático- se encuentra con Ana (fresca Ana Serradilla), una guapa jovencita con quien, más rápido que usted deletrea r-o-a-d m-o-v-i-e, se irá por el camino para solucionar sus dudas existenciales, mientras se sueltan profundeces engoladas ("Es mejor vivir como poeta que hacer poesía"), se dicen confesiones tremebundas ("Mi papá quería que fuera un US Marine") y se pronuncias frases rete-dramáticas ("Duermo porque prefiero soñar").

Las incoherencias en esta cinta podrían llenar varias páginas -de hecho, yo llené tres-: se supone que Corcoran vivió en los 60, cuando tuvo su banda de rock influida por Jim Morrison, pero en algún momento se nos informa que tiene 46 años. O sea: ¿a qué edad tuvo su banda? ¿A los 5 años? Pero dejémoslo así: supongamos entonces que su banda fue más bien ochentera. Eso explica su fracaso: ¿quién demontres quería escuchar a unos imitadores de The Doors varios años después de la muerte de Morrison, en la década de, por ejemplo, Madonna?

Y aún hay más, como diría el clásico: la Ana de la señorita Serradilla se acuesta nomás porque sí con un joven sacerdote (Francisco Cardoso), Ana bautiza con nombres de árboles a todos los que se encuentra (Pat es un eucalipto, por ejemplo), aparece gratuitamente un niño autista para darle mayor dramatismo a todo el asunto y, en cierto momento, los dos personajes centrales toman un avión cuando se supone que no tienen ni con qué caerse muertos. Las escenas de humor involuntario son varias y de pena ajena, pero me quedo con una, que provocó carcajadas en la función a la que asistí, en Guadalajara 2009: Pat correteando al pérfido curita que se encamó con Ana. Pero lo entiendo. Da corajito.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr Diezmartines:

He de confesar que en algún momento se me antojo ver esta peli, pero como estaba en muuuuy pocos cines decidi saltarla. Ahora leyendolo, me da mas hueva gastar en algo así.

Ahora, yo pido para "pidala cantando" que escriba algo de "DANIEL & ANA" ya que me parece extraño que no haya puesto en su blog ni tres líneas de ella. ¿Acaso no la ha visto?

A mi no me gustó para nada y creo que es sumamente manipuladora y solo busca la polémica cuando se le da la gana, pero seria gratificante saber que opina ud.

Saludos !!

Javier C.

mike dijo...

Como buena costumbre mexicana se desperdician las actrices que si llenan una pantalla, por ejemplo angelica maría, tere velazquez o veronica merchant

Joel Meza dijo...

O sea que seguiré sin ver una película con Ana Serradilla. Snif.
---
Ah, mi hermosa paisana Verónica Merchant. Tienes razón, Mike: la última vez que la ví desperdiciada fue en el bodriazo Navidad, S.A., aunque su timing (¿sincronía?) cómico estuvo impecable.

Diezmartinez dijo...

Javier: En efecto, no la he visto. Pero ya mero voy a solucionar el problema. En la lista de pendientes.

Mike: En efecto. En este caso, creo que Serradilla merece estar en mejores películas.

Guillermo dijo...

"quién demontres quería escuchar a unos imitadores de The Doors varios años después de la muerte de Morrison, en la década de, por ejemplo, Madonna?"


Yo conozco unos. Se llaman mexicanos.

Diezmartinez dijo...

Guillermo: Ok, ok... Touchez.

El Duende Callejero dijo...

Pero si acá hacen "tributos a The Doors" cada rato. Y la gente llora viendo a alguien berrear: "Ay sei iu row güitaut bout inn dhe maaathaaaaa of thi güillll"

Joel Meza dijo...

Yo prefiero esa que dice:
"O choumi dagüey tu danets güisquibar,
o donas guai, o donas guai..."

Anónimo dijo...

Error garrafal:

Es DIEZMARTINEZ con "Z" !!!!

una disculpa


Javier C.

Joel Meza dijo...

Estaba pensando: ¿en qué año ocurre la acción? Tal vez ahí esté la explicación al misterio de la banda imitadora de Doors de Zurita.

Guillermo dijo...

Si los chavos siguen oyendo a Hendrix y a los Rolling que no oigan a los Doors...

Diezmartinez dijo...

La época es contemporánea. No está ubicada en los 80. Eso hubiera tenido sentido, en todo caso.