lunes, 25 de octubre de 2010

Los Amigos del Cine


Hace cuatro años, más o menos, recibí una serie de correos electrónicos de un lector que me pedía opiniones, referencias, recomendaciones, listas de películas y de autores de libros sobre cine... Como es mi costumbre -y los lectores de este blog no me dejarán mentir- contesté esos correos con todo gusto.
Siempre he creído que es mi deber con el lector -de los diarios en los que escribo, de lo que pergueño en este blog casi a diario y de mi cronología en twitter- contestar todo aquello que pueda contestar y hacerlo de la manera más concienzuda posible. La enorme mayoría de las veces, la experiencia ha sido gratificante.
Y más lo es cuando me topo con un lector que, años después de haberle recomendado leer a David Bordwell y revisar la obra de unos cuantos cineastas claves, me dice que ha fundado en el Centro de las Artes de San Luis Potosí, un club de cine en donde se reúnen a ver películas y discutir sobre ellas. Me atribuye este lector que, al recomedarle a Bordwell y a sus libros, ya se ha hecho de una videoteca de varios miles de películas. Y no sólo eso: esta misma pasión es la responsable de la apertura de un blog llamado Los Amigos del Cine.
Frater Ignatius -así firma sus textos en el blog- me atribuye demasiadas cosas. En todo caso, acepto la responsabilidad de señalar algunas líneas, algunos caminos, algunos cineastas, algunos autores... El amor por el cine no se puede contagiar: tengo la sensación que Frater Ignatius ya la traía consigo. En todo caso, acepto ser, como me lo pidió, ser el padrino virtual del blog. Que tenga muchas entradas y que sus autores sigan viendo mucho cine. Y que así sea.

12 comentarios:

Champy dijo...

Chingón.

Lo ves?

Tu solito has escrito rebien lo que te he intentado explicar varias veces.

"Se siembra porque es costumbre" dice por ahí un huapango muy biutifuleado...y ahí si, no la regó.

2046

fritzio dijo...

habrá que ponerse al habla y a la lectura y al disfrute. para compartir. gracias.
mariquita, quita quita, quítae dolor y penas...
cosas del cine, también.
saludos

fritzio dijo...

aprovecho para preguntar dónde, por cierto, se consigue vértigo, el libro.
hoy si hizo ping el blog.
un uso creativo, ejercicio encomiable, el del twitter

Diezmartinez dijo...

Saludos, Fritzio. Se supone que, como fue editado por un instituto de cultura, me dicen que en las librerías de Conaculta, Educal, similares y conexas, deben encontrarse. Espero que así sea: ya sabes que ese es el problema con los libros editados por el Estado. El chiste es editarlos, cumplir con el plan de trabajo, presentarlos en sociedad... y luego embodegarlos, no vaya a ser que alguien lo quiera leer o comprar. Bueno, me paso de sarcástico: a lo mejor sí está en Conaculta o Educal y yo aquí echando bronca tan temprano... Saludos otra vez.

fritzio dijo...

lo quiero comprar y lo quiero leer. de eso se trata, entre otras cosas, disfrutar el cine.
me voy a empeñar en conseguirlo. donde lo he pedido se me quedan viendo como si estuviera pidiendo algo que, en efecto, no existiera. más saludos

Anónimo dijo...

Con la misma referencia que me dio Ernesto hace algunos días sobre el posible paradero del libro, me dirigí a la librería de CONACULTA aquí en Toluca. Después de dar pelos y señales el resultado hasta el momento ha sido infructuoso. No aparece en el "sistema".
Ya que nos diga si se quedó con todos.

Saludos

Joel Meza dijo...

Chilo. Yo ya los estoy siguiendo.

fritzio dijo...

CONACULTA (cuando no es más que un consejo cnca sin mayor rumbo) tiene, seguramente, instrucciones muy precisas que, en el marco de las leyes que nos rigen, algún dia permitirá que cualquiera que quiera leer, ver cine, hacerle al arte, tenga posibilidad real de conocer lo que otros haceb y no son, por circunsantcias, familiares --por ecirlo de algún modo- del ejeutivo en turno.
si yo encuentro algunos volúmenes, los compro. y hablamos. saludos

Anónimo dijo...

Ernesto, ya habia escuchado a Bordwell como alguien digno de ser leido, pero al oirte a ti mencionarlo ahora si que me dare oportunidad de visitarlo. Cual libro de Bordwell recomiendas en particular?... en la biblioteca enontre varios y quisiera echarle un ojo al que consideres mas relevante para empezar con el.
Es mi primera comentario en tu blogg pero tratare de frecuentarlo mas... ya que bien lo vale. Saludos.

JC

El Duende Callejero dijo...

Pos yo también ya lo sigo, pero igual espero que Joel me explique para qué sirve eso de "seguir"... Y sobre el libro... Ah, eh, ih, oh, uh... Tengan fe hermanos, aparecerá (quizá en una feria del libro, en un stand de esos regionalizados).

Diezmartinez dijo...

Fritzio, Duende: Dios los oiga. O el Poeta.

JC: Gracias por entrar al blog y más por comentar. Como diría perogrullo, hay que empezar por el principio: El Arte Cinematográfico, escrito con su mujer, Kristin Thompson. De ahí en adelante y pasada esa aduana, podrías seguirle por cualquier otro: su libro sobre narrativa, sobre Hollywood y, ya más especializado, uno sobre Ozu (aunque éste es gratuito: él mismo lo ha subido a la red para compartirlo) y otro sobre crítica de cine. Entre muchos más. Pero empieza con El Arte Cinematográfico. No tiene desperdicio.

Anónimo dijo...

Gracias, me imaginaba que ese es el de rigor para comenzar. Lo malo es que cuesta un ojo de la cara, trataré de conseguir una edición más viejitas (no creo varié mucho en su contenido mas relevante).

JC