martes, 16 de noviembre de 2010

52 Muestra Internacional de Cine/IV


Del perdón al olvido (Life During Wartime, EU, 2009), sexto largometraje de Todd Solondz, es la tardía y redundante secuela de la más lograda Felicidad (1998) que, en mi opinión, sigue siendo la película más redonda de toda su filmografía.

Estamos ubicados diez años después de lo que sucedió en Felicidad: las tres hermanas Jordan ya no viven en Nueva Jersey sino en Florida (Trish y Joy) y California (Helen); el marido pedófilo de Trish, Bill, acaba de salir de la cárcel después de purgar su condena por haber violado a dos niños; y los tres hijos de Trish y Bill siguen creciendo: Billy estudia antropología e investiga el comportamiento incestuoso de unos monos; Timmy está a punto de celebrar su bar-mitzvah y la niñita Chloe se toma su dosis diaria de litio y va a clases de karaoke. Los tres muy felices...


Mi crítica completa de Del Perdón al Olvido se publica hoy en la sección Cultural de Reforma. La crítica de Carlos Bonfil, más entusiasmada que la mía, está aquí.

Del Perdón al Olvido
se exhibe hoy en la Cineteca Nacional a las 11 y a las 17:45 horas. Más días y horarios, acá.

13 comentarios:

Joel Meza dijo...

Una niña con litio y clases de ¿karaoke? No sé qué es más triste.

Diezmartinez dijo...

Bueno, cuando no hay litio, toma Prozac... Media pastilla.

Joel Meza dijo...

Erensto, leí la crítica de Bonfil (la tuya no porque ya no tengo cuenta del reforma.com) y, sobre tu comentario de que es una secuela tardía, tengo una pregunta. ¿Es tardía porque lo que plantea ya no es necesario a los personajes o a la historia, o simplemente porque llega once años después? Por lo que dice Bonfil, a mí me parece interesante este tipo de secuelas, que de alguna forma pierden valor al verlas inmediatamente después de la original. Yo ví Happiness en su momento (y me carcajeé de lo lindo: recuerdo que una amiga me dijo al día siguiente "ayer te oí en la última función de Happiness") y no la recuerdo toda pero sí tengo muy presentes algunas situaciones críticas de varios de los personajes. No la volvería a ver para ver esta secuela. Me pregunto si así, en tiempo real, me resultaría redundante. Y/o tardía.

Joel Meza dijo...

Por cierto, también me pregunto si viéndolas en tiempo real resulta complicado identificar/recordar a los personajes con otros actores. Me gustaría mucho ver al personaje de William H. Macy ahora por Ciarán Hinds.

Diezmartinez dijo...

Joel: Ciarán Hinds hace el personaje de Dylan Baker. William H. Macy no aparece en Felicidad.

Y digo tardía por el tiempo (once años entre una y otra). La bronca es que, además, creo que sí es necesario volver a ver Felicidad... Si no la hubiera revisado no habría recordado, estoy seguro, muchas de las referencias que se sueltan en Life During Wartime.
Creo que es redundante porque no agrega mucho a Felicidad y a la obra de Solondz: otra vez seguimos a las tres hermanas pero ahora realmente sólo una nos (bueno, me) interesa: Trish, sus tres hijos y su exmarido pedófilo. Las otras dos hermanas no aparecen (Helen hace un cameo extendido) o sí aparecen pero su trama no es particularmente interesante, como sucede con Joy (aunque nos da la oportunidad de volver a ver a Pee-Wee Herrman en forma de fantasma irritante e insistente).
En fin: no es lo mejor de Solondz pero su cine siempre es interesante.

El Duende Callejero dijo...

Y me pregunto...

¿Qué caso tiene una secuela a una película cerrada hace, qué, once años?

¿Qué caso tiene una secuela en la que los viejos personajes son interpretados por otros actores?

¿Qué caso tiene revisar otra vez los personajes que poblaron otras películas suyas: la de la casa de muñecas y palíndroma, en plan cameo?

¿Qué caso, pues...?

Joel Meza dijo...

Chin, entonces sí la tengo que ver otra vez, porque siempre que traigo de memoria esa escena del padre confesando su pedofilia a su aterrado hijo, le pongo la cara de William H. Macy. Es cierto, es Dylan Baker.

Joel Meza dijo...

Duende, supongo entonces que tampoco te gustó Tiburón IV: La Venganza. No, pos nada te gusta.

Diezmartinez dijo...

Duende: Pues la historia del pedófilo sí tiene sentido y fuerza. Las otras dos, no.

El Duende Callejero dijo...

Joel: Tiburón sólo hay una ¿De dónde sacaste que había 4? Es como Star Wars... Sólo hay tres ¿no? Por ahí dicen que son seis... Ni madres... Son tres...

Diezm... Ah, mire... Entonces, deberemos hacer algo llamado "Pedofilia, once años después: una historia de amor"...

Tyler dijo...

El final de la uno es gracioso...

Abraham dijo...

Empieza muy bien, ese par de escenas absurdas con las parejas en una dizque cena romántica son geniales, pero se le cae pronto la comedia y los personajes deambulan por muchos momentos. Aún así hay diálogos que me hicieron reir demasiado, aunque estuvo lejos de la genialidad de cosas como "Un hombre serio" o "El arte de llorar en coro".

Pero aprecio ese tono exagerado y absurdo, nada sencillo de lograr. Ojalá hubiera sido más consistente. Agrego Happiness a mi lista de pendientes.

Anónimo dijo...

Yo revisé "Felicidad" está semana pues recordaba poco y creo haber elegido bien, las referencias se entienden mejor.

En cuanto a la película, creo que Solondz quiso tentarse el corazón con los personajes que vapuleó en "Felicidad"; pero terminó engolosinandose con la cantidad de ellos (en la 1era todos tienen un mejor desarrollo, en está no). Como apunta Ernesto, las dos hermanas salen sobrando. Solo la familia del pedófilo es interesante.

Saludos!!

Javier C.