miércoles, 1 de septiembre de 2010

Fiel infidelidad


"¿Tienes que ser fiel a una novela cuando la adaptas para el cine? Mi respuesta es no. No le debes fidelidad a nada. Tienes que hacer algunas variaciones de los temas que trata la novela porque: a) estás haciendo una película, no una novela filmada, y b) estás haciendo una película a la que tienes que agregar tus propios sentimientos y asociaciones...
Todo ese asunto de la fidelidad a la novela no tiene el menor sentido. Una novela es capaz de meterte en el interior de una persona, de sus sentimientos, de sus asociaciones... Es algo que las películas apenas pueden sugerir. Cuando te das cuenta de esto, entonces el asunto de permanecer fiel a la novela pierde todo sentido porque en el cine tú tienes que sustituir con algo fílmico -¡sorpresa, sorpresa!- todo lo que no puedes traducir del texto que estás adaptando...
De hecho, si piensas en algunas de las más grandes adaptaciones fílmicas -Las Uvas de la Ira, por ejemplo- uno verá que hay muchísimos cambios con respecto a la novela".

Karel Reisz (1926-2002) en una entrevista con Harlan Kennedy publicada en Film Comment (sept/oct 1981) con respecto a su obra mayor La Amante del Teniente Francés. La libérrima traducción es del regenteador de este blog.

16 comentarios:

marichuy dijo...

Ernesto

Siempre he creído que juzgar una película basada en alguna obra literaria, en función de su "fidelidad" a esta, es un absurdo. Que un film se base en determinada obra no significa que uno verá la novela trasladada al celuloide… página por página (cuadro por cuadro). El problema es que el 90% de los espectadores, y no pocos críticos de cine, parecieran esperar eso y por eso se dicen ‘muy decepcionados’ cuando no ven cada frase, situación y hasta punto y coma del libro, reflejado en el celuloide. Una cosa es una buena adaptación, un guión bien escrito a partir del libro y otra muy distinta que tenga que ser “su copia fiel filmada”.

Saludos

babel dijo...

Esto es lo que se llama un post necesario. Totalmente de acuerdo. Añado, al calor de ciertas críticas: el cine tampoco tiene porqué que ser "creible"... Pero eso es otro asunto, o no

Saludos.

Joel Meza dijo...

Esa es la razón por la que abandoné la serie de Harry Potter: En el papel, por aburridas. En el cine, por su fidelidad a las novelas.

Joel Meza dijo...

Y viendo la foto de Reisz tengo que preguntar: ¿Entonces todos, al hacernos viejos, estamos condenados a parecernos a Germán Dehesa?

Rodolfo Montalvo Medellin dijo...

Ja, ja, ja, Joel! Muy bueno eso de Germán Dehesa... ya en serio, y volviendo al tema del post de Ernesto, yo pienso que al hacer una película basada en una novela y serle fiel a esta, cabe preguntarse: ¿fiel a la lectura de quién? pues cada uno imagina a los personajes y los escenarios de una novela de acuerdo con su experiencia personal, es decir, cada uno se crea, su propia "película" mental de lo que está leyendo...

Saludos!!!

Me encanta este blog!!!

Diezmartinez dijo...

Marichuy: Como dices, las comparaciones son absurdas. La literatura y el cine tienen lenguajes diferentes.

Babel: Claro, el cine, como expresión artística, es un reflejo de la sociedad que la produce, pero no un reflejo exacto. Y no es realidad: y para la muestra, insisto, Vértigo de Hitchcock. Esa película -y muchas otras de él- no son "creíbles".

Joel: Yo leí el primer libro. No se me cayó de las manos, pero no me dieron ganas de leer los demás. Las películas las he visto por disciplina (y algunas no me han parecido tan malas pero tampoco son extraordinarias). Curiosamente, de la trilogía Millenium, ya leí el primer libro y la cinta me pareció una buena adaptación, con todo y cierto cambios inteligentes y significativos. Lo mismo para Shutter Island: el libro y la cinta funcionan cada uno por su parte, usando cada uno su propio lenguaje.

Rodolfo: Buen punto. Y gracias por la visita.

Diezmartinez dijo...

Babel: Por cierto, espléndido blog el tuyo. Deja coloco la liga correspondiente.

Joel Meza dijo...

Sobre lo que dice Rodolfo, yo tengo un ejemplo que generalmente, cuando lo traigo a colación, me plean chicos ojotes: yo sostengo que El Resplandor de Kubrick es fiel a El Resplandor de King. Más bien debería decir que es fiel a mi versión leída de El Resplandor.

Josafat M. dijo...

No'mbre, y luego los fanáticos de los cómics son aún peor. En total de acuerdo, libro, cine, cómic, cada uno tiene su propio lenguaje, ¿cuántas películas son imposibles de escribirlas?

optimistic dijo...

bravo!

todo un post lleno de razón.

Yo, igual por la etapa que la vi, me qudo con trainspotting, creo que es uno de los ejemplos que la obra cinematografica es mas valiosa que el libro.

El comic tiene un lenguaje exquisito... lamentablemente, siendo objetivos, son pocos... realmente pocos (comparandolos con el volumen de produccion) los que lo han podido llevar adelante.


Chris Ware, Milo Manara, Neil Gaiman, Moebius.

A proposito de Gaiman, Sandman posee una historia que jamás he visto o leido antes. Tal vez solo el comic pudo dar para contar esa historia, a ese nivel. Quienes lo hayan leido, me entenderan, y los que no, invitados están.

Josafat M. dijo...

Por ahí leí que Sandman se adaptará para una serie televisiva.

Tyler dijo...

Lo dirás de broma Joel pero ya se nos fue Don German...

tengo ganas de llorar, tantos años leyendolo caray

el poco vocabulario decente que tengo es gracias a él...

carajo

q.e.p.d.

Joel Meza dijo...

Dibodobadito.

optimistic dijo...

adaptacion de sandman? rumores...rumores...

ojala salgo algo digno..supuestamente ahora la que esta metida es warner, me agradaba mas cuando sonaba hbo

Guillermo dijo...

En las adaptaciones de juegos de video o rol sucede exactamente lo contrario: solemos esperar que sean totalmente fidedignas al material original, y si no lo son las llamamos una mierda. ¿Causas?

Josafat M dijo...

Es interesante lo que dices Guillermo, porque hay ciertos videojuegos que la experiencia es totalmente cinemática, por ejemplo, si tomamos el juego Bioshock (uno de mis favoritos) para el que ya lo jugó, verlo en película no tendría chiste, como que ese departamento se cuece aparte.