martes, 14 de septiembre de 2010

10a. Semana de Cine Nórdico/III


Ganadora del FIPRESCI en la sección Panorama de Berlín 2009, Norte (Nord, Noruega, 2009), tercer largometraje -aunque primero de ficción- de Rune Denstad Langlo, se presenta hoy dentro de la 10. Semana de Cine Nórdico, organizada por la Cineteca Nacional con la ayuda de las embajadas y organizaciones culturales de los países participantes: Suecia, Noruega y Finlandia.
Norte se nos presenta como una agradable road-movie -¿o snow-movie?- en la que el treintón eternamente deprimido Jomar Henriksen (Anders Baasmo Christiansen) se levanta de su permanente postración para, en pleno invierno noruego, ir hacia el norte del título, en busca de un hijito que prácticamente no conoce. Por supuesto que, fórmula obliga, durante el camino Jomar se encontrará con un grupo de variopintos personajes tan solitarios/desplazados como él: una adolescente criada por su abuela en una casita perdida en la inmesidad de las nieves noruegas; un muchacho homofóbico (¿y acaso gay enclosetado?) que vive abandonado por sus padres en un cálido caserón con todas las comodidades posibles; un anciano octogenario que, contra los deseos de su familia, vive solo y su alma en una tienda de campaña, sobre un lago congelado...
Jomar se desplaza primero en una motonieve -que en algún momento ya no dará para más- y, después, a esquí limpio -el tipo, se supone, fue esquiador profesional alguna vez- por las blanquísimas nieves noruegas capturadas en su vastedad por la cámara de Philip Ogaard, mientras en la banda sonora escuchamos la partitura original de Ola Kvernberg, situada en los más gozosos acordes de la música country -sí, leyó bien: música country noruega y pegajosísima, además.
El resultado, insisto, no es nada extraordinario, pero esto no evita que sea, de todas maneras, enormemente disfrutable. Al final de cuentas, se trata de ver cómo este pobre diablo logra vencer su propia depresión -mal crónico en aquellas tierras, dice el lugar común- para salir al mundo y, literalmente, abrir los ojos.
No es por echarle la sal a esta amable snow-movie noruega, pero la cinta huele a inevitable remake gringo: con Seth Rogen, acaso, y ambientada en las nieves montañosas de Colorado. Conste que yo lo dije primero.

Norte se exhibe hoy en la Cineteca Nacional a las 18:30 horas.

2 comentarios:

Joel Meza dijo...

El fin de semana, como acostumbro, estaba oyendo el programa de radio de Garrison Keillor (A Prairie Home Companion, el mismo de la película de Altman), que produce desde Minnesota y generalmente hace sketches de la vida allá, satirizando, principalmente, la religión (luterana) y ascendencia (noruega) de la gente de esos lares. Esta historia suena justo como uno de esos largos sketches de Keillor, que a medida que avanzan se van haciendo más disparatados en cuanto a situaciones y personajes. A ver si me la topo un día de éstos. Y si no, pos veré la versión con Rogen (¿dirigida por los Coen, pa' amarrar la minnesotada? ¡Yah, yah!)

Diezmartinez dijo...

Sí, es cierto, en lugar de Colorado el remake tendría que estar ubicado en Minnesota (o en Canadá). Pero no, los Coen no podrían dirigir esto: demasiada misantropía para una historia tan amable.