martes, 29 de junio de 2010

Cuéntamela otra vez/XIII


Hace varias semanas se estrenó en la cartelera comercial mexicana Pesadilla en la Calle Elm (2010), remake del clásico gore-film ochentero Pesadilla en la Calle del Infierno (A Nightmare on Elm Streer, EU, 1984). Tenía toda la intención de revisar el refrito, protagonizado por el buen actor Jackie Earle Haley en el papel del inmortal pedófilo y asesino de infantes Freddy Krueger, pero una lectura rápida de lo que escribió la crítica estadounidense sobre la cinta en metacritic.com me quitó todas las ganas de gastarme mi dinerito. Una calificación general de 35 sobre 100 y ni una sola reseña positiva de alguien que yo respete –si exceptuamos la de Richard Corliss, de la revista Time- me hizo decidir que mejor volvería a ver la película original y dejaría la malograda copia para dentro de un año, cuando la programen en la tele.

Pesadilla en la Calle del Infierno, sexto largometraje de Wes Craven, significó la consagración industrial definitiva del cineasta nacido en Cleveland, quien a partir de esta cinta se volvería una de las figuras inevitables del cine de horror contemporáneo. Es cierto que antes había dirigido la fantasía revanchista La Última Calle a la Izquierda (1972) y la más perturbadora aún La Colina Tiene Ojos (1977), pero Pesadilla…, con su freudiano mundo de sueños, violencia, sexo y muerte, se convertiría en un clásico instantáneo que merecería –es un decir- una serie de secuelas lamentables que convirtieron al protagonista criminal, el pedófilo cara-chamuscada Freddy Krueger, en una figura más chistosona que amenazante.

En todo caso, la original Pesadilla en la Calle del Infierno conserva intacta su fuerza subversiva. La adolescente Nancy Thompson (Heather Langekamp) es acosada en sus pesadillas por un extraño personaje con dedos-de-tijera. Su novio Glen (jovencísimo Johnny Depp), su mejor amiga Tina (Amanda Wyss) y el novio de ésta, Rod (Jsu Garcia), comparten más o menos los mismos sueños. Muy pronto, mediante la confesión de su alcohólica madre Marge (Ronee Blakley), Nancy descubrirá la verdad sobre ese personaje siniestro de sus pesadillas: se trata de Freddy Krueger (Robert Englund), un pedófilo asesino que fue ultimado por un grupo de respetables padres de familia de la comunidad. Varios años han pasado de esto y, al parecer, Freddy ha regresado para tomar venganza en los hijos de quienes lo mataron. Así, atacándolos desde el subconsciente de estos muchachos, desde sus sueños lúbricos, desde sus deseos sexuales, Krueger no ofrece reposo alguno. Dormir plácidamente significa la muerte inmediata.

El conteo de víctimas de Krueger no es muy alto para los estándares contemporáneos, pero la forma en la que ejecuta a cada una de ellas es cada vez más espantosa, hasta llegar a la memorable orgía sangrienta en la que muere el noviecito santo de Nancy, el blandísimo Glen. Krueger, por supuesto, no se contenta sino con el plato fuerte: la heroica Nancy, quien será la única que tendrá las agallas para resistir las burlas, los juegos y el sadismo del pedófilo asesino.

El horror propuesto por Craven en esta cinta está lleno de imágenes sexuales perturbadoras, desde el teléfono que se convierte en depravada lengua besucona, hasta esa cama que se transforma en una descomunal abertura vaginal y en una enorme fuente de sangre, pasando por ese inesperado menage-a-trois en el que interviene Krueger para dejar su recuerdito en el cuerpo mutilado de la adolescente jariosa Tina.

La influencia de Craven en el cine de horror que vendría no se discute. Lo malo es que nada de lo que siguió le llegó a los talones de esta Pesadilla en la Calle del Infierno. Sólo él mismo, varios años después, lo igualaría, aunque desde una perspectiva un tanto diferente. Me refiero a Scream (1996), por supuesto.

15 comentarios:

adayin dijo...

Ah, vaya que no me esperaba una revisión de esta película. Hace poco la vi, muy emocionado tengo que reconocer. Me quedo con una escena que ni recordaba, aquella en la que Craveb homenajea a Polanski cuando Freddy empieza a salir de la pared.

Pero a parte de Scream, después de esta primera parte, recuerdo muchisimo la última de esa saga con Englund, The New Nightmare creo se llamaba, que también era un ensayo sumamente entretenido con Freddy atacando a actores y a Craven mismo.

Y de la nueva, aaaiiiijjjj... tiene la peste de Mr. Bay, paso sin ver

Joel Meza dijo...

Uh, pos yo nunca ví la original hasta hace un mes, en que compré el DVD (en oferta, eso sí), para "prepararme" para el refrito.
Lo que me encontré fue una película tonta y mal hecha aunque, eso sí, con varias notas perturbadoras, empezando por la premisa del asesino que sólo te puede matar desde tus sueños 9y siguiendo con las que anotas). Lamentablemente para Craven, afortunadamente para mí, yo ví en 1985 Dreamscape en lugar de Nightmare...
En su momento recuerdo que Dreamscape me gustó MUCHO. No la he vuelto a ver pero al comparar ese recuerdo con Nightmare..., la de Craven sufre enormidades.

Creo que Craven mejoró mucho como cineasta en Scream (antes de esa no había visto nada de él).
Tampoco veré el refrito y además, venderé el DVD en blockbuster, para usar el dinero en alguna mejor película.

Joel Meza dijo...

Ah, perdón, no había entendido la alegoría de este "Cuéntamela otra vez", sobre el país y el "clima preelectoral". OK.

el ojo en la cerradura dijo...

Creo que Craven sí cerró el clclo Krueger con harta dignidad: La última pesadilla, del propio Craven, es un cierre, como pocos, muy afortunado e ingenioso - con todo y su muy posmoderno juego de espejos, metatextiualidades y demás- de una saga que ya no daba para más.

la única crítica positiva que he leído del remake es la del buen JF Coria.

A mi el remake me decepcionó mucho.
Saludos!

Diezmartinez dijo...

Adayin, Ojo: Sí, claro la última película de Craven con Freddy es notable. Y de plano yo ya no vi el remake.

Joel: El primer Craven dista de hacer un cine muy pulido -eso llegará después, con Scream- pero sí es capaz de crear imágenes muy extrañas y perturbadoras. Esa orgía de sangre no tiene progenitora.

eljack13 dijo...

BTW, el remake es un fiasco, desperdiciaron al actor

eljack13 dijo...

"Pesadilla" es la pelicula de gritos por excelencia, era absolutamente terrorifico salir del cine despues de verla varias veces aún.
Y sentir la incertidumbre de soñar y morir, porque el que veía esa movie, soñaba con Freddy.
La mejor movie de Craven es "La Serpiente y el Arcoiris" del vudú jamaicano.

Joel Meza dijo...

Y además esa chamaca necesitaba frenos.
---
Lo que son las cosas, a fines de los 80s ví en el cable una (o dos, a la distancia no podría diferenciar) de las de la serie, donde Freddy es el protagonista y hace una matazón, muy diferente a lo que ví ahora con la primera (no voy a seguir diciendo original, porque ahora recuerdo que el Duende platicó y escribió algo al respecto, sobre el estreno casi escondido de Dreamscape), pero recuerdo que me divirtió bastante y los efectos especiales me gustaron mucho. Recuerdo que Freddy se convertía en una pizza (o convertía en una pizza y se comía a un plebe o algo así) y a otro lo atrapaba en la cama de agua y lo ahogaba.
Eso sí: nunca me quedó duda de que era Freddy quien los mataba. Pero en la primera, el asesinato del chamaco que está en la cárcel está medio ambiguo (para los fines del monstruo) y nomás se ve un trapo que se mueve solo. De perdida hubiera enseñado Craven el guante o el sombrero...

RICARDO MALACON dijo...

Solo para comentar que en el periodico Noroeste aparece la calificacion de muy recomendable de Pesadilla en la calle del infierno (2010) supongo que esta calificacion es para la version de 1984, la cual si no me falla la memoria la vi en video en el glorioso Beta en los 80´s, y eso porque me la prestaron unos primos, ya que por aquella epoca y con los pocos cines en Culiacan era muy dificil tener una oferta grande de peliculas, y no recuerdo que la hayan exhibido en las salas en aquel tiempo.

Diezmartinez dijo...

eljack13: Ah, sí. Recuerdo que esa cinta del vudú está muy entretenida. Hace mucho que no la veo.

Joel: ¿Una pizza? Yo vi la segunda parte -bastante decente-, la tercera y la última. Freddy vs. Jason esa sí no. Pasé. Y paso.

Ricardo: Sí, la calificación era de la cinta de 1984.

eljack13 dijo...

Ricardo, Pesadilla la ví como pelicula de relleno de la función de 2 peliculas, no la ví de estreno, y de hecho como le comenté a Gerardo Osornio, de las mejores movies que he visto fueron de ese mismo modo, como peliculas de relleno en el Culiacan 70, era el que más me latía de todos. Tambien en el cine Regis de acá del Rancho, sí había opciones de cine para la ciudad.

Joel Meza dijo...

Ricardo, bueno, no es como que ahora con decenas de salas de cine en la ciudad (cualquier ciudad mexicana) las carteleras han mejorado. Al contrario, diría yo, sobre todo en el verano.

Igual que eljack13, muchas de las buenas películas que ví en los 70s y 80s se debieron a rellenos en programas dobles. Van, por ejemplo, un par de los más memorables. En el Reforma de Culiacán: The Hunter, la última de McQueen (Steve, no el Rayo) en estreno; de relleno... El Golpe, con Paul Newman y Robert Redford.
Otro en los gemelos, también de Culiacán: Blade Runner *casi* de estreno y el relleno... La Naranja Mecánica. Alguna vez a mediados de los 70s en un pueblo de Michoacán ví El Gran Escape de relleno, no recuerdo la que era de estreno. Alguna otra vez, El Rey del Barrio. De ese pelo.

RICARDO MALACON dijo...

Tienes razon eljack13, solia suceder asi, de hecho recuerdo tambien cuando acudia con frecuencia al Cinema Culiacan 70 y en una ocasion me toco ver una pelicula con Roger Moore llamada Gold.

El hecho de que haya mas salas en una ciudad no garantiza para nada calidad y varieda en lo que se exhibe, muy cierto Joel, ya que con los famosos blockbusters ocupan mas de la cuarta parte de un complejo al estrenarlos. A mi me toco ver en una ocasion un programa doble en el Reforma de Sharky el verdugo de Atlanta con Burt Reynolds y ni mas ni menos complementaba la funcion El Exorcista.

El Duende Callejero dijo...

One, two, Rorschach comes for you... Three, four, better lock your door...

Ah, el psicoanálisis lame a Freddy y lo convierte en una víctima vengadora, no en ese hijo de puta que tanto nos gustó en los ochenta ¿Será que esta es la era en la que todo villano encuentra su justificación?

De los Nightmare de Crave, me quedo con The New Nightmare. Ese juego metatextual planteado por Craven queda redondo en Scream, sí, pero no he encontrado otro final de una saga tan perfecto como el de Freddy. Luego de tanto desvarío, Craven llegó dijo: aquí se acaba. Lástima que le siguieron, no se conformaron con dejarlo ahí, lo enfrentaron a Jason sin argonautas y el mundo ya no fue el mismo.

En fin... Estimo más Dreamscape.

zombidromo dijo...

Aghh este remake me aburrio a sobremanera, es lo mismo que todas las otras secuelas que siguieron a la original, lo unico con lo cual quieren excusar su existencia los productores zoquetes es porque es un "reboot", y con eso creen que ya la hicieron pero no, no, no, Craven y Englund pueden estar tranquilos, la original no se puede superar....