sábado, 23 de octubre de 2010

Julián Hernández y... ¿Sasha Montenegro?


De verdad, no lo tenía planeado. Ayer coloqué en el blog el corto de Armando Casas Para Vestir Santos (2004), producido por Roberto Fiesco, y hoy leo que el productor de cabecera de Julián Hernández está levantando un proyecto llamado Rencor Tatuado, protagonizado por Sasha Montenegro y dirigido por el propio Julián Hernández. La actriz, aparentemente, no ha dado el sí, pero el proyecto suena interesante, no sólo por la dupla Fiesco/Hernández sino porque el guión es de Malú Huacuja.
Ya lo había escrito antes por ahí y lo repito: acaso lo que necesita el talentosísimo Hernández y su equipo -incapaces de crear una imagen fea- es que alguien les escriba los guiones. Ya veremos, si Fiesco logra levantar el filme que, por la nota leída, suena a una especie de thriller con Sasha en plan de Vengadora Anónima. La nota de El Universal, aquí.

15 comentarios:

Tyler dijo...

Algo mas o menos como Agente Salt?

Joel Meza dijo...

Leyendo la nota, yo más bien entendí que alguien más será la vengadora anónima y Sasha Montenegro será una locutora "fundamental en la historia".
Supongo que una especie de voz de la conciencia, como el personaje de Joaquín Cossío en El Traspatio.

A la mejor ahí está la clave para jalar a público perdido: revivir glorias pasadas de los 70s y 80s. Yo pagaría por volver a ver en cine a Alfonso Zayas, Angélica Chaín, El Caballo Rojas, Rebeca Silva, etc., ahora bajo las órdenes de cineastas de esta década. Sería muy interesante.

Joel Meza dijo...

(Me acabo de acordar de aquel video de Plastilina Mosh con Lin May...)

Tyler dijo...

Oye Ernesto, como esta la onda con la historia del cine de este país? como pasamos de tener cine "normal" como el de los 50s y 60s a cine de ficheras y traileros en los 80s?

saludos

Diezmartinez dijo...

Tyler: De hecho, aunque no lo parezca, sí hay una continuidad entre cierto tipo de comedias populacheras de los 40/50 con el cine de albures de los 80. De hecho, el director de cabecera de Tin-Tan, Don Gilberto Martínez Solares, dirigió algunas de estas sexycomedias. Podemos argumentar, acaso, la degradación del gusto popular y el descuido estilístico de muchas -o la enorme mayoría- de esas películas, pero las cintas de ficheras sí tienen una especie de continuidad con el cine mexicano de la Epoca de Oro (vamos, "La Corcholata" es una versión lépera de "La Guayaba" "La Tostada").

Tyler dijo...

Y ya que ando de preguntón tengo una pregunta/observación Ernesto

Es idea mía o el cine de los 80s en Estados Unidos era mucho menos mojigato que el actual?

Es decir, fijate bien y actualmente es raro ver una pelicula hollywoodense donde algun personaje este fumando, tambien cada vez es mas dificil ver escenas de sexo mas o menos explicitas y en los ochentas hasta se regodeaban, mmmh que mas que mas.... bueno no se, segun yo en los ochentas las matanzas eran mas graficas que actualmente

no se, es solo una idea...

and what's more resilient than a virus?

AN IDEA!

an idea can grow up to define you...

jo

Diezmartinez dijo...

Tyler: Más bien, el cine hollywoodense de los 70. Durante los 80's inició el cambio hacia un cine gringo más mojigato, en efecto -bueno, si nos referimos al cine del mainstream, por supuesto.

Tyler dijo...

si por supuesto, hablo del cine mainstream

recuerdo que cuando salió esa película de La Boda de Mi mejor Amigo con Julia Roberts hubo voces que se quejaron de que Julia saliera fumando como chacuaco toda la película...

y yo dije, wtf?

en fin

el ojo en la cerradura dijo...

Pero Malú Huacuja del Toro - con todo el respeto que podría merecerse- ...(¿? )No más no. Y Julián Hernández que se cree la Marguerite Duras del cine mexicano... (¿?). El único nombre que despierta la curiosidad es el de la Montenegro. Pero bueno...

Joel Meza dijo...

Con razón me sonaba el nombre... Malú Huacuja del Toro escribió una cosa que se llama El Amor de Tu Vida, S.A., que leí (el guión) y ví (la película) en su momento. Ambos me parecieron aburridos y mal hechos.

El Duende Callejero dijo...

¿Pues hace cuánto que la Montenegro no sale frente a la cámara? ¿Y hará lo que hacía antes?

Ah, el morbo... El morbo.

Guillermo dijo...

Ya mejor postea el Diezmartinez FAQ, Ernesto.

Anónimo dijo...

de Malu Huacuja del Toro yo veia sus shows con Jesusa Rodriguez. Tambien vi "Amor por Television" y era divertidisima. no me la perdia.

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

A la pregunta de Tyler, también tendríamos que agregar la moda del destape en España. El post-franquismo hizo que "las suecas" (liberales, desnudísimas) invadieran las pantallas del cine mocho de ese país.
Las mujeres sexis siempre eran suecas; los hombres, "alfredos landa"; los impulsos reprimidos, liberados. La muerte de Franco y la desaparición de la censura desencadenaron la fiebre del destape. Un género en el que tipos bajitos, morenos y feos en ropa interior perseguían a actrices desnudas como Nadiuska o Ágata Lys. Género donde también brilló José Luis López Vásquez.
Siguiendo ese ejemplo, ¿no podría haber un símil entre la Madre Patria y el cine de ficheras? Los productores al ver el éxito en España, no dudaron en enjaretarnos ese cine: poco afecto a la pretensión pero exitoso en taquilla.

Saludos.

Diezmartinez dijo...

Tyler: Una de las cosas que más llama la atención de Mad Men, la serie ubicada en los 60, es la cantidad de cigarrillos que fuman y la cantidad de alcohol que toman todo el tiempo. Nos hemos vuelto mojigatos y políticamente correctos. Y más sanos, a lo mejor.

Ojo: Bueno, Julián Hernández hace un cine visualmente bellísimo. Su problema, a últimas fechas, ha sido sus historias. Pero es un problema desde mi percepción, claro. Hay otros que no lo creen así. Lo que no se puede negar, creo, es el talento de Hernández y de su equipo.

Duende: ¿Casarse con exPresidentes? Salinas está casado, ¿no? Además, tampoco le deseo el mal a doña Sasha.

Anónimo: Amor por Televisión... Confieso no haber visto eso.

Velvet: Buen planteamiento. Sí, puede ser: el "destape" fue más o menos simultáneo -ya en los 70's empezó a haber desnudos y palabrotas en el cine mexicano. Gusto en verte de nuevo en los comentarios.